51ª Berlinale


Secciones

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Inserta tu mail

 

LA BUTACA - Revista de Cine

.[Especial 51ª Berlinale] [Películas] [Crónicas]

CHOCOLAT
.............................................................................................................................

Ampliar cartel

Comprar DVD

Dirección: Lasse Hallström.
Paises:
USA/Reino Unido.
Año: 2000.
Duración: 121 min.
Interpretación: Juliette Binoche (Vianne Rocher), Lena Olin (Josephine Muscat), Johnny Depp (Roux), Judi Dench (Amande Voizin), Alfred Molina (Conde de Reynaud), Peter Stormare (Serge Muscat), Carrie-Anne Moss (Caroline Clairmont), Leslie Caron (Madame Audel), John Wood (Guillaume Bierot), Hugh O'Connor (Pere Henri).
Guión: Robert Nelson Jacobs; basado en la novela de Joanne Harris.
Producción: David Brown, Kit Golden y Leslie Holleran.
Música: Rachel Portman.
Fotografía: Roger Pratt.
Montaje: Andrew Mondshein.
Diseño de producción: David Gropman.
Dirección artística: John Frankish, Louise Marzaroli y Lucy Richardson.
Vestuario: Renée Ehrlich Kalfus.
Decorados: Stephanie McMillan.
Dirección de producción: Ginette Mejinsky.

.............................................................................................................................

NOTAS DE PRODUCCIÓN

Partidarios y detractores de la sensualidad: los vecinos de Lansquenet

Desde el principio, la única persona que Lasse Hallström podía imaginar como la feérica y misteriosa madre soltera Vianne Rocher era Juliette Binoche. "Para nosotros, Juliette fue siempre la primera opción, y ha sido un absoluto regalo haber tenido esta posibilidad de trabajar con ella" --nos dice--. "Su personaje es el eje de la historia; Vianne debe representar la bondad, la tolerancia, y el espíritu libre del amor. Juliette puede captar esto porque su modo de abordar el trabajo siempre es involucrándose emocionalmente con la escena. Respeta la cámara y es consciente de cuan poco se precisa para transmitir una profunda emoción. Creo que es realmente capaz de evolucionar en este papel, que es distinto de todo cuanto ha hecho antes."

Juliette Binoche se sintió atraída no sólo por el personaje de Vianne, sino también por el poder de la singular relación entre madre e hija, entre Vianne y su imaginativa hija Anouk, que está harta de los continuos viajes de su madre. "Vianne es una viajera, y cuenta con seguir viajando siempre" -observa Binoche-. "Sin embargo, no creo que ella quiera necesariamente este tipo de vida. Se trata de algo consubstancial a ella, de lo que no puede substraerse. Sostiene una terrible lucha interior propia de mucha otra gente: entre el tipo de vida que tuvo cuando niña y el que quiere en la actualidad. Se trata de algo con lo que todos nos enfrentamos: romper con nuestros padres y nuestro pasado y vivir nuestras propias vidas."

Y continúa: "Pese a esos conflictos, hay algo muy profundo y puro en la relación entre Vianne y Anouk. Emana de las tripas, de lo más hondo, y se sustenta en el amor."

Binoche se sintió también atraída por el lado más mágico de Vianne, al que atribuye una explicación racional. "La magia de Vianne en realidad proviene de la creencia de que la gente puede cambiar y ser feliz. Su magia consiste en liberar a las personas y hacer que crean en lo que son. Eso me interesó mucho."

Efectivamente, en el modo en que Binoche encarna a Vianne, sus poderes son tanto psíquicos como espirituales. Sin embargo, lo que Vianne no sabe ver durante mucho tiempo es la manera en la que el pueblo obra su propia magia sobre ella. "Ella emplea tanto tiempo ofreciendo a los ciudadanos lo que necesitan, que cuando éstos le dan algo a cambio ello se produce de un modo verdaderamente sorprendente" --explica Binoche--. "Vianne vende pequeños sueños y alivios que cobran sentido en la transformación de las vidas de la gente. Sin embargo, sin ser conscientes de ello, esos ciudadanos pueden transformar otro tanto la de ella."

Uno de los personajes que Vianne transforma de modo más notorio es Josephine, encarnada por Lena Olin. Olin y Binoche ya trabajaron juntas en la famosa cinta de Philip Kaufman: The unbearable lightness of being (La insoportable levedad del ser, 1987), y su reconocida química como mujeres complejas que comparten una amistad es nuevamente recogida en Chocolat. "Hace ya mucho de La insoportable levedad del ser, y la gente cambia; sin embargo, aún mantenemos un autentico contacto" --apunta Binoche--. "Fue muy grato actuar juntas de nuevo."

También sucede que Lena es la esposa del director Lasse Hallström, y Chocolat viene a significar la primera vez que el matrimonio trabaja junto en un largometraje de envergadura. "Ha sido como un sueño trabajar con ella" --nos dice Hallström-. "Sabía que sería sencillo y agradable, pero nunca que llegara a serlo tanto. Verla actuar e intercambiar puntos de vista ha sido realmente estimulante y una fuente de inspiración para ambos."

