50º FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN
      
Películas         
Crónicas           
Imágenes             
 Palmarés                




 





LA BUTACA - Revista de Cine
Revista de Cine

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos

Apunta tu correo

 


Compras de cine

DVD
DVD


Fnac

 
 
 


 
 


BOWLING FOR COLUMBINE


Dirección y guión: Michael Moore.
Países: USA y Canadá.
Año: 2002.
Duración: 123 min.
Género: Documental.
Intervenciones: Arthur A. Busch, George W. Bush, Dick Clark, Barry Galsser, Charlton Heston, Marilyn Manson, John Nichols, Chris Rock, Matt Stone.
Producción: Michael Moore, Charles Bishop, Jim Czarnecki, Michael Donovan y Kathleen Glynn.
Música: Jeff Gibbs.
Fotografía: Brian Danitz y Michael McDonough.
Montaje: Kurt Engfehr.
Estreno en España: 21 Marzo 2003.

CRÍTICA por Miguel Á. Refoyo

 Disparando verdades irrefutables

El ácido documental de Michael Moore es un manifiesto sobre el miedo y la violencia del país con mayor índice de muertes por armas de fuego del mundo

  Timothy McVeigh era un ejemplar ciudadano de la clase media norteamericano; blanco, hijo de padres divorciados, aficionado a las armas y tími-do, acabaría transformándose en un monstruo al cometer el trágicamente conocido ‘Atentado de Oklahoma’ que acabó con la vida de 168 perso-nas en el peor crimen en la historia del país. El 20 de abril de 1999, Eric Harris, de 17 años, y Dylan Klebold, de 18, entraron en su centro de estudios, el Columbine High School, en Littleton (Denver), provistos de armas automáti-cas y dispararon a bocajarro y sin piedad en la biblioteca en la hora punta de la mañana. El resultado de este trágico suceso fue de catorce estudiantes y un profesor asesinados y otros tantos heridos de gravedad. Escabroso número al que hay que unir el suicidio de los dos jóvenes homicidas que antes de come-ter tan sangrienta matanza habían estado jugando plácidamente a los bolos. Meses después, en la localidad de Mount Morris TownShip (Michigan), un niño de seis años mató de un disparo a una compañera de clase, la pequeña Kayla Rolland, de cinco, con una pistola que sustrajo a su tío en su casa.

  Son solamente tres ejemplos que ilustran a la perfección el patrón argumental que sigue el in-cendiario Michael Moore para intentar escrutar el porqué de un fanatismo por las armas en una gran potencia mundial dominada por el miedo y la obsesión absurda por la seguridad. Con un pro-fuso empeño empapado de ironía, acrimonia y mala hostia, el documentalista compone con el impecable ‘Bowling for Columbine’ un ensayo crítico de las causas de la violencia que carcome la conciencia pública yanqui, del germen de la estupidez americana que lleva a un presidente genocida a persuadir a presidentes con graves carencias de personalidad a una absurda guerra sin sentido. Moore se adentra así en la América profunda, dejando que sean los propios norteameri-canos quienes queden en ridículo delante de su entusiasta cámara con impo-sibles reflexiones acerca de la garantía vital amparada tras un arsenal arma-mentístico, aportando desconcertantes datos sobre la historia bélica de los Es-tados Unidos y su iniquidad ante los miles de muertos en las guerras que este poderoso país ha forjado directa o indirectamente. El realizador recorre la histo-ria de una tradición de violencia fraguada en la nación con mayor índice de ase-sinatos por armas de fuego del mundo con una estructura donde el ritmo es la-pidario y las imágenes dramáticas están cercadas con pequeñas dosis de hu-mor. Michael Moore no sólo expone claramente y con fluidez su incendi-ario y atrevido punto de vista, sino que apunta a una tesis que pocos ci-neastas americanos se han atrevido a mostrar en una pantalla de cine. Para este gran tótem del celuloide los tiempos no se han vuelto más violentos, simplemente se han convertido en un show televisado.

  Un trabajo apasionado, subversivo y valien-te que mete el dedo en la llaga de las con-ciencias que esgrimen argumentos seculares para desatender el verdadero problema de la violencia. Para ello Michael Moore plantea pre-guntas sin respuesta, axiomas demoledores so-bre la falsedad y la hipocresía con que se trata, frívolamente, un tema tan delicado como el que sondea su ácida visión de un mundo temeroso y paranoico ante la terrorismo y el crimen. La fácil censura desde un atril respecto a que cualquiera pueda comprar un arma con facilidad, a culpar a Hollywood y sus películas violentas, a los juegos de ordenador, Internet e incluso a la canciones de Marilyn Manson (excelente el aforismo sobre el germen de la violencia por parte del polémico artista) son mostrados en el documental como lo que en realidad son: viscerales imbecilidades que no hacen más que confundir opinio-nes y corromper la verdad del problema. Moore no se muestra en ningún mo-mento políticamente incorrecto. Todo lo contrario. El director investiga su indis-cutible propósito de llegar a la verdad, sin temer con ello enfrentarse a cualquier ideología política (como bien demostró en los pasados Oscar –donde ganó el premio en su categoría–) o exponer abiertamente la falsedad de la reacción le-galista del presidente de la A.N.R. (Asociación Nacional del Rifle) Chartlon Heston al denunciar la falta de guardias de seguridad, la imprevisión, la falta de rejas y verjas metálicas mientras grita convencido que las armas son necesa-rias para la nación. Evidentemente, el duelo final entre Moore y Heston cara a cara se salda con las sarcásticas e insultantes respuestas de un protagonista de ‘Ben Hur’ que queda sin argumentos, sin coartadas morales o teóricas ante las aplastantes cuestiones que le formula el orondo director. Una triste imagen que evidencia la debilidad de aquellas justificaciones que protegen esta asocia-ción de fanáticos asesinos en potencia y de la que, paradójicamente, Michael Moore es socio vitalicio.

  ‘Bowling for Columbine’ es, por tanto, uno de los mejores y más fundamentados documen-tales de los últimos años. Un imprescindible documento visual donde el cine, el análisis y la investigación se fusionan con la impactan-te autenticidad de lo que se cuenta, testimo-nio de un trabajo realizado con cariño, creyendo en todo momento en lo que se denuncia y sin miedo a someter a la conciencia social norteame-ricana al grave problema que tiene delante. El ma-nifiesto de Moore no busca culpables. Tan sólo proyecta preguntas de ardua ré-plica que gráficamente nos lleva a plantear hasta que punto ha llegado la so-ciedad actual para que tan sólo media hora después de que suceda una ma-tanza haya cámaras de todos los medios recorriendo montones de ositos de peluche, de ramos de flores y de sentimentales notas de condolencia que se apilan a lo largo de una valla donde todavía hay sangre de inocentes.


Imágenes de "Bowling for Columbine" - Copyright © 2002 Alliance Atlantis, Salter Street Films y Dot Eat Dog Films. Distribuidora en España: Alta Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Bowling for Columbine"
Añade "Bowling for Columbine" a tus películas favoritas
Opina sobre "Bowling for Columbine" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Bowling for Columbine" a un amigo


© 2003 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.