Sitio Oficial Berlinale   .La Butaca

.[Especial 51ª Berlinale] [Películas] [Crónicas]

Mateo Sancho Cardiel
(Berlín, 18-Feb-01)


INTIMACY HACE DE LA BERLINALE SU FIESTA PARTICULAR

La sorpresa volvió a saltar en un palmarés que calló la boca de aquellos que decían que el Festival de Berlín está vendido a Hollywood, pues esta tarde se ha dado a conocer uno de los repartos de premios más arriesgados en mucho tiempo.

La gran ganadora ha resultado "Intimacy", película polémica y difícil que ha levantado opiniones muy diferentes, desde la fascinación al rechazo, por un tratamiento muy especial de su temática sexual. Pero, dejando de un lado su contenido erótico, lo cierto es que artísticamente, la película se convertía en un batiburrillo de ideas a veces brillantes y a veces confusas. Además del Oso de Oro, esta película ha recogido los galardones a la mejor actriz, para Kerry Fox y el Ángel Azul a la mejor película europea.

A resaltar que "You're the one (Una historia de entonces)" sí ha entrado finalmente en el palmarés con un merecido galardón a la labor cinematográfica realizada Raúl Pérez Cubero, responsable de una factura técnica absolutamente magistral.


FESTIVAL O TÓMBOLA

Resulta indignante que un jurado de la categoría de este Festival de Berlín justifique sus decisiones con que "se ha decidido premiar películas modestas cuyo galardón signifique una ayuda para su distribución". Si no quieres premiar una producción de Hollywood, simplemente, no la elijas para la competición, pero no hagas público en una rueda de prensa semejante disparate, que resta categoría al festival, validez al jurado, oportunidades al cine americano y crédito a las películas finalmente premiadas.

De esta manera, no es de extrañar que el palmarés haya destrozado los pronósticos de todo el mundo. Más o menos se entiende que "Intimacy" se lleve el Oso de Oro. Es una película de indudable interés, aunque tenga un desarrollo fallido y momentos muy confusos, y, francamente, dicho lo que antecede, una de las más claras favoritas si descartamos al cine americano que, por mucho que venga de Hollywood, ha traído los mejores frutos a la Berlinale. Pero lo que es inadmisible es que una película más que discreta como "Beijing Bicycle" se lleve el Oso de Plata como Gran Premio del Jurado. Uno no deja de pensar que las historias de unos niños en bicicleta son agradables, pero, por favor, estamos hablando de una "medalla" de plata, por encima de, por ejemplo, "Italiano para principiantes", que ha quedado por detrás con el premio del Jurado.

Pero si lo dicho hasta ahora es descabellado, la película que ha sido galardonada con el Oso de Plata al mejor director es "Betelnut Beauty". Es una película muy mala, pero, por ejemplo "Inugami" también lo es, aunque está bien dirigida. Pero "Betelnut Beauty" trata de ser una comedia suburbana, y a nivel de dirección es de lo más normal del mundo. El cine oriental puede ser muy bueno si está firmado por Zhang Yimou, pero no hay que premiarlo por norma. Para este premio era mucho más indicado Steven Soderbergh, cuya maestría con la cámara aporta mucho a "Traffic". Esta excelente película se ha tenido que conformar con un premio a mejor actor para el espléndido Benicio del Toro. El premio a la mejor actriz ha recaído -no con toda justicia, pero sí con algo de la misma-, en Kerry Fox, que hay que reconocer que hace una buena interpretación en "Intimacy". Además, la película también ha recogido el "Ángel azul" a la mejor producción europea.

Películas como "Chocolat" o "Little Senegal" han quedado fuera del palmarés, cuando son piezas muy superiores a cualquiera de las premiadas, mientras que la excelente "Wit" se ha tenido que conformar con una mención del jurado ecuménico. Creo que, si desde el principio se tenía esa idea de premiar el cine independiente, no tendrían que haber tomado el pelo de esta manera. Se pretende que el festival alcance altura gracias a películas que partan como favoritas para el Oscar, para más tarde negarle el acceso a los galardones. Y no sólo eso, sino que además esta decisión ha forzado a premiar filmes con ninguna clase de méritos más allá de un bajo presupuesto. Lo malo de todo esto es que para una persona que no siga con detalle el certamen, es con esto (con el palmarés) con lo que se queda, y películas de verdadero valor artístico pierden un importante reclamo para el público. Simplemente, enojoso.



.............................................................................................................................

© 2001 La Butaca. Ángel Castillo. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.