50º FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN
      
Películas         
Crónicas           
Imágenes             
 Palmarés                




 





LA BUTACA - Revista de Cine
Revista de Cine

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos

Apunta tu correo

 


Compras de cine

DVD
DVD


Fnac

 
 
 


 
 


BOWLING FOR COLUMBINE


Dirección y guión: Michael Moore.
Países: USA y Canadá.
Año: 2002.
Duración: 123 min.
Género: Documental.
Intervenciones: Arthur A. Busch, George W. Bush, Dick Clark, Barry Galsser, Charlton Heston, Marilyn Manson, John Nichols, Chris Rock, Matt Stone.
Producción: Michael Moore, Charles Bishop, Jim Czarnecki, Michael Donovan y Kathleen Glynn.
Música: Jeff Gibbs.
Fotografía: Brian Danitz y Michael McDonough.
Montaje: Kurt Engfehr.
Estreno en España: 21 Marzo 2003.

CRÍTICA por Tònia Pallejà
Canalcine.net, Barcelona

La cultura del miedo

  Aunque el documental parece haber dejado de ser un género maldito, ninguneado, y desde hace ya algún tiempo ha comenzado a abrirse un hue-co en la programación de las carteleras españo-las –a menudo en circunstancias nada óptimas, todo hay que decirlo–, raras son las ocasiones en las que el estreno de alguna de estas produccio-nes genera gran expectación o, por lo menos, el mismo nivel de interés que cualquier otro largome-traje de ficción. "Bowling for Columbine" constitu-ye una de esas contadas excepciones, pues desde el inicio del proyecto ya despertó mucha curiosidad, no sólo por su temática –de enorme trascendencia y calado, además de su plena actualidad dadas las circunstancias bélicas en que nos encontramos ahora mismo–, sino también por el aval que suponía el hecho de venir firmado por el reputado Michael Moore, una figura muy popular por su acercamiento riguroso, incisivo y ameno a temas de notable interés, y que con su primer trabajo, "Roger and Me" (1989), ya obtuvo un gran reconoci-miento internacional, convirtiéndose en el documental más taquillero de la his-toria del cine y siendo incluido en varias listas de las mejores diez películas del año elaboradas por la crítica. "Bowling for Columbine" tampoco se ha quedado corto. Posteriormente ha recaudado un alto número de premios, como el del 55º Aniversario del Festival de Cannes, el César a la Mejor Película Extranjera o el Premio del Público en el Festival de San Sebastián, y así un largo etcéte-ra, estando también nominado al Oscar en la categoría de Mejor Largometraje Documental.

  "Bowling for Columbine" es, en efecto, un diver-tido, audaz e impactante trabajo de impres-cindible visionado por su valor didáctico, hu-mano y sobre todo reflexivo. No sólo merece la pena acudir al cine para verlo, sino que también debería ser programado en las escuelas y en la televisión pública... esto sí es de interés nacional, y no el fútbol. En él, el irónico y carismático Mi-chael Moore se plantea las siguientes preguntas como punto de partida: ¿Por qué 11.000 personas mueren cada año en Estados Unidos víctimas de las armas de fuego? ¿Es tan diferente Estados Unidos de otros países? ¿En qué se diferencia de otros? ¿Por qué Estados Unidos se ha convertido en autor y víctima de tanta vio-lencia? Y a partir de estas cuestiones, Moore analiza exhaustivamente y en clave de humor todas las variables y fenómenos –causas, síntomas y consecuencias– de lo que él denomina "la cultura del miedo": una so-ciedad –la norteamericana– tan temerosa que se ha armado hasta los dientes llegando a perder el control de la situación (Como afirma el miembro de una milicia: "Si no estás armado, no eres responsable"). Para ello, y como cabría esperar, no existe una respuesta clara y concluyente. Su cues-tión genera muchos otros interrogantes, dudas y absurdos, pero a través de ellos se va dilucidando un rico mosaico del pasado, presente y futuro de este pueblo a todos los niveles: raíces, cultura popular, medios de comunicación, gobierno, ejército, sistemas de poder, población, ideologías, intereses econó-micos, acceso a las armas..., entrando en comparativas con otros países principalmente con Canadá, por sus similitudes y conformando un atractivo cuadro psicopatológico de la sociedad en la que ha crecido y vive.

