49º Festival Internacional de Cine de San Sebastián

Secciones

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Apunta tu correo

 

LA BUTACA - Revista de Cine

[Especial 49º Festival de San Sebastián] [Películas] [Palmarés]


APOCALYPSE NOW REDUX


cartel Dirección: Francis Ford Coppola.
Año original: 1979.
Año redux: 2001.
País: USA.
Duración original: 153 min.
Duración redux: 205 min.
Interpretación: Marlon Brando (Coronel Walter E. Kurtz), Robert Duvall (Teniente Coronel Bill Kilgore), Martin Sheen (Capitán Benjamin L. Willard), Frederic Forrest ('Chef' Jay Hicks), Albert Hall (jefe Phillips), Sam Bottoms (Lance B. Johnson), Laurence Fishburne (Larry Fishburne), Dennis Hopper (reportero gráfico), G.D. Spradlin (Teniente General R. Corman), Harrison Ford (Coronel Lucas), Scott Glenn (Capitán Richard Colby).
Guión: John Milius y Francis Ford Coppola; basado en la novela "El corazón de las tinieblas" de Joseph Conrad.
Producción: Francis Ford Coppola.
Música: Carmine Coppola, Francis Ford Coppola y Mickey Hart.
Fotografía: Vittorio Storaro.
Montaje: Lisa Fruchtman, Gerald B. Greenberg, Richard Marks y Walter Murch.
Diseño de producción: Dean Tavoularis.
Dirección artística: Angelo Graham.
Vestuario: Charle E. James.
Decorados: George R. Nelson.
Estreno en España: 20 Septiembre 2002.

CRÍTICA por Mateo Sancho Cardiel
Valoración:

  Cuando Francis Ford Coppola presentó en 1979 su película "Apocalyspse Now" en el Fes-tival de Cannes, no la describió como una pelí-cula sobre la Guerra de Vietnam, sino como la propia contienda captada por unas cámaras bien dirigidas, que la descalifican como docu-mental. Ese año ganó la Palma de Oro, y vein-tidos años más tarde Coppola ha decidido reeditar la que es para muchos su obra maestra, tal como él hubiera querido: sin recortes ni censuras. El re-sultado es, en funciones, el mismo que el original, y la sensación general es la de que el material era prescindible anque interesante. Pero, desde luego, para los que hemos podido ver por primera vez esta película, el impacto ha sido tremendo, más aún cuando ha sido proyectada en loor de multitudes en el Velódromo de Anoeta.

  Con una duración alargada de tres horas y veinticinco minutos, no hay mayor elogio que su ausencia de concesiones al aburrimiento. Es una película lenta, pero intensa, cargada de significado. Nos muestra los entresijos de una guerra en la que hubo gente que fue de viaje de estudios a un país que, aparentemente, no presentaba grandes dificultades, y se encon-traron con la cara más dura de la vida, con una prensa que no contaba toda la verdad por no dañar el orgullo de los yanquies y enmascaraba un verdadero infierno. Por encima del dolor físico, se enfrentaban a un fuerte ataque psico-lógico, en una tierra agreste, ante un enemigo tenaz y con una situación de alarma continua. Gente sin preparación ni madurez, que lastraron una guerra por confiar demasiado en una superioridaad inculcada en sus mentes desde que nacieron y que daba como consecuencia la insensatez y la irreponsabi-lidad. Se trata de escenas de guerra que son plasmadas en el celuloide con lirismo, con humanidad, con belleza, a través de la deslumbrante fotografía, de los perfectos ángulos de cámara y con la utilización par-ticularísima de la música.

  Pero, contradiciendo al director, creo que esta película tiene gran parte de factor cinematográ-fico, en el mejor sentido de la palabra. Porque, afortunadamente, no es sólo la guerra lo que sentimos, sino que nos apasionamos con la búsqueda del enigmático Coronel Kurtz. Un personaje tan bien construido desde la au-sencia que acapara un extraño y malsano protagonismo, desbordado cuando se llega a ese universo dantesco que ha tomado como su hogar. Y es en-tonces cuando Marlon Brando aparece, entre luces y sombras, para cul-minar la película con una serie de secuencias del todo memorables. Es un psicópata de los que entusiasman, de los nacen fruto de la mentalidad fanática estadounidense y cuya filosofía de vida es tan aterradora como sugestiva. Un personaje cumbre en la película, que la determina y que influye directamente en la del resto de individuos: al interpretado de forma intros-pectiva por Martin Sheen, que seguirá la investigación y sentirá la contra-dicción entre la atracción y el rechazo, al de un desquiciado Dennis Hooper, rendido a su carisma o el de toda una comunidad de indígenas que lo adoran como su Dios.

  "Apocalypse Now" es, en definitiva, una obra única en la Historia del Cine, por sus características, por su poder y por ser un filme redondo, efecto quizá más conseguido en la versión de 1979. Es la muestra de un talento grandioso de su irregular y muchas veces desconcertante director, de su plausible ca-pacidad para controlar este enloquecido proyecto y conseguir, además, una de las obras maestras de todos los tiempos.


Imágenes de "Apocalypse now redux" - Copyright © 1979-2001 Zoetrope Studios. Distribuidora en España: Vértigo Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Apocalypse now redux"
Añade "Apocalypse now redux" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo


© 2001 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.