51ª Berlinale


Secciones

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Inserta tu mail

 

LA BUTACA - Revista de Cine

.[Especial 51ª Berlinale] [Películas] [Crónicas]

DESCUBRIENDO A FORRESTER (FINDING FORRESTER)
...........................................................................................................................
cartel
Ampliar cartel

Comprar DVD

Dirección: Gus Van Sant.
Paises:
USA/Reino Unido.
Año: 2000.
Duración: 136 min.
Interpretación: Sean Conner (William Forrester), Robert Brown (Jamal Wallace), F. Murray Abraham (profesor Robert Crawford), Anna Paquin (Claire Spence), Busta Rhymes (Terrell), April Grace (señorita Joyce), Michael Pitt (Coleridge), Michael Nouri (Dr. Spence), Richard Easton (Matthews), Glenn Fitzgerald (Massie), Zane R. Copeland Jr. (Damon), Stephanie Berry (Janice).
Guión: Mike Rich.
Producción: Sean Connery, Laurence Mark y Rhonda Tollefson.
Música: Bill Brown.
Fotografía: Harris Savides.
Montaje: Valdis Oskarsdóttir.
Diseño de producción: Jane Musky.
Dirección artística: Arvinder Grewal, Robert Guerra y Darrell K. Keister.
Vestuario: Ann Roth.
Decorados: Carolyn 'Cal' Loucks y Susan Tyson.

...........................................................................................................................

CRÍTICA

Pablo del Moral (CinEncanto)
México, 17-Abr-01

Durante mucho tiempo el director Gus Van Sant fue el secreto mejor guardado del cine independiente. Sus películas tempranas "Drugstore Cowboy", "My Own Private Idaho" y "Even Cowgirls Get the Blues" se veían reducidas a exhibirse en salas de arte y festivales especializados. Muchas fueron descubiertas en vídeo por el público en general, pero no pasaban de ser curiosidades a la altura del cine de los rebeldes Jim Jarmusch o Richard Linklatter.

Con "Good Will Hunting" ("El indomable Will Hunting" en España), todo eso cambió. La etérea sensibilidad de Van Sant y su diestra interpretación de la clase trabajadora llegó por primera vez al público masivo. Y aunque ésa no es su mejor película, le consiguió un lugar en aquel nicho de directores que logran realizar productos comercialmente viables, a la vez que respetan su visión artística.

"Encontrando a Forrester" (título en México de "Finding Forrester") cae de nuevo en esa categoría, exactamente. En la película conocemos a Jamal Wallace, un inteligente (pero no muy estudioso) muchacho que, en su humilde escuela en la parte más peligrosa de Nueva York, juega basketball porque es lo que se espera de él, y escribe casi a escondidas, porque es lo que realmente le gusta. A pesar de sus bajas calificaciones, su excelente desempeño en un test de aptitud hace que una escuela privada se interese en enrolarlo, aunque es evidente que están más interesados en su progreso como atleta que en su potencial intelectual.

Por azar Jamal conoce a un escritor ermitaño llamado William Forrester (basado, creo yo, en el igualmente enigmático J.D. Salinger, autor de la seminal novela "The Catcher in the Rye" -"El guardián entre el centeno" en España-, y quien, al parecer, vive aislado del mundo que lo aclama). Forrester queda impresionado por los excelentes escritos de Jamal, quien a los dieciséis años muestra tremendo talento, y decide funcionar como mentor del muchacho, pues ya que se enroló en la prestigiada escuela que le ofreció la beca, tiene oportunidad de destacar haciendo lo que le gusta. En la escuela, sin embargo, no le tienen mucha fe a su talento fuera de la cancha de basketball. La única que lo apoya es Claire, una inteligente muchacha que vé en él el potencial que los demás ignoran.

Aunque la historia es interesante y está muy bien escrita, el real valor de la cinta está en las relaciones entre los personajes, y las sutiles variaciones que se dan como resultado de las circunstancias que los rodean. Éste es el tipo de cine más complicado que hay, pues debe fundamentarse en la creación de personajes con la suficiente profundidad para que, en las escasas dos horas de duración, cobren vida propia y consigan la identificación con el público. Sean Connery, Anna Paquin y el tremendo debutante Robert Brown logran esto a la perfección, guiados precisamente por Van Sant, quien una vez más entrega un producto auténticamente refinado, con una increíble sensibilidad que envidiarían las pretensiosas producciones que buscan revestirse de "arte" con obtusos giros barrocos (como esta misma frase), mientras que Van Sant y sus actores lo logran con la sencillez y elegancia que un perfecto guión permite.

Esta película podrá sentirse algo lenta, y en ningún momento (exceptuando el final) hay malabares sentimentales que busquen vulgarmente nuestra simpatía. Por el contrario, la cinta es profunda e inteligente, y ciertamente genera emociones, pero no por el camino fácil de la lágrima, sino apelando a la razón. "Encontrando a Forrester" tiene toda la complejidad de una buena novela, la misma profundidad de personajes, y el emotivo estilo fílmico de Van Sant. Un gran triunfo, que con toda calma recompensará a quien eliga verla bajo las condiciones que la cinta impone.

Calificación: 9

CINENCANTO. Revista de cine colaboradora

...........................................................................................................................

< Página principal de Descubriendo a Forrester


Imágenes de Descubriendo a Forrester - Copyright © 2000 Columbia Pictures, Fountainbridge Films y Laurence Mark Productions. Photo Credit: Demmie Todd. Todos los derechos reservados.

...........................................................................................................................

© 2001 LaButaca.net. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.