Hallström añade: "El papel de Josephine es idóneo para Lena porque tiene muchas facetas distintas, y ella es grande encarnando a personajes que presentan un amplio número de matices. Josephine es excéntrica y sensible, pero también es muy fuerte. Lena hace honor a esas contradicciones y las reúne todas."

El enemigo mortal de la conversión de Josephine es el Conde De Reynaud, quien rige la pequeña población de Lansquenet con tenaz sentido del rigor moral. Pero, tal y como Alfred Molina encarna a Reynaud, hay mucho más en el personaje que autoridad y beatería. "Probablemente, Reynaud pasa por la experiencia más catártica de toda la historia" --nos dice Molina--. "Se trata de un hombre muy complicado; es un tanto insensato, más bien pomposo, y se toma a sí mismo demasiado en serio. Ve a Vianne como una criatura fantástica que amenaza su patriarcado. Y, sin embargo, Vianne y su chocolate desata la posibilidad del cambio."

Molina percibió particularmente lo humorístico del estilo de vida austero de Reynaud, y las maneras en que su auténtico yo empieza a hacerse público. "Me parece alguien totalmente cómico, especialmente porque decide ir a la guerra contra el chocolate" --comenta el actor--. "Reynaud no puede soportar que Vianne sea feliz y sospecha profundamente de ella. Hay algo en esa mujer, la libertad y la alegría que trae a la gente, que en verdad le asusta."

El Productor Leslie Holleran dice del Conde de Reynaud: "Se trata de un gran papel porque permite al actor ser a un tiempo cómico e intenso. Reynaud es tanto la otra cara de la moneda como la persona que al final resulta totalmente comprendida. Alfred Molina ha hecho un trabajo maravilloso porque ciertamente posee la capacidad de ser a la vez temible y divertido. Verlo actuar es como ver una rueda de colores contrastados mezclarse en toda suerte de posibilidades: a veces oscuro y denso, a veces muy cómico, cubriendo todo el espectro."

En la ciudad de Lansquenet, la austeridad del Conde De Reynaud se ve compensada por las excentricidades de Armande, un personaje anciano del pueblo. Armande es uno de los primeros vecinos del villorrio en ser seducido por el encanto de Vianne y se convierte en su defensora. Una de las actrices más célebres de la actualidad, Judi Dench ofrece otra interpretación rica en matices como Armande, encarnándola como una mujer con un desabrido sentido de la independencia pero también con un gran sentido de humor.

Nos dice Dench: "Creo que Armande es un poco como una bruja que ve en Vianne un reflejo de ella misma. De igual modo que todos los demás en la historia, Armande resulta atrapada por la capacidad de Vianne de generar cambio. Lo que me gusta de la película es que versa sobre hacer "lifting" al espíritu, ¡¡por no mencionar las ingentes cantidades de chocolate que he llegado a comer y beber!!"

"Armande es uno de los verdaderos ejes de la historia" --añade Holleran--, "y Judi Dench nos llena de admiración con su interpretación: estuvo tan refinada, tan cómoda en su papel, emocionalmente tan en su punto...En verdad que puede hacer que cualquier cosa devenga un momento mágico."

La magia de Chocolat también emana del idilio que sostienen Vianne y un viajero errante, Roux, encarnado por Johnny Depp en un rol raro en su trayectoria: es el protagonista romántico de la película. Depp se mostró interesado tanto por la iconoclasta historia de amor de la cinta como por la ocasión de volver a trabajar con Lasse Hallström, con quien previamente colaboró en What's eating Gilbert Grape? (¿A quién ama Gilbert Grape?, 1993). "Sencillamente, haría cualquier cosa que Lasse me pidiera" --admite Depp--; "era ésta una historia tan bella, un guión tan bien escrito...Y encaja de modo prodigioso con Lasse y su avidez por narrar historias que verdaderamente traten de decir algo de un modo entretenido, divertido y distinto."

Depp da vida a Roux como un viajero frenético, apasionado sin remedio por el blues de guitarra hawaiana a lo Django Reinhardt, lo que a su vez encaja con este actor y músico. "Es la clase de tipo que amarra su barca en un pueblo y empieza a tocar música en la calle durante un rato, y luego se va" --nos explica Depp--. "Creo que Roux está verdaderamente interesado en el viejo blues y, de hecho, ésta es la primera ocasión que de verdad he interpretado la guitarra en una película." (Depp subraya que ha imitado su interpretación a guitarra para Cry baby (Cry baby. El lágrima, 1990). Dando inspiración a Depp de principio a fin estuvo Juliette Binoche, de quien él opina: "Es muy hermosa y profunda; te enamoras al instante de ella. Se trata de una actriz que se entrega con gran intensidad; si es posible hablar de arte en cine, creo que se aproxima tanto como el mejor."

