49º SEMANA INTERNACIONAL DE CINE DE VALLADOLID
LA BUTACA - Revista de Cine


COBERTURA DE LA 49ª EDICIÓN DE LA SEMINCI
                                          22 - 30 Octubre 2004

 

 

 

 

 

 

 


 

PELÍCULAS   CRÓNICAS   PALMARÉS

NADIE SABE
(Nobody knows) (Daremo shiranai)


Dirección y guión: Hirokazu Kore-eda.
País:
Japón.
Año: 2004.
Duración: 141 min.
Género: Drama.
Interpretación: Yuya Yagira (Akira), Ayu Kitaura (Kyoko), Hiei Kimura (Shigeru), Momoko Shimizu (Yuki), Hanae Kan (Saki), You (Keiko, la madre).
Producción: Hirokazu Kore-eda.
Música: Gontiti.
Fotografía:
Yutaka Yamazaki.
Montaje: Hirokazu Kore-eda.
Diseño de producción: Toshihiro Isomi y Keiko Mitsumatsu.
Estreno en España: 13 Mayo 2005.
Estreno en Japón: 7 Agosto 2004.

CÓMO SE HIZO "NADIE SABE"
Notas de producción © 2004 Golem

La producción

  El rodaje empezó en otoño de 2002 y siguió hasta el verano de 2003 durante las cuatro estaciones del año. Kore-eda montó la película a medida que la rodaba, lo que le permitió trabajar en la construcción de cada parte en función de lo que acababa de montar.

  Hizo todo lo posible para que los jóvenes actores aficionados se sintieran cómodos y dispuestos a comunicarse. Adaptó sus técnicas de realización para poder filmarlos con mayor precisión. El rodaje se realizó en orden cronológico. Los niños se desarrollaron física y psicológicamente en la vida real a la vez que los personajes que encarnaban en la película.

  En sus anteriores películas, Kore-eda ya había utilizado técnicas propias del documental. En NOBODY KNOWS va aún más allá y consigue borrar la frontera entre la ficción y el documental.

  Kore-eda describe la evolución de los sentimientos de los jóvenes personajes a través de su vida cotidiana en un pequeño piso de Tokio: laca de uñas, un piano miniatura, sandalias que hacen ruido, un cuenco de pasta instantánea, un caja de bombones.

  Su objetivo no se limita a enseñar el universo de esos niños abandonados, también quiere mostrar la dulzura y la hermosura de la infancia.

  Para hacer el papel de madre despreocupada, Kore-eda escogió a You, una estrella de televisión que nunca había trabajado para la gran pantalla. El famoso dúo Gontiti compuso para la película una música suave basada en guitarra y ukelele que hace resaltar el universo de los niños. La cantante Takako Tate, que interpreta a la cajera del supermercado, canta “Jewel”, el tema final de la película.

La historia

  OTOÑO: Keiko y sus cuatro hijos, Akira, Kyoko, Shigeru y Yuki, acaban de mudarse a un pequeño piso de Tokio. Keiko decreta las reglas: está prohibido gritar y salir del piso, ni siquiera al balcón. El casero les echaría si se enterase de que Keiko cuida sola de sus cuatro hijos. Cada uno es de un padre diferente y ninguno va al colegio. Akira tiene doce años y cuida de sus hermanitos siempre que su madre se va para ir a trabajar. Es una familia afectuosa y unida que disfruta de cada momento de la vida. Pero un día, Keiko desaparece dejando un poco de dinero y una nota para Akira: “Mamá tiene que irse unos días, cuida de Kyoko, Shigeru y Yuki”. Acaba de empezar una nueva vida para los cuatros niños que se han quedado solos y a quien nadie conoce.

  INVIERNO: Ha pasado un mes desde que Keiko se fue. Los cuatro niños se las arreglan y respetan las reglas impuestas por la madre. Un día, Keiko aparece si avisar, cargada de regalos. No se queda mucho tiempo. Recoge ropa de invierno y promete volver para Navidad. Pero no vuelve. El día de año nuevo, al ver que no viene, Akira marca un número de teléfono que ha encontrado. Su madre contesta presentándose como la Sra. Yamamoto. El niño cuelga sin decir nada. Se ha dado cuenta de que su madre les ha abandonado, pero no quiere que sus hermanos lo sepan.

  PRIMAVERA: Keiko ya no manda dinero. Los niños no pueden pagar las facturas. Akira decide que debe cuidar mejor de sus hermanos. Es consciente de que deben estar unidos. Los cuatro salen del piso juntos por primera vez. Están locos de alegría por estar al aire libre después de tanto tiempo. Compran cosas que les apetecen en el supermercado y van a jugar al parque.

  VERANO: Ahora los niños salen cada día. Les han cortado el agua y la electricidad. Aprovechan para coger agua y lavar la ropa en el parque. Allí suelen ver a una chica con uniforme de colegio. Se llama Saki y ya no va a clase. Suspicaz al principio, acaba por trabar amistad con Akira. Por otra parte, Akira empieza a dar señales de desaliento.

