50º FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN
      
Películas         
Crónicas           
Imágenes             
 Palmarés                




 





LA BUTACA - Revista de Cine
Revista de Cine

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos

Apunta tu correo

 
 


 
 


EL PIANISTA

(The pianist)


Ampliar cartel Dirección: Roman Polanski.
Países: Francia, Alemania, Reino Unido, Polonia, Holanda.
Año: 2002.
Duración: 148 min.
Interpretación: Adrien Brody (Wladyslaw Szpilman), Thomas Kretschmann (Capitán Wilm Hosenfeld), Daniel Caltagirone (Majorek), Frank Finlay (El Padre), Maureen Lipman (La Madre), Emilia Fox (Dorota), Ed Stoppard (Henryk), Julia Rayner (Regina), Jessica Kate Meyer (Halina), Ruth Platt (Janina).
Guión: Ronald Harwood; basado en la novela "El pianista del gueto de Varsovia" de Wladyslaw Szpilman.
Producción: Roman Polanski, Robert Benmussa y Alain Sarde.
Música: Wojciech Kilar.
Fotografía: Pawel Edelman.
Montaje: Hervé de Luze.
Diseño de producción: Allan Starski.
Dirección artística: Sebastian T. Krawinkel.
Vestuario: Anna B. Sheppard.
Estreno en España: 13 Diciembre 2002.

CRÍTICA por Diego Vázquez

El horror que existió

  ¿Cómo retratar el horror cuando éste es al mis-mo tiempo tan incomprensible como humano? Desde dentro, responde Polanski con este film. Pocas veces se ha mostrado tan bien el ho-locausto judío como aquí, donde podemos seguir paso a paso cómo se fueron desma-drando las cosas, cómo de las pequeñas prohi-biciones y de los primeros ataques a los dere-chos de un grupo de personas se pasó a aislar-los, encerrarlos, atacarlos y finalmente extermi-narlos. Algunas de las escenas violentas mostradas en el film se encuentran entre las más brutales filmadas nunca sobre este tema, trasmitiendo a la per-fección la fría locura que acompañó a este momento.

  Todo está aquí visto desde los ojos de un artista, un pianista que no da crédito (como el espectador) a lo que sucede a su alrededor, que no es capaz de asimilar el horror, que trata de esquivarlo, aunque finalmente caiga, primero irremediablemente en sus fauces, para después ser salvado por un ángel del tipo más inesperado. El film posee una capacidad para dar una visión global sobre esos hechos y ofrecer muchas ramificaciones de la trama sin apenas dispersarse en su hilo conductor, aunque resultando evidente la po-tencia y pegada que gana cuando se convierte en un proceso íntimo y aislado dentro de los ojos del brillante actor Adrien Brody (del que ya habíamos podi-do ver grandes interpretaciones escondidas en películas de cineastas como Spike Lee, Terrence Malick o Ken Loach), obligado a sobrevivir como un Robin-son en medio del Apocalipsis.

  Si Polanski entrega en la primera mitad una cinta de narración clásica y calculada, casi docu-mental, sin el más mínimo rastro de calor huma-no, una auténtica jauría nazi y judía (pues, como también sucedía en el magnífico cómic "Maus", hermano bastardo de este film, las luchas inter-nas entre los judíos y la dispersión y sorpresa que les impidió rebelarse, también se muestran como un hecho importante de ese momento his-tórico), que camina por terrenos de extrema frial-dad, con un ritmo a veces un poco desigual, aunque siempre dentro de una puesta en escena de alta precisión; es realmente en su segunda mitad cuando el film se salta sus limitaciones, que amenazaban con dejar un sabor a demasiado poco en el espectador, para zambullirse en los com-plejos terrenos de la metáfora humana y de las apariciones casi milagro-sas, en medio de un ambiente de duermevela en el que navegamos con su pro-tagonista, donde la poesía y la belleza pueden surgir en cualquier rincón (la sa-lida del pianista de su refugio en un apartamento de un edificio sitiado y su en-cuentro con la ciudad en ruinas) y en donde la riqueza narrativa que posee Po-lanski (¿necesita ser demostrada aun a estas alturas?) se despliega en toda su magnificencia (véase toda la estancia del pianista en el apartamento y la utilización de los sonidos en off y de las imágenes robadas del exterior, siem-pre filmadas escrupulosamente desde el punto de vista de Brody). Esta desi-gualdad existente entre las dos partes es uno de los elementos que juegan en contra de una colocación del film a la altura de las más grandes obras del año, aunque sin duda no evita que sea una cinta que nadie con un mínimo de sensi-bilidad y de incontenible hambruna cinéfila debería perderse (ver al maestro en acción es un privilegio que nos ofrece en los últimos años con cuenta gotas).

  Cada miembro del magnífico reparto, la dirección de fotografía, la música que inter-preta el pianista y la original del film, así co-mo todo el departamento de arte son dignos de mención y acaban por consolidar esa bús-queda de la obra de arte total emprendida aquí por Roman Polanski. La incomprensión que ha sufrido el film por parte de algunos críticos especializa-dos desde su presentación en el Festival de Can-nes (donde recordemos se alzó con la Palma de Oro), es una injusticia que el tiempo se encargará de colocar en su lugar. Lo más extraño lo encontramos en el hecho de que se le reprochara allí a Polanski el alejarse de su estilo surrea-lista y de su humor complejo, cuando esto es indudablemente una licencia ar-tística completamente válida para abordar este tema y tampoco es la primera vez que este cineasta la lleva a cabo (de hecho el tono del film recuerda, sal-vando las distancias, a otros trabajos como "Frenético"). Resulta difícil afirmar que fuera el título que mereciera ganar aquel certamen, pues con la llegada continuada a nuestras carteleras y a los festivales de cine españoles de las obras allí exhibidas, se hace evidente que el nivel mostrado en aquella pasada edición fue altísimo, pero lo que sí es indudable es que se trata de un trabajo que por sí solo puede exhibir con orgullo este premio, lo que sin duda no es de-cir poco.

Calificación: 8.5


Imágenes de "El pianista" - Copyright © 2002 R.P. Productions, Heritage Films, Studio Babelsberg y Runteam Ltd. Distribuidora en España: DeAPlaneta. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El pianista"
Añade "El pianista" a tus películas favoritas
Opina sobre "El pianista" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "El pianista" a un amigo


© 2002 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.