50º FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN
      
Películas         
Crónicas           
Imágenes             
 Palmarés                




 





LA BUTACA - Revista de Cine
Revista de Cine

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos

Apunta tu correo


 

IMÁGENES DEL DÍA









Fotos © 2002 Eñaut Mateos Gómez. En colaboración con Ciberanika.com


 

 


50º FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE
DE DONOSTIA - SAN SEBASTIÁN
19 - 28 Septiembre 2002

 CRÓNICA DEL LUNES 23

Rubén Corral, San Sebastián

  Hay abucheos para todos. Javier Bardem, que es irascible en “Los lunes al sol”, en su papel de Santa, junto a Fernando León de Aranoa, que es su director, y Elías Querejeta, que es su productor, han presentado esta mañana la última película del director de “Caminantes” en el Festival de San Sebastián. El encuentro con los periodistas no ha hecho más que confirmar las sospechas levantadas por la propia película en el pase de prensa del día anterior por la tar-de: las diferentes perspectivas sobre la realidad laboral española que se tiene desde la película y desde algunos acreditados en este festival.

Imagen de "Los lunes al sol"  El fuego lo abría un periodista que posteriormen-te sería abucheado en otra intervención (no sólo de protestar contra la pésima calidad de “La vida prometida”, la película francesa protagonizada por Isabelle Huppert, vive el acreditado en San Sebas-tián). No se creía que la realidad obrera española fuera así. Al menos no en la actualidad. Quizá ha-ce algunos años. Ahora el problema esencial es la inmigración ilegal, asegura el acreditado. Fernando León de Aranoa justifica su posición: a diferencia del criterio –perdón, prejuicio– del (quizá) periodista, el guión del film está respaldado por una labor de documentación que ha llevado a él y su equipo dos años de redacción. Elías Querejeta, sin que nadie le pregun-te nada, se dirige a los congregados: “¿vosotros creéis o no que la realidad obrera en España en la actualidad se parece a ésta?”. Tímidas y cada vez menos palabras de asentimiento. Ustedes deciden quién tiene razón, si es que alguien la tiene.

  En la sección oficial también se presentaba la película “Hafid”, del práctica-mente neófito en labores de dirección de largometrajes Baltasar Kormákur, del que todavía se puede recordar –pese a su fugaz paso por la cartelera esti-val– “Reykjavik 101”. De nuevo el director islandés se resguarda las espaldas en un concepto bastante extraño de la familia. En este caso, más que extraño (premeditadamente alterado era el de su primer largometraje, protagonizado por Victoria Abril), podría hablarse de enfermizo. Las ideas de Kormákur hacia su país no parecen, desde luego, muy positivas. O eso o le encanta hacer hinca-pié en el hecho diferencial que supone para la salud mental de sus habitantes, vivir en una nación-isla que limita con el Círculo Polar Ártico. En cualquier caso, en esta ocasión tampoco abandona su lado cómico, aunque la virulencia con la que retrata a una familia en proceso de desintegración prácticamente sepulte un lado –también inútil– del film. Porque lo que nos muestra Kormákur lo he-mos visto ya muchas veces y, lo que es peor, sobre todo en los últimos tiem-pos.

  En lo referente a visitas, hoy recibía el premio Donostia el polifacético Dennis Hopper y, además, el nonagenario Manoel de Oliveira se ha plantado más fresco que una lechuga en el Kursaal para presentar no una película suya, sino una versión restaurada del clásico de Max Ophuls “Lola Montès”.

Imagen de "Ten minutes older - The trumpet"  Por último, en la zona abierta se vivieron mo-mentos de auténtica emoción con la muestra –por fin– de la primera parte del proyecto “Ten minu-tes older”. Titulado “The trumpet”, son los di-rectores Aki Kaurismäki, Víctor Erice, Jim Jarmusch, Werner Herzog, Wim Wenders, Spike Lee y Chen Kaige los encargados de de-mostrar que esta primera parte era la que recogía los mejores trabajos de los encomendados (a ex-cepción del horroroso firmado por el presidente del jurado de esta edición), sin olvidar que tanto Bernardo Bertolucci como Jean-Luc Godard lograron algo más que fuegos artificiales en la segunda parte del proyecto, “The cello”. Además, en busca del premio a los nuevos directores marcha Jean-Pierre Sinapi, cuyo segundo largometraje (el primero, “Nationale 7”, fue premiado ya por el público en San Sebastián hace dos años), “Vivir me mata”, agradó –y mucho– a la prensa: una historia de padres y hermanos, cuya carga social y sentimental supera en profundidad y efectividad –con mucho– a propuestas supuestamente más trascendentes (léase “Los lunes al sol”).

Días: 19 - 20 - 21 - 22 - 23 - 24 - 25 - 26 - 27 - 28


© 2002 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.