51ª Berlinale


Secciones

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Inserta tu mail

 

LA BUTACA - Revista de Cine

.[Especial 51ª Berlinale] [Películas] [Crónicas]

QUILLS (LETRAS PROHIBIDAS)
...........................................................................................................................
cartel
Ampliar cartel

Comprar DVD

Dirección: Philip Kaufman.
País:
USA.
Año: 2000.
Duración: 125 min.
Interpretación: Geoffrey Rush (Marqués de Sade), Kate Winslet (Madeleine), Joaquin Phoenix (Coulmier), Michael Caine (Dr. Royer-Collard), Billie Whitelaw (Madame LeClerc), Patrick Malahide (Delbene), Amelia Warner (Simone), Jane Menelaus (Renee Pelagie), Stephen Moyer (Prouix), Tony Pritchard (Valcour).
Guión: Doug Wright; basado en su propia obra teatral.
Producción: Julia Chasman, Peter Kaufman y Nick Wescheler.
Música: Stephen Warbeck.
Fotografía: Rogier Stoffers.
Montaje: Peter Boyle.
Diseño de producción: Martin Childs.
Dirección artística: Steven Lawrence y Mark Raggett.
Vestuario: Jacqueline West.
Decorados: Jill Quertier.

...........................................................................................................................

OPINIÓN

Wally

La imaginación es inocente

De acuerdo con la película, Napoleón pensó en eliminar al Marqués después de la publicación de «Justine», pero optó por la vía, no sé si feliz, de reformarlo, y envió a tal propósito a un famoso siquiatra, Royer-Coller, a su manicomio. Sade convirtió al curandero, que interpreta Michael Caine, en la víctima de su implacable sátira, y el médico lo hizo a él víctima de su terapia feroz. O dicho con otras palabras: no le rió la gracia.

Creo que el pensamiento del Marqués de Sade está mucho mejor defendido por él mismo que por este director (mi insoportable Kaufman), de hecho, hace un flaco favor a su causa con tanta tendenciosidad. Sade viene a decir que su obra es inocente, que la palabra lo es siempre. «Si un loco intenta andar por el agua y se ahoga, ¿prohibiriais La Biblia?». Madeleine dice que si no fuera una mujer tan mala en los textos, no podría ser tan buena en la realidad.

La imaginación es inocente, la palabra no es responsable de lo que ocurre. La película pone en escena esta tesis. Es estremecedor ver al Marqués intentando escribir a pesar de los pesares, cuando le quitan las plumas, la tinta, la palabra...

El Sade de hoy es la violencia televisiva, a la que queremos hacer culpable de unos crímenes para los que ella nunca hizo falta. También los videojuegos, o los juegos de rol. Ellos también son inocentes.

...........................................................................................................................

< Página principal de Quills


Imágenes de Quills - Copyright © 2000 Fox Searchlight Productions, Hollywood Partners, Industry Entertainment y Walrus & Associates. Todos los derechos reservados.

...........................................................................................................................

© 2001 LaButaca.net. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.