Un hecho real

  Según declara el director, «la película se inspira en un hecho real conocido como “el suceso de los cuatro niños abandonados de Nishi-Sugamo”. Ocurrió hace 16 años, en 1988. De padres diferentes, los niños no habían ido al colegio ni existían legalmente ya que no se declaró su nacimiento. Después de que la madre les abandonara, vivieron solos durante seis meses. La muerte de la más pequeña puso un fin trágico a la aventura. Lo más extraño es que ninguno de los inquilinos del inmueble sabía de la existencia de tres de los niños. Este suceso hizo que me planteara varias preguntas. La vida de esos niños no pudo ser únicamente negativa. Debieron disfrutar de momentos de complicidad, de alegría, de tristeza y de esperanza. No quería mostrar el “infierno” visto desde fuera, sino la “riqueza” de sus vidas desde dentro».

Un periodo de 15 años

  «Me costó mucho concretar el proyecto. Transcurrieron 15 años desde que escribí el primer guión. ¿Seguía siendo un suceso actual 15 años después? Antes de lanzarme a hacer la película, debía hacerme esa pregunta. Según las estadísticas del Ministerio de Educación, el número de niños entre 7 y 14 años con domicilio desconocido ha bajado de 533 en 1987 a 302 en 2000. Pero estas cifras sólo se refieren a niños cuyo nacimiento ha sido declarado. Si se tiene en cuenta que la natalidad ha bajado, podemos suponer que hoy en día hay un mayor número de niños que viven clandestinamente como les ocurre a Akira y sus hermanos. Este asunto no es un caso aislado en Tokio, es un problema social que nos concierne a todos. El protagonista de la película no representa al muchacho del suceso de 1988, sino a alguno de los miles de niños que viven entre nosotros sin que sepamos nada de su existencia», explica Kore-eda.

Una segunda realizadora

  «You es una persona que vive el momento. Entendí enseguida que me aportaría la despreocupación positiva que buscaba. Llegó al rodaje sin haber preparado nada; ni siquiera se había leído el guión que le había entregado. Puede interpretarse como descaro y confianza en sí misma. Además de ser muy espontánea, sabía cómo volver a meter a los niños dentro de la película cuando se alejaban de la historia. Por eso la impliqué en la dirección de actores pidiéndole, por ejemplo, que hiciera reír a Akira. Puede decirse que fue una segunda realizadora durante el rodaje», comenta Kore-eda.

La selección del piso

  Continúa el realizador acerca del rodaje: «El setenta por cien de la película transcurre en el piso. Para realizar tomas diferentes del interior, pensé que sería mejor que hubiese una terraza. No debía tener ascensor para que se viera al protagonista subir y bajar las escaleras al principio y al final de la película. El piso que escogimos reunía todas esas condiciones. Además, es un primer piso y está al fondo de un pasillo oscuro, el sitio ideal para que una madre se esconda con sus hijos. La ventana que da a la escalera me sirvió para dar un toque de suspense a la vida de los niños. El piso tiene dos habitaciones: el dormitorio de la madre con tatamis da a la terraza, y la cocina y el salón dan al pasillo. La superficie total es de 41,3 metros cuadrados. Todo transcurre en ese universo».

Las chocolatinas

  «El guión era muy detallado y los niños aportaron numerosos cambios de forma espontánea. Muchos cambios se deben a que Yuya, que interpreta a Akira, creció mucho durante el rodaje. Pero también porque, por ejemplo, imaginé que a la pequeña Yuki le gustarían los caramelos de fresa, pero me dijo que prefería las chocolatinas. Hiei, que interpreta a Shigeru, comió muy poco en el rodaje porque casi no le gusta nada. Por suerte, imaginamos que le gustaría la pasta instantánea y, efectivamente, le gustaba. En la escena en la que come sopa de arroz le dejé improvisar. Durante el casting se presentó una niña con sandalias que hacían ruido. Me gustó la idea. Cuando Yuki sale a buscar a su madre, lleva sandalias como las de aquella niña».

Las mandarinas

  «Cuando era niño plantaba flores, frutas y verduras, incluso un mandarino que sigue en la terraza de mi madre. Esta película no sólo se nutrió de los niños con los que trabajé, sino también de mi infancia, a partir de detalles y sentimientos que me afectaron entonces (la ansiedad mientras esperaba el regreso de mi madre, la tristeza al perder a un amigo). Me separan muchos años del protagonista, pero nací en Tokio y siempre he vivido aquí. Por eso creo que es el lugar que mejor puedo describir. Conozco el universo de esos niños y he tenido sensaciones similares a las suyas. Por eso, y siguiendo este espíritu, he dejado parte de mí mismo en la película», termina Kore-eda.


Imágenes y notas de cómo se hizo "Nadie sabe" - Copyright © 2004 TV Man Union, Bandai Visual, Engine Film, C-Style y Cine Qua Non. Distribuida en España por Golem. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Nadie sabe"
Añade "Nadie sabe" a tus películas favoritas
Opina sobre "Nadie sabe" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Nadie sabe" a un amigo
 

OTRAS PELÍCULAS DEL FESTIVAL

2046     Bin-jip     Domicilio privado (Private)     Het zuiden     La cara oculta de la luna (La face cachée de la lune)

Suscribe tu correo para recibir gratis los boletines de La Butaca:

Copyright © 2004 LaButaca.net - Revista de Cine. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.