50º FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN
      
Películas         
Crónicas           
Imágenes             
 Palmarés                




 





LA BUTACA - Revista de Cine
Revista de Cine

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos

Apunta tu correo

 


SANG WOO Y SU ABUELA
(Jibeuro) (The way home)


cartel
Ampliar cartel
Dirección y guión: Lee Jung-Hyang.
País: Corea del Sur.
Año: 2002.
Duración: 87 min.
Interpretación: Yoo Seung-Ho (Sang Woo), Kim Ul-Boon (La Abuela), Dong Hyo- Hee (La Madre), Min Kyung-Hoon (Cheol-E), Yim Eun-Kyung (Hae-Yeon).
Producción: Whang Woo-Hyun y Wang Jae-Woo.
Música: Kim Hae-Hong y Kim Yang-Hee.
Fotografía: Yoon Hong-Shik.
Montaje: Kim Sang-Beom y Kim Jae-Beom.
Dirección artística: Shin Jeom-Hee.
Vestuario: Song Eun-Kyun.
Estreno en España: 15 Noviembre 2002.

CRÍTICA por Diego Vázquez

A todas las abuelas del mundo

  Con esta declaración de amor finaliza Lee Jung-Hyang esta pequeña pieza neorrealista, es-te canto hermoso y valiente (tanto moral co-mo fílmicamente) a esas segundas madres, nunca lo suficientemente valoradas, que son las abuelas. A través de una pequeña historia iniciática sabe hacerse con la audiencia, convir-tiéndose en una de las cintas más bonitas de la temporada. De la extrema sensibilidad oriental pa-ra narrar los aspectos más comunes y las historias aparentemente más inanes de nuestra realidad, tenemos muestras sobradas en el cine de los últimos años y precisamente la semana pasada podíamos disfrutar del último trabajo de Zhang Yimou, de similar levedad a éste, aunque con un guión algo más traba-jado. Una vez más vuelven a ser las cinematografías menos favorecidas econó-micamente las más preocupadas por ir más allá en el campo del cine de fic-ción, por preservar el valor didáctico del cine como instrumento de transmisión de la sabiduría popular para las nuevas generaciones, mientras que desde occi-dente ya sólo sabemos hacerlo acudiendo al formato documental.

 Los valores de "Sang Woo y su abuela" van mucho más allá de los de su evidente cali-dad fílmica y se adentran en el terreno del retrato social de un país, una cultura y una nueva generación de niños malcriados, ego-ístas y terriblemente vacíos, que las socie-dades modernas estamos lanzando al mundo como sustitutos de los habitantes actuales. Ante ese panorama, la directora de esta cinta de-cide colocar a un niño de ciudad, como el que hemos descrito arriba, en un entorno de alta montaña, prácticamente aislado con su anciana abuela muda. Su madre se encuentra en una situación en la que temporalmente no puede cuidar de él por lo que toma esa decisión, sin duda un brutal cambio para el niño, aunque finalmente sea para mejor. En ese entorno, cuando las incomodi-dades empiezan a afectar al pequeño (desde las puramente higiénicas o físicas a las más materiales y terribles para él como que se le terminen las pilas de su consola de videojuegos portátil), comenzará una lucha, en realidad a una sola banda (la abuela en ningún momento se enfrenta al niño o le reprende), por mantener sus principios y su terquedad ante una situación insostenible. De tanto chocar contra un muro de actitud positiva, las fieras más indomables acaban cediendo, por lo que no tardará en ir encontrando su lugar en ese entorno, sus amigos y sus amores, no sin antes habérsenos hecho para los espectadores bastante merecedor de una severa corrección.

  El desarrollo no es muy original y de hecho es una historia contada infinidad de veces, tanto sobre el papel como en una pantalla, pero su directora no apuesta por el camino de la sorpresa, sino por el más difícil de la identificación con la historia y de la reflexión ante un hecho tan conocido, que al final es como si no fuéramos capaces de verlo. La manera plá-cida y casi estática de contar la historia, nos si-túa casi desde el primer momento en el ritmo vital de la abuela, por lo que aunque la trama la vemos a través de los ojos del niño, la vivimos con el "tempo" de la abuela. De esta manera, el espectador entra también al mismo tiempo en un universo mucho más sosegado y lento que el suyo, en el que poco a poco las cosas comienzan a verse de otra manera. La película sirve así muy bien como terapia para el estrés o como recordatorio de que hay más maneras de ver la vida y de vivirla de las que se nos hacen más comunes en estos tiempos.

  La construcción en la pantalla del personaje de la abuela es sin duda lo más logrado del film, siendo desde el primer momento la estrella de la función. Quizá en ese exceso de concreción de la historia en su figura (sin que sepamos casi nada de los demás personajes, que ofician de flojos comparsas) y en su, en algunos momentos, ex-cesiva sutileza en el tono, se encuentre el secreto de que el film acabe sabiendo a poco. Que con-venza, que guste y que le cojas cariño, pero que en el fondo se termine con la sensación de que se podría haber ido más allá, tanto en la mirada de su directora sobre la historia como en ésta misma. Eso no le impide convertirse en uno de los más agradables momentos de cine del año y ser también una cita muy recomendable para todos los públicos.

Calificación: 7


Imágenes de "Sang Woo y su abuela" - Copyright © 2002 Tube Pictures y C.J. Entertainment. Distribuidora en España: DeAPlaneta. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Sang Woo y su abuela"
Añade "Sang Woo y su abuela" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo


© 2002 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.