51ª Berlinale


Secciones

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Inserta tu mail

 

LA BUTACA - Revista de Cine

.[Especial 51ª Berlinale] [Películas] [Crónicas]

TRECE DÍAS (THIRTEEN DAYS)
...........................................................................................................................
cartel
Ampliar cartel

Comprar DVD

Dirección: Roger Donaldson.
País:
USA.
Año: 2000.
Duración: 145 min.
Interpretación: Kevin Costner (Kenny O'Donnell), Bruce Greenwood (John F. Kennedy), Steven Culp (Robert F. Kennedy), Dylan Baker (Robert McNamara), Henry Strozier (Dean Rusk), Frank Wood (McGeorge Bundy), Len Cariou (Dean Acheson), Janet Coleman (Evelyn Lincoln), Stephanie Romanov (Jacqueline Kennedy), Bill Smitrovich (General Maxwell Taylor), Ed Lauter (General Marshall Carter).
Guión: David Self; basado en el libro "The Kennedy Tapes - Inside the White House during de Cuban missile crisis" de Ernest R. May y Philip D. Zelikow.
Producción: Kevin Costner, Marc Abraham, Peter O. Almond, Armyan Bernstein y Kevin O'Donnell.
Música: Trevor Jones.
Fotografía: Andrzej Bartkowiak, Roger Deakins y Christopher Duddy.
Montaje: Conrad Buff.
Diseño de producción: Dennis Washington.
Dirección artística: Ann Harris, Tom Targownik y Thomas T. Taylor.
Vestuario: Issis Mussenden.
Decorados: Denise Pizzini.
Dirección de producción: Paul Deason y Denise Pinckley.

...........................................................................................................................

CRÍTICA

Mateo Sancho Cardiel
Berlín, 13-Feb-01

Tras el relativo fracaso de "Waterwold" y el tremendo batacazo de "Mensajero del Futuro", Kevin Costner no sólo ha enterrado su carrera como actor, sino que se ha ganado la fama de uno de los más pedantes defensores de los valores morales de su patria. "Thirteen Days" es toda una síntesis de lo que supone, hoy por hoy, entrar a ver un producto a la medida de Costner.

Para empezar, la trama, y sobre todo su personajes, es muy similar a la de la que probablemente sea su mejor película y su mejor interpretación: "JFK". Copiando sin reparos el estilo de Oliver Stone, con ese grano gordo en las imágenes para darle el tono de documental de la historia de los Estados Unidos y mezclando el color con el blanco y negro, ni siquiera entre toda esta rememoración de su ya añejo éxito Costner consigue alcanzar la calidad interpretativa de su antecesora, lo que nos lleva a pensar que ya ni destaca en los papeles que, aunque le encasillaban, sí hacía bien antes.

Sin embargo, la película supone un pequeño avance en su trayectoria artística, pues no es rematadamente mala, sino, a pesar de su rotunda mediocridad, interesante en algunos puntos. Para empezar, hay que reconocer que los americanos, a la hora de hacer una superproducción en toda regla, son los mejores. La espectacularidad, el buen montaje, las tomas... En fin, que la factura técnica, aunque no es nada original, sí es irreprochable. Por otro lado, nos sumerge en un acontecimiento histórico atractivo como es la crisis de los mísiles de Cuba, que tuvo a todo el mundo en vilo durante los "Trece Días" del título. Y seguir paso a paso como ocurrió es algo que mantiene el interés, pese a que hay que andar con un filtro antiamericanadas, pues el rigor histórico brilla por su ausencia. Si Mel Gibson tuvo que cambiar el nombre de su personaje en "El patriota" para permitirse ciertas licencias narrativas, en "Trece Días", aunque es evidente que no se puede cambiar a Kennedy por un anónimo, no se tiene ningún problema a la hora de manipular los hechos y concluir con un mensaje que viene a decir que tendremos que estar agradecidos a los Estados Unidos durante el resto de nuestras vidas, ya que, si hoy existimos, es porque ellos lo han permitido, gracias a la "sutil" política exterior de los Kennedy. Afortunadamente, a nada que sepamos un poco de Historia, o simplemente conozcamos la mentalidad norteamericana, poco nos podrá costar deducir que la realidad no fue tan maniquea.

Por otro lado, el ritmo narrativo se hace pesado, la duración es excesiva. Esto hace que nunca nos apasionemos por la historia y el filme nos deje bastante fríos. Las ambiciones de resultar un gran relato, casi épico, quedan estrelladas en un desarrollo pobre y traído por los pelos de algo que podría haber sido una gran película, pero que se queda en un producto soporífero. Ya anunciadas las nominaciones a los Oscar, podemos comprobar que las aspiraciones a algún premio no se han cristalizado.

En definitiva, es un producto realizado por y para americanos, que llega a hacerse algo aburrido y que, sobre todo, está tan fuera de tono en este Festival de Berlín como lo estuvo en su día la clausura de Cannes a cargo de "Godzilla".

...........................................................................................................................

< Página principal de Trece días


Imágenes de Trece días - Copyright © 2000 Beacon Communications. Todos los derechos reservados.

...........................................................................................................................

© 2001 LaButaca.net. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.