Compras

Comprar DVD de "21 gramos" de Alejandro González Iñárritu
DVD

Comprar banda sonora de "21 gramos" de Gustavo Santaolalla
BSO


Fnac

 


  ● Cobertura de la 51ª edición del Festival de San Sebastián  ●
                                                         18 - 27 Septiembre 2003

     

21 GRAMOS
(21 grams)


Dirección: Alejandro González Iñárritu.
País:
USA.
Año: 2003.
Duración: 125 min.
Interpretación: Sean Penn (Paul), Benicio Del Toro (Jack Jordan), Naomi Watts (Christina), Charlotte Gainsbourg (Mary Rivers), Melissa Leo (Marianne Jordan), Clea DuVall (Claudia), Danny Huston (Michael), Carly Nahon (Katie), Claire Pakis (Laura), Marc Thomas Russo (Freddy), Teresa Delgado (Gina).
Guión: Guillermo Arriaga.
Producción: Alejandro González Iñárritu y Robert Salerno.
Música: Gustavo Santaolalla.
Fotografía:
Rodrigo Prieto.
Montaje: Stephen Mirrione.
Diseño de producción: Brigitte Broch.
Dirección artística: Deborah Riley.
Vestuario: Marlene Stewart.
Estreno en USA: 21 Noviembre 2003.
Estreno en España: 30 Enero 2004.

CRÍTICA por Leandro Marques

El peso de una vida

  Un segundo. Un centímetro. Un momento exacto. Una vida. Cualquier instante, por pe-queño que sea, puede convertir las cosas en algo drásticamente diferente de lo que eran. Para bien o para mal. Un cuerpo humano, un ser inserto en él, es válido preguntarse, hasta qué punto es capaz de soportarlo. Especial-mente cuando se trata de una tragedia, de la muerte injusta de seres queridos, ¿puede se-guir habiendo vida para los sobrevivientes? O mejor dicho, ¿puede seguir llamándose "estar vivo" a una vida después de algo así? "21 gra-mos", dicen, es la cantidad de peso que pierde un cuerpo cuando deja la vida. Pero más que otra cosa, es la segunda película, hablada en inglés y producida en Estados Unidos, del director mexicano Alejandro González Iñárritu, el mismo que se consagró con "Amores perros".

  En esta nueva producción, el realizador mantiene varios de los ras-gos mostrados en su opera prima. Desde la textura opaca de sus imágenes hasta la íntima cercanía de la cámara con los personajes, todo esto entrelazado con el modo irregular de manejar los tiempos del relato. González Iñárritu hace de su película una especie de rompecabezas en el que cada una de sus piezas, a medida que se desarrolla la trama, irá encajando con los sucesos de la historia. El film, escrito por Guillermo Arriaga –también guionista de "Amores perros"–, juega con el orden cronológico de la historia, le quita su coherencia y lo recorta en pedazos que desparrama a lo largo de la trama. Aunque este estilo lleva a desairar durante el primer tramo al espectador, por momentos aturdiéndolo de in-formación, las escenas nunca pierden interés estético ni narrativo. Desde el primer instante, desde el primer plano, las imágenes irradian un clima absolutamente envolvente, inquietante, que despierta tantas preguntas co-mo curiosidad por descubrir cómo se desenvuelve la historia.

  Cuerpos que sufren, que sienten, que aman, que desean, que odian, que sienten culpa. Cuerpos solitarios, frágiles, enfermos. Cuer-pos vistos como con lupa. "21 gramos" es una película profundamente interesada en explorar los cuerpos. Los retrata de cerca, trata de captar su expresividad y su percepción. A través de los cuerpos, de su estudio, de su observación, el film accede a los pensamientos. ¿Por qué vale la pena vivir? ¿Hasta qué punto es posible aguantar el dolor? La cinta no ofrece respues-tas, pero sí preguntas. Es básicamente un film que cuestiona, algunas veces más sutilmente que otras. Cuestiona la seguridad y contención de Jesús tanto como al ingenuo optimismo de las personas. El sufrimiento no se arregla mirando para otro lado, creyendo que todo está bien, es una mochila pesada que cada uno debe cargar so-bre sus hombros. Hacerse cargo del dolor propio, inherente a la vida huma-na, es luchar por transformar la vida en un viaje menos agobiante.

  En un accidente, Jack Jordan, interpretado por el impactante Benicio del Toro, atropella y mata a un papá junto a sus dos hijas. Por esos días, Paul Rivers (brillante Sean Penn) esperaba un corazón para poder con-tinuar con vida. El papá, marido de Cristina Peck (Naomi Watts, excelente como en "Mulholland Drive"), le proveerá el órgano a Paul y al mismo tiem-po instalará una curiosidad: la de saber quién le ha salvado la vida. Así co-nocerá a Cristina. Y ambos harán lo propio con Jordan. Pese al por mo-mentos previsible deambular de la trama, el manejo del relato es impeca-ble. La cinta tiene una dinámica tan absorbente que son pocos los seg-mentos que habilitan a pensar o al menos interesarse por adivinar qué es lo que sigue. González Iñarritu es un notable creador de atmósferas, de ten-sión; la música escogida, el andar inquieto de la cámara, el trabajo con la fotografía y la iluminación son algunas de sus herramientas.

  Otros de los puntos sobresalientes, como se dijo al pasar, está relacionado con el altí-simo nivel de compromiso de los actores con sus roles. Una cara de Benicio del Toro, un silencio de Sean Penn, una mueca de Na-omi Watts, en esta película, encajan a la per-fección con lo que sus interpretados piden de ellos en cada escena. A estas actuaciones hay que sumarle la muy buena composición de los personajes; se explora sobre sus raí-ces esenciales, lo que permite encontrar indi-cios suficientemente claros para poder comu-nicarse y entablar un diálogo con el especta-dor, que respetará, entenderá o bien rechaza-rá con sustento el comportamiento de cada uno. La película ofrece muchos espacios flotantes, silencios, que sirven para abrir el juego y permitir al pú-blico hacerse preguntas y reflexionar sobre ellas. Más allá de algún pasaje construido casi a la fuerza, como para justificar la coherencia de la historia (por ejemplo, la escena en la que Cristina estalla de ira y confiesa querer matar a Jordan), "21 gramos" se construye a sí misma con la solidez que a veces deviene de la irregularidad. Irregularidad por la forma en que está contada. Por la historia que cuenta. Miedo, dolor, culpa, incertidumbre, muerte. No hay garantías de nada. Sólo de que hay vida, y de que hay que hacerse responsable por ella. Quizás, detrás de esos 21 gramos insignifi-cantes, los mismos que pesa una barrita de chocolate, se esconda algo que vale el intento descubrir.

Calificación:


Imágenes de "21 gramos" - Copyright © 2003 A This That Productions e Y Productions. Distribuida en España por UIP. Todos los derechos reservados.

Página principal de "21 gramos"
Añade "21 gramos" a tus películas favoritas
Opina sobre "21 gramos" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "21 gramos" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS DEL FESTIVAL

El misterio Galíndez     Open range     Soñadores (The dreamers)     The station agent (Vías cruzadas)     Veronica Guerin     The Italian job


        Suscribe tu correo para recibir gratis los boletines de La Butaca:

© 2003 LaButaca.net - Revista de Cine.  Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.