● Cobertura de la 51ª edición del Festival de San Sebastián  ●
                                                         18 - 27 Septiembre 2003

     

LA FLAQUEZA DEL BOLCHEVIQUE


Dirección: Manuel Martín Cuenca.
País:
España.
Año: 2003.
Duración: 95 min.
Interpretación: Luis Tosar (Pablo López), María Valverde (María), Mar Regueras (Sonsoles), Nathalie Poza (Eva), Manolo Solo (Francisco), Jordi Dauder (Alfredo), Yolanda Serrano (Alba), Enriqueta Carballeira (Dolores), Ángela Herrera (Elsa), Rubén Ochandiano (Manu).
Guión: Lorenzo Silva y Manuel Martín Cuenca; basado en la novela de Lorenzo Silva.
Producción: José Antonio Romero.
Música: Roque Baños.
Fotografía:
Alfonso Parra.
Montaje: Ángel Hernández Zoido.
Dirección artística: Pilar Revuelta.
Vestuario: Eva Arreche.
Estreno en España: 31 Octubre 2003.

CRÍTICA por Mateo Sancho Cardiel

  El desencanto generacional de los treinta parece el género de moda en el cine español: la pérdida de la emoción, los ideales devorados por el capita-lismo... Sin embargo, mientras todas las muestras de este poco novedoso género gocen de tanta solidez y brío como “La flaqueza del bolchevique” no me atreveré a rechistar, sino que, más bien, apoyaré modestamente este tipo de propuestas que apuestan por una buena historia y unos personajes creíbles por encima de todo.

  En su debut cinematográfico, Manuel Martín Cuenca adapta la novela de Lorenzo Silva “La flaqueza del bolchevique” y, sin deshacerse de tan su-gerente título, ejecuta con una sobriedad, una dimensión monolítica que moldea en su voluntaria languidez un desesperado alegato contra la gene-ralizada postura acomodaticia. Porque el gran protagonista de la cinta, en los rasgos faciales de un fantástico –como siempre– Luis Tosar, es el de-rrotismo global pero la pequeña, muy pequeña victoria íntima.

 Hay en todo el desarrollo de “La flaque-za del bolchevique” un tono grisáceo, de frialdad marmórea con el que su director ha renunciado a producir un apasionado encuentro con el espectador, pero que, a la larga, consigue crear una mayor trans-misión de la abulia y la decepción de la antaño luchadora generación del prota-gonista. En su vida de proletario reconvertido en ejecutivo, Pablo o Jaime o Javier, cualquie-ra de los nombres que adopta su personaje, como cualquiera de sus iguales en el mundo real, aún percibe el centelleo en su espíritu crítico, de aquella resistencia a la resignación, y en su última, trasnochada y medio cobarde oportunidad de recuperar su esencia, su amor propio, el destino le llevará por los cami-nos del drama con degradaciones hacia la tragedia. Sin embargo, el reen-cuentro con la intensidad vital, aun al precio de un balance demoledor y au-todestructivo, habrá merecido la pena.

  Pero, en lo que podría haberse convertido en un filme de panfleto ideológico falseado, encontramos que la gran habilidad del director ha sido mostrar un pulso firme, de un mutismo tremendamente su-gerente, de un erotismo colmado de sutilidad amarga y adulta, que es lo que otorga a su película el toque de distinción que la convierte en un pro-ducto altamente recomendable, aunque su visión pueda resultar, con toda premeditación, algo incómoda, ligeramente mórbida y definitivamente depri-mente. Volvemos a respirar el desasosiego, el pesimismo, porque algo nos habla en “La flaqueza del bolchevique” de que las cosas no pueden acabar muy bien. Son malos tiempos para el amor y más para el heroísmo, y si existen, como están bien presentes en el romance, otoñal para él y adoles-cente para ella, entre Tosar y la prometedora y magnética María Valver-de, están condenados a la mala suerte, a la extinción.

  Así, en su canto ahogado, “La flaqueza del bolchevique” se embadurna de la confusión reinante en la actualidad y se consolida como un inteligente filme que reflexiona sobre nuestra sociedad, que ofrece mensajes muy poco complacientes, que, en su abandono de la comercialidad, ha ganado la licencia de eliminar toda efusividad del mapa emocional y ha ce-dido el protagonismo a la balbuceante inercia de un atasco en pleno centro de la ciudad.

Calificación:


Imágenes de "La flaqueza del bolchevique" - Copyright © 2003 Rioja Audiovisual. Distribuida en España por UIP. Todos los derechos reservados.

Página principal de "La flaqueza del bolchevique"
Añade "La flaqueza del bolchevique" a tus películas favoritas
Opina sobre "La flaqueza del bolchevique" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "La flaqueza del bolchevique" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS DEL FESTIVAL

Le divorce     En la ciudad     La joven de la perla (Girl with a pearl earring)     Reconstruction     Soñadores (The dreamers)     Inter'mission


        Suscribe tu correo para recibir gratis los boletines de La Butaca:

© 2003 LaButaca.net - Revista de Cine.  Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.