Sitio Oficial Berlinale


Secciones

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Inserta tu mail

  .

LA BUTACA - Revista de Cine

.[Especial 51ª Berlinale] [Películas] [Crónicas]

2001: UNA ODISEA DEL ESPACIO (2001: A SPACE ODYSSEY)
...........................................................................................................................
cartel

Comprar DVD

Dirección y producción: Stanley Kubrick.
Paises:
Reino Unido / USA.
Año: 1968.
Duración: 139 min.
Interpretación: Keir Dullea (Dr. David Bowman), Gary Lockwood (Dr. Frank Poole), William Sylvester (Dr. Heywood R. Floyd), Douglas Rain (voz v.o. HAL 9000).
Guión: Stanley Kubrick y Arthur C. Clarke; basado en la historia "El centinela" de este último. Asimismo dio origen a la novela 2001: una odisea espacial.
Música: Selección de temas de música clásica. (Ver títulos y carátula)
Fotografía: Geoffrey Unsworth y John Alcott.
Montaje: Ray Lovejoy.
Dirección artística: John Hoesli.
Vestuario: Hardy Amies.

...........................................................................................................................

CRÍTICA

Mateo Sancho Cardiel
(Berlín, 18-Feb-01)

Algunos dirán que qué es lo que se puede decir de esta película que no se haya dicho ya. Pues bien, uno de los grandes méritos de "2001: una odisea del espacio", es que, pasados más de treinta años desde su estreno, sigue dando que hablar. Y no me estoy refiriendo sólo a su versión remasterizada, que se ha estrenado hoy en el Festival de Berlín, sino que su ambigüedad la ha hecho una de las películas más discutidas, interpretadas y filosóficas que la historia del cine ha dado.

Stanley Kubrick, director carismático, figura polémica y, ante todo, artista de la imagen, marcó un hito en el cine de ciencia ficción con un argumento que, pese a venir de la novela de Arthur C. Clarke, adaptó a su manera. Creador además de los aún hoy sorprendentes efectos especiales, Kubrick tuvo con esta película uno de los puntos álgidos de su carrea y su personalidad como ser humano y como cineasta.

La historia no se puede describir como tal. Nos encontramos con una serie de premisas que no sabemos muy bien cómo enlazar: un monolito que provoca la evolución de las especies, un viaje espacial, una máquina inefable... Todos estos puntos han sido fruto de difetentes interpretaciones. El monolito ya entra a formar parte de la iconografía cinematográfica. Hal 9000 es el ordenador más famoso de toda la historia: terrible en su perfección, es la obra maestra del hombre, que ha conseguido un objeto que hace el trabajo sin cansancio y sin tener sentimientos... o eso se cree, pues su asesinato será una de las secuencias más angustiosas de todos los tiempos. Él es uno más de los habitantes de esa nave sin rumbo muy conocido, tal vez el más interesante. Pero él no corre en ese tambor con gravedad, no es una azafata que da un giro de ciento ochenta grados. Estas escenas han pasado a los anales del cine, pero hoy en día sólo pueden resultar poco originales debido a la tremenda repercusión que han tenido y a que han sido imitadas hasta la saciedad.

¿Y esos últimos veinte minutos que dejan al espectador clavado y alucinado? Es un viaje psicotrópico en el que parece que estamos bajo el efecto de algún estupefaciente. Un festival de luces, colores, formas, que en pantalla grande cobran un significado todavía más importante. Una secuencia sin precedentes e irrepetible. Pero ese desenlace... seguramente cada uno tiene su propia versión de los hechos. Vemos cómo tres generaciones se encuentran en una sóla habitación, ¿qué demonios significa eso? Ese feto puede suponer el inicio de una nueva civilización que supere a la humana y que se instalará en algún lugar del espacio. Pero, a ciencia cierta, nadie conoce el verdadero significado. Es un secreto que Kubrick se llevó a la tumba. Esa técnica, pese a los avances, jamás ha vuelto a ser utilizada de esta manera y la estética general del filme es un prodigio de imaginación.

En definitiva, un monumento en el que los elogios no abarcan con justicia lo que significó y sigue significando esta película para la Historia del Cine. Una obra inmortal que nadie jamás podrá repetir ni imitar en su totalidad. Una película realizada en estado de gracia y que, una vez más, va a poder ser disfrutada en la pantalla grande. Una oportunidad para descubrir un cine absolutamente único.

...........................................................................................................................

<< Página principal de 2001: una odisea del espacio


Imágenes de 2001: una odisea del espacio - Copyright © 1968 MGM y Polaris. Todos los derechos reservados.

...........................................................................................................................

© 2001 LaButaca.net. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.