Sitio Oficial Berlinale   .La Butaca

.[Especial 51ª Berlinale] [Películas] [Crónicas]

BUTTERFLY KISS (BESOS DE MARIPOSA)
...........................................................................................................................
cartel Dirección: Michael Winterbottom.
País:
Reino Unido.
Año: 1995.
Duración: 88 min.
Interpretación: Amanda Plummer (Eunice), Saskia Reeves (Miriam), Kathy Jamieson (Wendy), Des McAleer (Eric McDermott), Lisa Jane Riley (Danielle), Freda Dowie (Elsie), Paula Tilbrook (Ella), Fine Time Fontayne (Tony), Joanne Cook (Angela).
Guión: Frank Cottrell Boyce.
Producción: Julie Baines y Sarah Daniel.
Música: John Harle.
Fotografía: Seamus McGarvey.
Montaje: Trevor Waite.
Diseño de producción y dirección artística: Rupert Miles.
Vestuario: Rachael Fleming.

...........................................................................................................................

CRÍTICA

Mateo Sancho Cardiel
(Berlín, 14-Feb-01)

Michael Winterbottom ha ido labrándose poco a poco, de festival en festival, una poderosa fama de maestro del cine independiente. Ahora, en Berlín, Moritz, al abandonar su presidencia del certamen, recupera entre sus favoritas una de sus viejas y más hermosas películas: "Butterfly Kiss".

Es una historia tierna, emocionante y trágica que nos presenta personajes muy poco habituales. Ahí encuentra esta película su punto más fuerte: todo gira en torno a Eu, una persona muy especial. Es una mujer que, simplemente, hace y dice lo que le apetece. Evidentemente, no estamos ante un canto al anarquismo, pues es un personaje desequilibrado. Pero aunque asesine y apalee sin sentido, encontramos en ella algo de dulzura que nos enternece. Y es que, simplemente, es probablemente la única persona sincera en el mundo, y ese es un valor muy importante. Con este personaje, que podría haberse caído estrepitosamente en la caricatura grotesca, Winterbottom acierta de pleno. Sin sensiblerías ni tópicos románticos, trata un amor atípico: dos personas que no tienen hermosura, que son del mismo sexo, que no se dicen cosas bonitas, pero que se quieren de manera tan intensa que rompen cualquier barrera de lo establecido.

Para estos personjes, el director ha contado con dos actrices de altas dotes interpretativas. Amanda Plummer recrea con muchísimo tacto un papel tan complejo como el de Eu, la mujer que se flagela, que asesina sin piedad, pero que se encuentra terriblemente sola y es víctima de una extraña mentalidad. Y el desarrollo de la película, como si fuera una convencional road movie al más puro estilo de "Thelma & Louise", es uno de los puntos más brillantes de toda la narración. Su duración, que no llega a la hora y media, es todo un acierto; y, por último, destacar una alegre banda sonora que incluye nombres importantes de la música como "The Cramberries" o la ahora muy publicitada Björk.

En definitiva, una película que da un mensaje humano sin moralizar, que tiene una extraña belleza en cada una de sus tomas, que está tratada con tanta ductilidad que rompe las barreras del maniqueísmo para ofrecernos una versión completamente relativista -que no justificativa- de la moral universal. Una curiosidad para recuperar.



...........................................................................................................................

© 2001 La Butaca. Ángel Castillo. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.