50º FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN
      
Películas         
Crónicas           
Imágenes             
 Palmarés                




 





LA BUTACA - Revista de Cine
Revista de Cine

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos

Apunta tu correo


 


 


CON AMOR, LIZA

(Love Liza)


Dirección: Todd Louiso.
Países:
USA, Alemania y Francia.
Año: 2002.
Duración: 93 min.
Interpretación: Philip Seymour Hoffman (Wilson Joel), Kathy Bates (Mary Ann Bankhead), Jack Kehler (Denny), Sarah Koskoff (Maura), Stephen Tobolowsky (Tom Bailey), Shannon Holt (Angela Ryan), Erika Alexander (Brenda), Kevin Breznahan (Jim), Wayne Duvall (Shane), Ann Morgan (Liza Joel), Teagan Eley (Jen).
Guión: Gordy Hoffman.
Producción: Ruth Charny, Chris Hanley, Corky O'Hara, Jeff Roda y Fernando Sulichin.
Música: Jim O'Rourke.
Fotografía:
Lisa Rinzler.
Montaje: Ann Stein.
Diseño de producción: Stephen Beatrice.
Dirección artística: Timothy Cohn.
Vestuario: Jill Newell.
Estreno en USA: 30 Diciembre 2002.
Estreno en España: 9 mayo 2003.

CRÍTICA por Mateo Sancho Cardiel

  "“Con amor, Liza” es la confirmación definitiva de que el cine independiente americano, con su auge de prestigio y de reconocimiento intelectual, ha acabado convirtiéndose en un estilo premeditado, en un filón a explotar por una industria que ha buscado el ambiente desolado de lo más profundo de Estados Unidos, las historias mínimas y el sufrimiento como in-gredientes. Lo que fue un movimiento espontáneo y a espaldas de los grandes estudios para realizar filmes que no toparan con la comercialidad como censor, es hoy día un recurso como otro cualquiera, que aún disfruta del beneplácito de un sector importante por la simple elección de su estilo y que es a lo que se agarra un director anodino y con escaso talento llamado Todd Louiso para le-vantar esta fallida película.

  “Con amor, Liza” es una radiografía del dolor que experimenta un hombre cuando su esposa, cin-cuenta por ciento de un matrimonio aparentemen-te feliz, se suicida. El complejo de culpabilidad, el amor propio dañado y la soledad le llevarán por un camino de autodestrucción, de adicciones e ile-galidades, de dejadez y de mugre. Aunque tiene sus momentos conseguidos, en los que logra plasmar dureza y depresión, la película sufre una profunda mella por la pretensión, por una muy consciente decisión de contrarrestar el almibarado de Holly-wood, una vocación demasiado poco disimulada de dar la “versión real” de es-te tipo de sucesos, y lo que logra es un exceso comparable al de los estudios más importantes pero por el camino de la extravagancia y de la anormalidad.

  Un protagonista sudado, desaliñado, que se hace adicto a la gasolina y que grita como un energúmeno cuando las cosas no salen como le gustaría, no es un retrato que se corresponda con la realidad, y ese disfrute de lo repulsivo sin más motivo que el de resultar una película adulta no es convincente, sino pro-fundamente presuntuoso. Y es una lástima, porque el material era bueno, y al-gunas de los mejores aspectos del cine indie sí están presentes en esta pe-lícula. Para empezar, una banda sonora compuesta por grupos alternativos que ameniza el ritmo lento y poco significativo del filme y, ante todo, unos actores verdaderamente magníficos.

  Como protagonista absoluto, Philip Seymour Hoffman, que, si nos olvidamos de este último, ha sabido escoger sus papeles de manera que se ha labrado una carrera que incluye grandes obras de los noventa, como “Magnolia”, “Happiness” o “El talento de Mister Ripley”. Siempre como se-cundario en ellas, ahora asciende de categoría con un vehículo para su lucimiento, para repre-sentar a ese americano de clase media-alta abu-rrido hasta la médula por su trabajo, con la abulia impresa en el rostro las veinticuatro horas del día y con gran tendencia a la transpiración. Su trabajo es impecable, sin duda lo mejor de la película, y sus duelos con Kathy Bates, también extraordinaria y casi siempre en discusiones de virulencia verbal extrema, hacen subir muchos enteros al resultado final. Pero la falta de ideas, la fragilidad del escaso es-quema argumental sobre el que se desarrolla toda la película, el exceso de confianza en un tipo de cine que empieza a desvirtuarse, la ejecución totalmen-te desquiciada de las situaciones y la resolución insípida de un macguffin que sostenía el interés de la trama, echan por tierra la posibilidad de conseguir un film agrio, impactante y sobrecogedor.

Calificación:


Imágenes de "Con amor, Liza" - Copyright © 2002 Kinowelt Filmproduktion y Bunch. Distribuidora en España: DeAPlaneta. Fotos por Tobin Yelland. Todos los derechos reservados.

Añade "Con amor, Liza" a tus películas favoritas
Opina sobre "Con amor, Liza" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Con amor, Liza" a un amigo


© 2003 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.