  Pero, ¿por qué las repercusiones de este documental logran semejante alcance? Los Estados Unidos se han constituido en la primera potencia mun-dial, pero además son el innegable referente cultural, político y social para todas las sociedades avanzadas. Y no estamos hablando de aspectos tan frívo-los como las burgers, los blue jeans o los stars de Hollywood; se trata de mo-delos políticos, órdenes sociales y sistemas económicos. De esta manera, "Bowling for Columbine" es una alarmante advertencia sobre aquello en lo que se podrían llegar a convertir nuestras naciones –por ejemplo, esa Vieja Europa que tanto incordia a algunos líderes últimamente– de seguir el modelo esta-dounidense.

  La cinta recoge entrevistas con personalidades destacadas como Charlton Heston, presidente de la Asociación Nacional del Rifle, o Marilyn Man-son, acusado de promover la violencia a través de sus canciones; arroja datos relevantes sobre dife-rentes campañas militares y el número de armas de fuego y víctimas en distintos países; hace uso de animaciones hilarantes –buenísimo ese breve recorrido por la historia de Estados Unidos–; y también se inmiscuye en el terreno del reportaje de corte más televisivo, ya sea con incursiones en distintos establecimientos –ese banco en el que te regalan un rifle si abres una cuenta o la cadena de tiendas K-Mart, en la que se vende munición– o bien relatando lo sucedido en torno al asesinato de una niña a manos de otro niño en una escuela de Flint –ciudad en la que nació Moore– o sobre la matanza del instituto de Columbine –escalofriantes las conversaciones telefónicas reales entre los maestros y los padres con la policía, emitidas simultáneamente con las imágenes registradas por las cámaras de seguridad–. Precisamente el título del largometraje se debe a dicho instituto, en el que una de las asignaturas, por la que los alumnos con-seguían créditos, era jugar a bolos, y se sabe que los dos jóvenes que aten-taron contra sus compañeros habían estado practicando antes de los sucesos, aunque nadie culpó a los bolos de la tragedia y sí a otras razones igual de co-laterales. Divertida es también la aparición de Chris Rock en un show, donde diserta sobre la cuestión, asegurando que el problema no es que las armas estén al alcance de todo el mundo, sino el propio precio de las balas: si fueran más caras, la gente se lo pensaría más.

  Al comienzo, nos reímos con este mundo su-rreal en el que cualquier cosa parece posible –What a Wonderful World, nos canta Louis Arms-trong–, pero pronto la risa se queda congelada y se nos ponen los pelos de punta. Se trata de un documental intenso que indudablemente de-ja huella en el espectador. La ironía de Moo-re es, desde luego, un buen cojín para dige-rir imágenes y palabras, y un afilado bisturí con el que ir desentrañando los sinsentidos de su sociedad. Por otro lado, el director no se respalda únicamente en la fuerza de los contenidos, ya que construye un film organizado, regular y entre-tenido. Y si a alguien le queda alguna duda sobre si las entrevistas han sido pactadas o no, ya verán que entre la población de los Estados Unidos hay tal aceptación de las armas, que no es preciso esconderse para quedar bien de cara a la galería. En realidad, y a pesar de que pudiera parecer contradictorio, el propio Moore es miembro vitalicio de la Asociación Nacional del Rifle y en un tiempo incluso quiso optar a su presidencia para promover un uso consecuente de las armas en lugar del fanatismo desaforado por las mismas, así que su análisis intenta despertar las consciencias desde una postura intermedia.

  Nos encontramos en una mala época para recomendar películas, puesto que la cita con los Oscars genera una aglomeración de atractivas propuestas en las salas. Búsquenle un hueco a "Bowling for Columbine" en sus agendas. No se arrepentirán. Es un legado de incalculable valía.

Calificación: 10


Canal #Cine


Imágenes de "Bowling for Columbine" - Copyright © 2002 Alliance Atlantis, Salter Street Films y Dot Eat Dog Films. Distribuidora en España: Alta Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Bowling for Columbine"
Añade "Bowling for Columbine" a tus películas favoritas
Opina sobre "Bowling for Columbine" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Bowling for Columbine" a un amigo


© 2003 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.