● Cobertura de la 51ª edición del Festival de San Sebastián  ●
                                                         18 - 27 Septiembre 2003

     

LA JOVEN DE LA PERLA
(Girl with a pearl earring)


Dirección: Peter Webber.
Países:
Reino Unido.
Año: 2003.
Duración: 95 min.
Interpretación: Colin Firth (Johannes Vermeer), Scarlett Johansson (Griet), Tom Wilkinson (Van Ruijven), Judy Parfitt (Maria Thins), Cillian Murphy (Pieter), Essie Davis (Catharina), Joanna Scanlan (Tanneke), Alakina Mann (Cornelia), David Morrissey (Van Leeuwenhoek), Anna Popplewell (Maertge).
Guión: Olivia Hetreed; basado en la novela de Tracy Chevalier.
Producción: Andy Paterson y Anand Tucker.
Música: Alexandre Desplat.
Fotografía:
Eduardo Serra.
Montaje: Kate Evans.
Diseño de producción: Ben van Os.
Vestuario: Dien van Straalen.
Estreno en España: 20 Febrero 2004.

CRÍTICA por Julio Rodríguez Chico

Una joya de luz y color

  De vez en cuando aparece en la cartelera una de esas joyas que uno no se cansa de admirar por la perfección con que están realizadas. Es lo que sucede con esta obra de arte de Peter Webber, que recrea espléndida-mente –a partir de la novela homónima de Tracy Chevalier– el entorno burgués y gremial de la ciudad holandesa de Delft y el clima artístico que rodea a Vermeer. Se centra la película en los momentos en que el pintor busca la inspiración para un nuevo cuadro, algo que encuentra en su criada Griet. En ella hallará la intuición para captar los colores y la luz de sus lienzos, y también aquella que sale del interior de la modelo, que ve cómo el artista se ha introducido en su alma.

  Magistral es la fotografía del portugués Eduardo Serra, que lo mismo capta el tono cálido que un candil arroja sobre un interior en penumbra, que la luz blanca que penetra por la ventana para incidir en el rostro de la joven Griet, o esos tonos azules que bañan el am-biente nocturno de la casa. Cada uno de los planos está tratado con una minuciosidad y belleza como pocas veces se han visto, con una estudiada composición en la que cada detalle es recogido por la cámara con sutileza y elegancia: el roce de unos dedos, una mira-da esquiva, un reflejo en un espejo, la calidad de una tela..., cualquier pe-queño detalle nos lleva al siglo XVII holandés y a un mundo de sensibilidad en el que el artista necesitaba de un mecenas para prosperar.

  Si la fotografía es excepcional, no lo es menos un vestuario y una dirección artística que nos llevan a otra época. Los escenarios de Ben van Os hacen que nos paseemos por sus calles y mercados, asista-mos a escenas de celos, lujuria y amor en esas estancias flamencas, a momentos de pasión contenida y de fidelidad en el estudio del pintor, o a relaciones sugeridas y no manifestadas. Todo el trabajo de ambientación se ve reforzado por una rigurosa preparación pictórica de Webber, pues la película no se reduce a una serie de pinturas del maestro holandés, sino que muchos otros artistas tienen cabida con sus obras, y con ello logra re-flejar visualmente toda la atmósfera del momento.

  Hace poco nos sorprendía una joven actriz por su trabajo en "Lost in translation". Con su papel de Griet, Scarlett Johansson borda un trabajo difícil, con constantes primeros planos y una iluminación que busca re-saltar un rostro muy expresivo y que tras-mite una poderosa interioridad. Magnífi-cas son las escenas en que se quita la cofia bajo la mirada de Vermeer, o cuando éste le perfora la oreja para después posar en los úl-timos instantes del retrato: la sutileza y con-tención en las relaciones de la pareja hablan de un cuidado del director por no banalizarlas y por transmitir unos sentimientos llenos de ambigüedad, fundamentalmen-te a partir de miradas y silencios elocuentes. El resto del reparto está a la altura y todos los actores están muy bien dirigidos, lo que supone un traba-jo de casting muy acertado para traer a la pantalla auténticos retratos fla-mencos de época. Por su parte, la música participa en la creación de ese mundo de inspiración y deseos, y nos lleva a penetrar en el interior de un artista que descubre la belleza o en el de una muchacha desconcertada ante lo que se le presenta.

  Los defectos son menores y no pasan de ser opciones que el direc-tor toma por un academicismo en la puesta en escena que le resta algo de espontaneidad al conjunto, o por dibujar el personaje de Griet con cierto anacronismo y presentárnosla más bien como una joven de mentalidad moderna. En cualquier caso, Webber logra una obra maestra, con el tempo narrativo adecuado, algo que sorprende por tratarse de su de-but en el mundo del cine y provenir del mundo televisivo. De momento, ya ha obtenido importantes premios y tiene varias nominaciones a los Oscar® (fotografía, dirección artística y vestuario). Una delicia para la vista, que no sólo gustará a los amantes de la pintura.

Calificación:


Imágenes de "La joven de la perla" - Copyright © 2003 Pathé Pictures, UK Film Council, Archer Street Productions, Delux Productions, Inside Track y Film Fund Luxembourg. Distribuida en España por Vértigo Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "La joven de la perla"
Añade "La joven de la perla" a tus películas favoritas
Opina sobre "La joven de la perla" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "La joven de la perla" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS DEL FESTIVAL

El divorcio (Le divorce)     La mancha humana (The human stain)     Noviembre     Open range     Soñadores (The dreamers)     Veronica Guerin


        Suscribe tu correo para recibir gratis los boletines de La Butaca:

© 2003 LaButaca.net - Revista de Cine.  Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.