50º FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN
      
Películas         
Crónicas           
Imágenes             
 Palmarés                




 





LA BUTACA - Revista de Cine
Revista de Cine

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos

Apunta tu correo

 


UN HOMBRE SIN PASADO

(Mies vailla menneisyyttä)


Dirección, producción y guión: Aki Kaurismäki.
País: Finlandia.
Año: 2002.
Duración: 97 min.
Interpretación: Markku Peltola (M), Kati Outinen (Irma), Annikki Tähti (Jefa del mercadillo), Juhani Niemelä (Nieminen), Kaija Pakarinen (Kaisa Nieminen), Sakari Kuosmanen (Anttila), Pertti Sveholm (Inspector de policia), Anneli Sauli (Propietario del bar), Esko Nikkari (Ladrón del banco), Outi Mäenpää (Empleada del banco), Aino Seppo (Ex mujer), Elina Salo (Funcionario del astillero), Matti Wuori (Abogado), Antti Reini (Electricista), Janne HyyTiäinen (Ovaskainen), Aarre Karén (Doctor), Eeva-Liisa Haimelin (Enfermera).
Fotografía: Timo Salminen.
Montaje: Timo Linnasalo.
Vestuario: Outi Harjupatana.
Estreno en España: 31 Enero 2003.

CRÍTICA por Mateo Sancho Cardiel
Valoración:

  Aki Kaurismäki es lo que se dice un verdadero autor, posesor de un estilo, casi de un lenguaje propio en el que enreda a todos los personajes de sus his-torias y del que trata de hacer partícipe al espectador película a película. En esta ocasión, con “Un hombre sin pasado” vuelve a fabricar una fábula en la que la verosimilitud se convierte en algo secundario y la locura en el engranaje fundamental del complejo pero ligero, grácil y elegante mo-tor de esta historia.

  “Un hombre sin pasado” es la visión personalísi-ma de Kaurismäki sobre uno de los temas preferi-dos del cine: la amnesia. Huelga decir que el di-rector finlandés no ha tenido como referencia ni un “Recuerda” de Hitchchock ni un “A propósito de Henry” de Nichols, aunque sí heredaría de la figura del maestro de suspense el macguffin, puesto que esa pérdida de la memoria no es más que una mera excusa para sustentar un desfile de personajes excéntricos –algunos geniales, otros más forzados–, de situaciones ingeniosamente creativas en el circo que se reúne en una pequeña y humilde localidad en la que el más adinerado es el que tiene una cochambrosa lavadora –carne de desguace– en su contenedor. Allí es donde va a parar nuestro prota-gonista, un buen hombre amante del blues y del rock and roll, que no puede reiniciar su vida sin documentos, nombre ni pasado y que irá deambulando has-ta toparse con una organización de ayuda a los necesitados en la que conoce-rá al amor de su vida, una envarada asistente social.

  Pero, como decía, la historia es lo de menos. Lo mejor de esta película hay que encontrar-lo en los golpes de genialidad, de surrealis-mo mezclado con ternura y delirio, que Kau-rismäki coloca en su acertadísimo guión. Con ello, corre el riesgo de no mantener su gran nivel durante todo el metraje y “Un hombre sin pasado” se resiente en ocasiones por ello, por un exceso de confianza en el poder de fascinación del mundo propio de su creador. En-contrar la belleza en lo rematadamente mugriento es una labor loable, y su consecución, aunque sea irregular, es digna de reconocimiento. Porque, aun-que se sustenta sobre una estética característica del cine europeo, lo que transmite no es un ambiente espartano, por no decir pobre, sino que es un en-torno acogedor y refrescante, un mundo fuera de las influencias de la moder-nidad y las tensiones del trabajo que acaba por borrar el patestismo y con-quistar nuestro gusto.

  A través de un policía deliciosamente usu-rero o de una historia de amor que, a pesar de estar protagonizada por antihéroes, desti-la el más puro romanticismo, la película nos muestra destellos de verdadero arte. Por ello, quizá, es más agudo el contraste entre esos mo-mentos de genialidad y otros de cine más conven-cional, dentro de lo que una película de Kaurismä-ki admite, y, si a ello sumamos la gran expecta-ción que su impresionante currículo había despertado, uno no puede evitar sen-tir una mínima decepción a la salida de la proyección. Sin embargo, la hábil y sabia memoria tamiza con gentileza los mejores momentos de esa película pa-ra instaurarla en el recuerdo como una insólita lección de humor del bueno y, sobre todo, del único y auténtico, espolvoreado de optimismo y sin concesiones a la nostalgia, de Aki Kaurismäki.


Imágenes de "Un hombre sin pasado"  - Copyright © 2002 Sputnik, Yleisradio, Pandora Filmproduktion y Pyramide Productions. Distribuidora en España: Golem. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Un hombre sin pasado"
Añade "Un hombre sin pasado" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo


© 2002 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.