50º FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN
      
Películas         
Crónicas           
Imágenes             
 Palmarés                




 





LA BUTACA - Revista de Cine
Revista de Cine

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos

Apunta tu correo

 


Compras de cine

DVD
DVD


Fnac

 
 
 


 
 


BOWLING FOR COLUMBINE


Dirección y guión: Michael Moore.
Países: USA y Canadá.
Año: 2002.
Duración: 123 min.
Género: Documental.
Intervenciones: Arthur A. Busch, George W. Bush, Dick Clark, Barry Galsser, Charlton Heston, Marilyn Manson, John Nichols, Chris Rock, Matt Stone.
Producción: Michael Moore, Charles Bishop, Jim Czarnecki, Michael Donovan y Kathleen Glynn.
Música: Jeff Gibbs.
Fotografía: Brian Danitz y Michael McDonough.
Montaje: Kurt Engfehr.
Estreno en España: 21 Marzo 2003.

CRÍTICA por Diego Vázquez

 Sin miedo al maniqueísmo

  Lo primero que habría que advertir al espectador inquieto que no quiera pasar la oportunidad de perderse el primer documental que ha participado en la sección competitiva del Festival de Cannes en 46 años y que además hizo que se creara un Premio del 55 Aniversario sólo para él (pues no encajaba dentro de ninguna de las categorías de premios oficiales), es que “Bowling for Columbi-ne”, además de ser un documento sobre la cultura de las armas y la locura de asesinatos que hace estragos en América como se nos ha vendido, es, y de ma-nera mucho más importante, una reflexión sobre el tema hecha desde su mismo corazón, o sea, desde el norteamericano medio. Esto que po-dría parecer una apreciación baladí, no lo es en absoluto, pues implica que la historia va a estar contada (y además de manera evidente al aparecer su direc-tor constantemente en pantalla) desde la visión de Michael Moore, un esta-dounidense medio (con todas las virtudes y defectos que se le suele achacar a este pueblo) nacido en Flint (Michigan), en el mismo epicentro de la violencia y la locura por las armas de este país, que se comporta, actúa (mejor dicho so-breactúa) y analiza las cosas en un modo genuinamente americano. Que nadie espere encontrarse aquí una reflexión sesuda y con tendencias objetivas salida de la cabeza de algún intelectual de la vieja Europa o de los propios Estados Unidos. Éste no es un film de Ken Loach (aunque contenga muchas de sus tendencias maniqueístas, aquí más justificadas que nunca), ni mucho menos es “Los lunes al sol”; no hay sentido de la media en este trabajo ni lugar para las verdades poéticas, aquí las cosas sí son blancas o negras, y por mucho que uno pudiera pensar que esto debería de ir en contra de la credibilidad del film, nada más lejos de la realidad. El maniqueísmo evidente que destila le convierte precisamente en la visión más justificada, más directa, certera y brutal que probablemente se haya hecho nunca sobre la mayor po-tencia mundial y sobre su misma historia y esencia, a la búsqueda de la respuesta que explique la locura de este pueblo por armarse ante la defensa de un enemigo invisible que teóricamente siempre ha estado ahí.

  La disección que lleva a cabo en sus dos horas de duración sobre los motivos políticos, los in-tereses empresariales, el ambiente social y vital que emerge de la cotidianeidad del norteamerica-no medio, las comparaciones claras con realida-des idénticas que se viven en otros países que no llevan a los mismos resultados que allí o la dife-rencia entre la historia oficial de Estados Unidos y la verdadera (y para muchos ciudadanos de aquel país desconocida), llevan a que más allá del valor de este trabajo como obra cinematográfica, se encuentre una aun más impor-tante labor social y pedagógica en lo logrado por Moore. Apostando siempre por la honestidad y por una cierta ingenuidad y positivismo inherente en mu-chos ciudadanos de ese país (véase el triunfo enfático de la pequeña victoria conseguida sobre una cadena comercial que apoyaba la venta de munición al por mayor), comienza por radiografiar un estado de ánimo y unas inquietudes que nacen del lugar donde se llevó a cabo una de las matanzas escolares más recordadas de la historia reciente de Estados Unidos, así como el brutal ase-sinato de una niña de 6 años a manos de un niño de su misma edad que por-taba un arma de fuego, para ir extendiendo su radio de acción hacia todo el país y sus vecinos (polémica pero imprescindible resulta su visita a Canadá, donde su estupor de estadounidense temeroso que no puede creer lo que ven sus ojos destila verismo), sin dejar de acusar con pruebas rotundas a todos los estamentos, acabando por concentrar todas las claves del film en la figura que mejor representa al “malo” ahora mismo en Estados Unidos (amén de George Bush): Charlton Heston, el inefable presidente de la Asociación Nacional del Rifle, con cuya entrevista (lo más grande de esta cinta, junto con la que tam-bién se realiza a Marilyn Manson) concluye el film de manera sobrecogedora, articulando una respuesta sincera y dura de tragar: el estadounidense tiene miedo porque este miedo se le inculca desde todas las direcciones para hacer-le vulnerable y una persona vulnerable es más manipulable con vistas al consu-mo. Tan sencillo y tan brutal como eso. Disfruten de la lección.

Calificación: 9.5


Imágenes de "Bowling for Columbine" - Copyright © 2002 Alliance Atlantis, Salter Street Films y Dot Eat Dog Films. Distribuidora en España: Alta Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Bowling for Columbine"
Añade "Bowling for Columbine" a tus películas favoritas
Opina sobre "Bowling for Columbine" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Bowling for Columbine" a un amigo


© 2003 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.