● Cobertura de la 51ª edición del Festival de San Sebastián  ●
                                                         18 - 27 Septiembre 2003

     

LA HERENCIA
(Arven) (Inheritance)


cartel

 
Dirección: Per Fly.
Países:
Dinamarca, Suecia, Noruega, Reino Unido.
Año: 2003.
Duración: 107 min.
Género: Drama.
Interpretación: Ulrich Thomsen (Christoffer), Lisa Werlinder (María), Ulf Pilgaard (Aksel), Ghita Nørby (Annelise), Karina Skands (Benedikte), Lars Brygmann (Ulrik), Peter Steen ((Niels), Diana Axelsen (Annika), Jesper Christensen (Holger Andersen), Dick Kaysø (Jens).
Guión: Per Fly, Kim Leona, Mogens Rukov y Dorte Høgh.
Producción: Ib Tardini.
Música: Halfdan E.
Fotografía:
Harald Gunnar Paalgaard.
Montaje: Morten Giese.
Diseño de producción: Søren Gam.
Vestuario: Stine Gudmundsen-Holmgreen, Margrethe Rasmussen y Lotte Trolle.
Estreno en España: 2 Julio 2004.

CRÍTICA por Rubén Corral

Ruina

  Tal y como ocurrió en la Italia de los años cincuenta y el neorrealismo, pero con la dife-rencia de que, con el paso del tiempo, las etapas pasan todavía más rápidamente, ahora Dinamarca quiere (debe) quitarse de encima el cadáver del Dogma 95. Y lo hace arrojando un saldo muy positivo de ese exquisito fiam-bre: la cinematografía de ese pequeño país escandinavo ha aprendido a exportar un tipo de cine que estaba amarrado por un provoca-tivo lazo –el diploma de marras y el nombre de Von Trier– pero también por una cierta unidad temática. Tal y como apuntaba con ocasión del estreno de “Te quiero para siempre”, la contami-nación del Dogma ha llevado a la cinematografía danesa hacia la creación de un cine muy característico, de presupuesto ajustado (que aprendan los que hablan de la crisis del cine español), y que se permite además aspira-ciones artísticas (moderadas la mayoría) que no enturbian su comercializa-ción y éxito, tanto en su país como en Europa y América.

  Aunque parezca mentira, habrá que suponer que en Dinamarca también se hace un cine mediocre y, cuando menos, “La herencia” sí que es inferior a buena parte de la producción con la que com-parte viaje los últimos años (repasen títulos como “Celebración”, “Mi-fune”, “Italiano para principiantes” o la mencionada “Te quiero para siem-pre”). Y eso no quita que el film resulte interesante y en absoluto no mere-cedor de una oportunidad.

  Ulrich Thomsen vuelve a encabezar el reparto de una película de tensio-nes familiares (fue el protagonista de la fundacional “Celebración”) como el primogénito hijo pródigo de una familia danesa dirigida por un industrial del acero que decide suicidarse y que provocará que Christoffer (Thomsen) de-ba hacerse cargo de los negocios familiares y abandonar, de esa forma, una prometedora carrera como empresario hotelero en Estocolmo, donde compartía vida con una actriz sueca. La transmutación de su vida la provo-ca, sobre todo, su madre, una mujer posesiva y dominante, dictatorial, que se niega a que el marido de su hija se ponga al frente de la empresa. El cambio de domicilio y de país, de costumbres y de compañías llevará a una imparable cuesta abajo la vida de Christoffer a la vez que salva la situa-ción económica de la familia.

  Con la confrontación de una situación de resurrección económica tras un relati-vo naufragio y de un status de ruina fa-miliar, el director, Per Fly, retrata no sólo una pérdida de la felicidad, sino también una censura comprensible y despiadada al modo de vida de una alta/altísima bur-guesía industrial. Cacerías, rencillas familia-res encaminadas a acaparar poder y dinero, madres dominantes, hijos de voluntad ausen-te… “La herencia” nunca llega más allá de lo que otros dramas –y tragedias– daneses re-cientes han retratado incluso mejor. Acomete su labor con elegancia (hay planos que se pegan a la memoria, como el de la familia del difunto pasan-do entre los trabajadores, todos ellos con casco), pero todo suena a un nuevo capítulo de gran “melodramón” acuciado por una duración excesiva y por alguna situación del guión (ver la estancia del protagonista en una villa del sur francés) que tiende peligrosamente hacia la alharaca injustificada, hacia un exceso porque sí.

  Gravedad alimentándose de mayor gravedad, defecto en el que puede caer este cine danés de los últimos tiempos y que puede encontrar una válvula de escape en las investigaciones formales al estilo de las acome-tidas por el joven Christoffer Boe en su magistral “Reconstruction” (2003). Si logran aunar, como hace Boe, ese espíritu innovador de las formas, con la seriedad y el rigor de sus argumentos, lo del Dogma, al lado de ese nue-vo cine danés, se quedaría en una simpática anécdota.

Calificación:


Imágenes de "La herencia" - Copyright © 2003 Zentropa Entertainments6 ApS, Spillefilmkompaniet 4 1/2, Memfis Film International AB y Zoma Films. Distribuida en España por Golem. Todos los derechos reservados.

Página principal de "La herencia"
Añade "La herencia" a tus películas favoritas
Opina sobre "La herencia" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "La herencia" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS DEL FESTIVAL

Grimm     La joven de la perla (Girl with a pearl earring)     La piscina (Swimming pool)     Lejano (Distant) (Uzak)     Reconstruction     Soñadores (The dreamers)


        Suscribe tu correo para recibir gratis los boletines de La Butaca:

© 2003 LaButaca.net - Revista de Cine.  Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.