50º FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN
      
Películas         
Crónicas           
Imágenes             
 Palmarés                 




 





LA BUTACA - Revista de Cine
Revista de Cine

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos

Apunta tu correo

 


EL CRIMEN DEL PADRE AMARO


cartel Dirección: Carlos Carrera.
Año: 2002.
País: México.
Duración: 120 min.
Interpretación: Gael García Bernal (Padre Amaro), Ana Claudia Talancón (Amelia), Sancho Gracia (Padre Benito), Angélica Aragón (La Sanjuanera), Damián Alcázar (Padre Natalio), Pedro Armendáriz Jr. (Presidente Municipal), Andrés Montiel (Rubén), Luisa Huertas (Dionisia), Lorenzo de Rodas (Don Paco), Ernesto Gómez Cruz (Bishop), Gastón Melo (Martin), Gerardo Moscoso (Doc), Roger Nevares (Padre Galvan), Martha Posternak (Sra. Aguilar).
Guión: Vicente Leñero; basado en la novela de Eça de Queirós.
Producción: Alfredo Ripstein y Daniel Birman Ripstein.
Música: Rosino Serrano.
Fotografía: Guillermo Granillo.
Montaje: Óscar Figueroa.
Dirección artística: Carmen Giménez Cacho.
Vestuario: Mariestela Fernández.
Estreno en España: 8 Noviembre 2002.

CRÍTICA por Diego Vázquez

La pasión no sabe de normas

  Se estrena por fin, con algo de retraso (estaba previsto para hace unas sema-nas, pero cambios de distribuidora en busca de una mayor proyección, debidos en parte a la buena acogida del film en el pasado Festival de Cine de San Se-bastián, provocaron la espera), uno de los trabajos venidos a perturbar a una institución ya no tan intocable como la Iglesia Católica, que tiene en los pró-ximos meses motivos para el dolor de cabeza; pues a la más bien inocente incursión en su seno y sus contradicciones llevada a cabo por esta cinta, se le vendrán a sumar en próximas fechas las mucho más importantes y compro-metidas de Peter Mullan en "Las hermanas de la Magdalena" y del francoti-rador Costa-Gavras en "Amén".

  Si el espectador que acuda a ver esta película, lo hace con la intención de descubrir si es cierta la polémica que le acompaña, quizás se sienta algo decepcionado. Ni los puntos comprome-tidos de la película están plenamente ahon-dados o desarrollados, ni son realmente el elemento principal de interés de esta obra, que a pesar de tener a los amores de un joven cura y a los tejemanejes de la iglesia con los cár-teles de la droga mexicanos en su trama princi-pal, adopta un tono mucho más ligero y convencional en su punto de vista, inclinándose por la historia más humana, clásica e individual de la lucha entre los deberes espirituales y la llamada natural de la carne joven y virgen, antes que por tocar los puntos más comprometidos y de más amplio calado del asunto (aunque no falten algunas imágenes tan incomodas para una parte de la audiencia, como al mismo tiempo gratuitas y un poco fáciles para el resto, como la que muestra al padre Amaro cubriendo a su amante con un manto al modo de una Virgen María, antes de pasar al acto sexual).

  El interés del guionista Vicente Leñero y del director Carlos Carrera está más centrado en contar una historia entretenida y muy fácilmente asim-ilable por el público, con personajes arquetípicos, dibujados a cuatro trazos y rápidamente encasillados en el papel que les toca jugar en la partida y con una historia más próxima a latitudes del melodrama clásico, que en ínfulas de un discurso de autor. Es en esta claridad de sus intenciones y en su falta de pretensiones donde se encuentra el mayor acierto del film, pues los resultados ofrecidos están a la misma altura buscada en un principio, ni más ni menos. Un film correcto y entretenido, que se pasa como un soplo y que difícil-mente herirá ninguna conciencia, pero que al mismo tiempo se olvida y desa-parece con la misma facilidad (yo lo vi hace casi dos meses en San Sebastián y sólo me queda ya un vago recuerdo de él).

  Realizado correctamente y sin casi desarreglos de ritmo o estructura, aunque la sensación de ya visto y de ya contado (y mucho mejor en otras ocasiones, recordemos "La última tentación de Cristo" o "Viridiana") planee por todo el metraje. De elevarlo un poco de su corto vuelo se encarga un reparto bien escogido (aunque Ana Claudia Talancón, su protagonista feme-nina, tenga tendencia a la sobreactuación, con deslices hacia tonos telenovelescos) en el que destacan un Sancho Gracia que una vez más (como ya ocurría con "800 balas") vuelve a ser uno de los pilares que sostienes el interés real de la película y el protagonismo total de Gael García Bernal (el gran descubrimiento de "Amores perros"), tan agra-decido por sus admiradoras/admiradores, como fundamental para cargar sobre sus hombros la credibilidad y pegada de un personaje y un trabajo que sin él (u otra presencia de su carisma y magnetismo) se hubiera quedado en bastante poca cosa.

  Si ustedes acuden a verlo por su promocionada controversia, se encontrarán con que la verdadera importancia y valentía de ésta, está más próxima a un relato de "Reader’s Digest" que a un alegato crítico de Costa-Gavras, por volver a traerlo a colación. Si en cambio buscan una historia sin complicaciones, bien contada y mejor interpretada, que les entretenga sin llegar mucho más allá, ésta será una buena elección.

Calificación: 5.5


Imágenes de "El crimen del Padre Amaro" - Copyright © 2002 Alameda Films y Wanda Visión. Distribuidora en España: Nirvana Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El crimen del Padre Amaro"
Añade "El crimen del Padre Amaro" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo


© 2002 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.