Sitio Oficial Berlinale   .La Butaca

.[Especial 51ª Berlinale] [Películas] [Crónicas]

WIT
.............................................................................................................................
cartel no disponible Dirección: Mike Nichols.
Paises:
USA/Reino Unido.
Año: 2001.
Duración: 99 min.
Interpretación: Audra McDonald (Susie Monahan), Emma Thompson (Dra. Vivian Bearing).
Guión: Margaret Edson; autora de la obra teatral en que se basa.
Producción ejecutiva: Mike Nichols y Cary Brokaw.
Fotografía: Seamus McGarvey.
Dirección de producción: Rachel Neale.

.............................................................................................................................

CRÍTICA

Mateo Sancho Cardiel
(Berlín, 9-Feb-01)

Tras tres años sin estrenar en la gran pantalla y con una curiosa maternidad de por medio, Emma Thompson ha vuelto clamorosamente al cine. Muchos coincidirán conmigo en que ciertamente pocos la habíamos echado de menos, pero una vez de vuelta uno se da cuenta de que hemos estado una larga tamporada sin disfrutar de esta carismática, sensible y portentosa actriz, una de las más grandes de nuestro tiempo.

Ella es prácticamente el cincuenta por ciento de "Wit", un brutal enfrentamiento, cara a cara, con uno de los temas más tratados por el cine pero pocas veces tan rotundamente expresado: la muerte. Sí, efectivamente, Emma Thompson afronta un papel que, aparentemente, es carne de Oscar. Y digo aparentemente porque, aunque sí es muy probable que se lo lleve ya en la edicion del 2001 -como también es clara candidata al Oso de Plata aquí en Berlín-, no es lo típico que han podido llevar a cabo Susan Sarandon en "Quédate a mi lado", Meryl Streep en "Cosas que importan" o Diane Keaton en "La habitación de Marvin".

En "Wit", lo primero que se nos dice, tras los rasgantes violines de la banda sonora, es que la protagonista tiene cáncer. Sin preámbulos, sin aspavientos. Y a partir de ahí se construye una historia que salta del presente al pasado continuamente. Casi un monólogo de la actriz, que parece afanosa en recuperar el terreno del que era y volverá a ser la reina indiscutible. Nos la encontramos con el pelo rapado, en un hospital. Y es esta estética esterilizada la que contagia de su monotonia, sobriedad y soledad al desarrollo de la película. Pocas veces hemos visto en la pantalla el lentísimo paso del tiempo para una paciente terminal enclaustrada en su habitación, sin familiares que la visiten, con médicos que sólo ven en su caso la esperanza de hacer un trabajo que les de un puesto más alto. Tenemos a la protagonista enfrentada con el fin de su vida. Llegará tarde o temprano y tiene el tiempo que dura la película para recibirlo lo mejor posible.

Aquí llega otro punto fuerte de "Wit": la filosofia que todos tenemos en nuestra juventud -o mientras no tenemos a la vista el final del camino- es muy idealista. Pero llega un momento en el que nos tenemos que dejar de historias y demostrar con la práctica la fortaleza de la que presumimos y que, mayoritariamente, no tenemos. Toda una vida teniendo una imagen determinada de nosotros mismos, para llegar al momentos de nuestra muerte y ver tambalearse todos nuestros principios.

A las labores de interpretación, Thompson tambien suma las de un guión que coescribe o mejor dicho coadapta ("Wit" fue antes una exitosa obra de Brodway) con Mike Nichols, la otra parte de la empresa. El director repite con ella tras la discutible "Primary Colors" y esta vez recupera el gran pulso que demostró en "El graduado" y que últimamente parecía haber perdido. Y se ve su gran maestría en que no pretende hacerse notar, sino que se pone al servicio de una historia que requiere sólamente tomas largas y cámara fija.

En definitiva, es una de las mejores películas que hemos podido ver en este certamen hasta el momento, que muy probablemente se hará un hueco en el palmarés y que demuestra que lo de Emma Thompson no son tablas ni estudio de los personajes, sino un don innato que nos conecta directamente con ella, que dota a cada gesto de un matiz de sensibilidad que se ve que sale desde dentro y, ayudada de su propio guión, nos arranca la emoción con el único recurso del verdadero sentimiento de una muerte desgarradoramente real. Una gran pelicula.

.............................................................................................................................

MÁS RECURSOS

-Ficha en la IMDB
-Otras películas de Mike Nichols: El graduado (1967), Postales desde el filo (1990), A propósito de Henry (1991), Jaula de grillos (1996), Primary Colors (1998), ¿De qué planeta vienes? (2000).


Imágenes de Wit - Copyright © 2000 Avenue Pictures Productions. Todos los derechos reservados.

.............................................................................................................................

© 2001 La Butaca. Ángel Castillo. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.