51ª Berlinale


Secciones

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Inserta tu mail

 

LA BUTACA - Revista de Cine

.[Especial 51ª Berlinale] [Películas] [Crónicas]

TRAFFIC
................................................................................................................................
cartel
Ampliar cartel

Comprar DVD

Dirección: Steven Soderbergh.
Paises:
USA/Alemania.
Año: 2000.
Duración: 147 min.
Interpretación: Michael Douglas (Robert Wakefield), Don Cheadle (Montel Gordon), Benicio Del Toro (Javier Rodriguez), Luis Guzmán (Ray Castro), Dennis Quaid (Arnie Metzger), Catherine Zeta-Jones (Helena Ayala), Amy Irving (Barbara Wakefield), Steven Bauer (Carlos Ayala), Erioka Christensen (Caroline Wakefield), Clifton Collins Jr. (Francisco Flores), Miguel Ferrer (Eduardo Ruiz), Topher Grace (Seth Abrahams).
Guión: Stephen Gaghan; basado en la miniserie Traffik.
Producción: Edward Zwick, Marshall Herskovitz y Laura Bickford.
Producción ejecutiva: Richard Solomon, Mike Newell, Cameron Jones, Graham King y Andreas Klein.
Música: Cliff Martinez.
Fotografía:
Peter Andrews (Steven Soderbergh).
Montaje: Stephen Mirrione.
Diseño de producción: Philip Messina.
Dirección artística: Keith P. Cunningham.
Vestuario: Louise Frogley.
Decorados: Kristen Toscano Messina.
Dirección de producción: Frederic W. Brost y Robin L. Green.

................................................................................................................................

CRÍTICA

Joaquín R. Fernández

Puntuación: 6.5
Banda Sonora Original:
*****

Steven Soderbergh está de suerte. La crítica lo adora a pesar de haberse introducido de lleno en terrenos más comerciales, y las productoras están más que satisfechas con los beneficios que sus filmes les reportan. Sin embargo, mis palabras no van a ser de rendida pleitesía; es más, y al igual que sucedía con Ridley Scott en Gladiator (también nominada al Oscar a la mejor película y al mejor director), el que más estorba durante todo el metraje es el propio realizador. Adoptar "técnicas" del cine independiente (que, no nos engañemos, se utilizan primordialmente por carencia de presupuesto más que por supuestas finalidades creativas) es, en mi opinión, un tremendo error. Mitigar los colores, o incluso eliminarlos del todo (como incomprensiblemente sucede en las secuencias que transcurren en México), y disponer de la cámara como si uno estuviera rodando un documental, no son, a mi entender, soluciones que aporten verosimilitud a toda una historia. Como mucho, son recursos acertados para un determinado número de escenas, pero, díganme, ¿en verdad cabe emplearlas, por ejemplo, en aquellos momentos en los que se exponen los conflictos personales de los protagonistas? Por tanto, al señor Soderbergh sólo le atribuyo un mérito (bien cierto que no es exiguo): sabe dirigir muy bien a sus actores, pues son ellos, y el guionista, los verdaderos artífices de las bondades de Traffic.

Precisamente lo mejor de la película se halla en esos dramas personales que un tema común, la droga, produce en los personajes. Momentos como aquéllos en los que Caroline se droga con sus amigos y uno de ellos cae al suelo, afectado por toda la porquería que ha introducido en su cuerpo, evidencian el egoísmo de unos jóvenes que, poseyéndolo todo (al menos desde un punto de vista material), terminan ahogados en su propio vacío. O el juez Wakefield (estupendo Michael Douglas), que se muestra impotente (él, máximo responsable de luchar contra la droga en su país) al comprobar que su hija es una drogadicta. Javier (gran actuación de Benicio del Toro), que tan sólo quiere sobrevir y, en principio, se muestra sumiso frente a la corrupción y la miseria que lo rodea. O, finalmente, Helena (una acertada Catherine Zeta-Jones), que no duda en ponerse una venda en los ojos con tal de que su vida sea idéntica a como era antes de que a su marido -un acaudalado traficante- lo encerraran en prisión. Todos ellos son personajes creíbles y muy bien construidos, y los actores que los interpretan realizan un trabajo magnífico y digno de consideración.

Resumiendo, Traffic es una buena película, aunque no excelente. Si Soderbergh se hubiera contenido un poquito y recordara que las verdaderas estrellas son los personajes -y no él-, aún sería mejor (fíjense cómo desaprovecha la escena en la que explota la bomba situada debajo de un automóvil, destinada a acabar con la vida de un confidente de la policía). Por otra parte, los minutos finales, destinados a complacer al espectador (Caroline más parece estar en una secta que en un grupo de ayuda), contrastan con la dureza que durante más de dos horas se nos ha mostrado. En fin, como decía antes, al menos nos encontramos con un sólido guión que se desarrolla en una película aceptablemente entretenida, si tenemos en cuenta su larga duración.

................................................................................................................................

< Página principal de Traffic

Imágenes de Traffic - Copyright © 2000 Bedford Falls Productions. Todos los derechos reservados.

................................................................................................................................

© 2001 LaButaca.net. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.