49º Festival Internacional de Cine de San Sebastián

Secciones 'La Butaca'

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Contenidos
Contacto
Añadir a Favoritos

  LA BUTACA - Revista de Cine

[Especial 49º Festival de San Sebastián] [Películas] [Palmarés]


LA HABITACIÓN DEL HIJO
(La stanza del figlio)
..................................................................................................................

cartel Dirección: Nanni Moretti.
Año: 2001.
Países: Francia / Italia.
Duración: 100 min.
Interpretación: Nanni Moretti (Giovanni), Laura Morante (Paola), Jasmine Trinca (Irene), Giuseppe Sanfelice (Andrea), Silvio Orlando (Oscar), Claudia Della Seta (Raffaella), Stefano Accorsi (Tommaso).
Guión: Nanni Moretti, Linda Ferri y Heidrun Schleef.
Producción: Nanni Moretti y Angelo Barbagallo.
Música: Nicola Piovani.
Fotografía: Giuseppe Lanci.
Montaje: Esmeralda Calabria.
Diseño de producción: Giancarlo Basili.
Vestuario: Maria Rita Barbera.

..................................................................................................................

CRÍTICA

Manuel Martínez March

Una persona está, vive. De pronto, un día cualquiera, deja de estar. Muere, y su muerte trae consigo un reguero de dolor e impotencia para aquellos con quienes compartía su vida, sus afectos, ya sean sus padres, hermanos, amigos. Y es precisamente de ese dolor, de esa impotencia, de lo que habla la última película del italiano Nani Moretti.

Moretti, que tras su brillante Caro Diario defraudó grandes espectativas con Abril, demuestra con esta cinta que el talento mostrado por aquélla no era pasajero. La habitación del hijo, sin embargo, poco tiene que ver con sus anteriores películas, en las que Moretti se convertía a sí mismo en personaje y protagonista, lo cual fue acierto en el primer caso y error en el segundo. En esta ocasión, sin embargo, interpreta otro papel. Es decir, no se interpreta a sí mismo sino a un psicoanalista cuya célula familiar se ve convulsionada por la muerte de uno de los hijos. La película gana con ello en fuerza emocional, al no desviarse la atención hacia el personaje de Moretti. De lo que se trata aquí es de hacer un retrato de una familia de clase media enfrentada a una tragedia, que no por abrumadora es menos cotidiana.

Quizá se pudiese dividir la cinta en dos partes, una primera en que se muestra con pulso atento y sencillo la vida diaria de una familia y, una segunda parte, que arranca con la muerte de uno de sus miembros y da fe, también con envidiable austeridad, de las secuelas psicológicas más inmediatas de la muerte de un ser querido. Esta división queda reflejada en la misma estructura formal de la película, que deja de un lado los planos medios y generales en los que se ven a los cuatro miembros de la familia en una misma imagen para pasar al uso de planos más cortos en los que tan solo se encuadra a cada uno de ellos por separado. El dolor y la soledad que produce la muerte y sus silencios salpica con sutilidad la pantalla. Porque, en efecto, quizá sea éste el mayor logro de esta película: su claridad. Lejos de utilizar el dolor humano como modo de espectáculo, Moretti muestra una ingente cantidad de sensibilidad al tratar el complejo entramado psicológico que deja tras de sí una tragedia. En fin, es una película que habla de sentimientos, de la vida, del dolor y de todo aquello que los seres humanos deben afrontar. Y es de eso, de seres humanos, de lo que finalmente habla siempre el arte.

..................................................................................................................

<< Página principal de La habitación del hijo


Imágenes de La habitación del hijo - Copyright © 2001 Sacher Film, Bac Films y Le Studio Canal+. Todos los derechos reservados.

..................................................................................................................

© 2001 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.