Para Lasse Hallström, Depp ha aportado "una maravillosa presencia y la calidad de un auténtico actor protagonista." "Siempre me impresiona cuanto hace" --expresa el director--. "Invariablemente, elige con sumo gusto y precisión y, más allá de ello, se trata de una persona extraordinaria y amable."

La antítesis de Roux en Lansquenet puede hallarse en Serge, el marido brutal de Josephine, cuyos impulsos primitivos y crudos se evidencian en la lucha contra Vianne. Serge es encarnado por Peter Stormare, mejor conocido por su inolvidable papel como asesino desalmado en Fargo (Fargo, 1996). Stormare ha afrontado el singular reto de dar vida al marido de la auténtica esposa del director, Lena Olin. "Afortunadamente, como compatriotas suecos que somos, Lena y yo tenemos una historia común al trabajar juntos en la escuela de arte dramático, por lo que todo se mantuvo en un nivel perfectamente profesional" --ríe Stormare, quien sentía curiosidad por el trágico papel que juega Serge en la reacción de la ciudad contra Vianne-. "Nunca antes había interpretado a alguien como Serge" --nos dice--. "Resulta un personaje muy triste. No creo que sea en realidad alguien malo, sino patético. Una vez lo tuvo todo, pero el alcohol se lo hizo perder."

Y Leslie Holleran añade: "Todo aquél que halla visto Fargo sabe que no puede haber nadie más terrorífico que Peter cuando se planta con aquella mirada. Sin embargo, el público no ha contemplado la otra cara de Peter: sus momentos cómicos. El personaje hubiera podido interpretarse fácilmente sin relieve alguno, sin embargo, Peter crea alguien infantil y extravagante, aportando toda una nueva perspectiva y dimensión a su historia."

Además de las complejidades de su personaje, Stormare también se sintió atraído por todo el gran retablo que recrea Chocolat. "Para mí, se trata de una historia acerca de lo que ocurre cuando un viento exótico arrecia a una población" --nos explica--. "Podría tratarse de cualquier cosa nueva, igual que cuando hizo aparición la televisión, cualquier cosa que divide una población entre los partidarios de condenar lo nuevo y aquellos que le dan la bienvenida. Visto así, la historia, que es entretenida, deviene verdaderamente una metáfora acerca de la vida y la sociedad."

Igualmente atraída por esa metáfora se mostró Carrie-Anne Moss, quien encarna a la alienada hija de Armande, Caroline, que a la vez resulta ser la aliada del Conde De Reynaud en la guerra contra el establecimiento de chocolates. "Me gusta esa mezcla de magia y realismo que posee la historia" -comenta Moss. Describe a su personaje como una mujer que "vive una existencia hecha de extremo control." "Caroline desea controlarlo todo: a su hijo, a sí misma, a su madre..., dado que es el modo más sencillo de pasar el día. Sin embargo, acaba por volver al punto de partida cuando Vianne pone su vida de patas arriba" --continúa la actriz--. "Aprende a dejarse llevar por un minuto y experimenta la libertad y la ligereza de ello."

Acaso el personaje más inocente de Chocolat sea la atribulada hija de Vianne, Anouk, encarnada por Victoire Thivisol, quien hiciera historia ganando el premio a la Mejor actriz en el Festival de Venecia cuando contaba cuatro años por su emotivo papel en Ponette (Ponette, 1996)."

"Victoire es la clase de niña ideal para Lasse en la medida en que hay algo juicioso en ella." --destaca Holleran-. "Los niños de Lasse son siempre almas experimentadas. Se muestran alegres, ingenuos, sin modales y plenamente naturales; sin embargo, también se percibe que están a punto de cambiar nuestra perspectiva del mundo. La cámara adora a Victoire, y evidencia tanto un cierto tipo de lucidez como la atolondrada alegría de un niño."

Thivisol se refiere a Anouk como "una niña divertida y astuta como yo." --Y añade--: "Me encantó trabajar con Lasse. Es muy agradable y simpático, y escuchaba mis ideas."

Otro actor joven que efectúa su debut cinematográfico en Chocolat es Aurelien Parent Koening, quien encarna al solitario Luc, el atormentado nieto de Armande. Judi Dench dice de Koening: "Aporta ese espléndido tipo de energía propia de un muchacho. Posee una curiosidad natural por todo lo de la vida, lo que siempre es maravilloso en un actor. Koening es fabuloso."

Leslie Holleran concluye: "El enfoque de Lasse para los actores siempre es el mismo, no importa la edad que tengan. Habla a los niños como adultos y muestra el mismo respeto para todo el mundo. En cierto sentido, es capaz de ver al niño que encierra el adulto y la sensatez adulta de los niños, siendo ambos extremos partes fundamentales en Chocolat."


Fuente:
Lauren Films

.............................................................................................................................

< Página principal de Chocolat


Imágenes y notas de producción de Chocolat - Copyright © 2000 Miramax Films, David Brown Productions y Fat Free Limited. Todos los derechos reservados.

.............................................................................................................................

© 2001 LaButaca.net. Ángel Castillo. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.