52ª Berlinale


Secciones

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Apunta tu correo

  .

LA BUTACA - Revista de Cine

.[Especial 52ª Berlinale] [Películas] [Crónicas] [Palmarés]

8 MUJERES
(8 femmes)

cartel

Dirección: François Ozon.
País:
Francia.
Año: 2002.
Duración: 103 min.
Interpretación: Catherine Deneuve (Gaby), Isabelle Huppert (Augustine), Emmanuelle Béart (Louise), Fanny Ardant (Pierrette), Virginie Ledoyen (Suzon), Danielle Darrieux (Mamy), Firmine Richard (Madame Chanel), Ludivine Sagnier (Catherine), Dominique Lamure (Marcel).
Guión: François Ozon y Marina de Van; basado en la obra de Robert Thomas.
Producción: Olivier Delbosc y Marc Missonnier.
Música: Krishna Levy.
Fotografía: Jeanne Lapoirie.
Montaje: Laurence Bawedin.
Diseño de producción: Arnaud de Moléron.
Vestuario: Pascaline Chavanne.
Estreno en España: 29 Noviembre 2002.

CRÍTICA por Tònia Pallejà
Canalcine.net, Barcelona

 Un ligero y apetitoso postre servido en bandeja de plata

  Después de labrarse un nombre con sus dos úl-timos trabajos ("Gotas de agua sobre piedras ca-lientes" y "Bajo la arena"), obras de mayor impli-cación psicológica y envergadura dramática, François Ozon se toma un respiro y nos ofrece este capricho apetitoso e intrascendente, eso sí, servido en bandeja de plata, que representa en al-gunos aspectos un regreso a sus orígenes en el largometraje como enfant terrible para el que no existen medidas ni limitacio-nes. Me estoy refiriendo a "Sitcom" (1997), un ligero entretenimiento que fue alabado, incluso por encima de sus méritos, por buena parte de la crítica y a la que nunca le he sabido encontrar gracia alguna. Como aquélla, "8 mujeres" apuesta por la comedia de situación familiar, con unos personajes cari-caturescos, en la que se nos descubre el lado más oscuro y "salvaje" de la clase burguesa, y donde cualquier cosa puede acabar sucediendo en el marco de las relaciones humanas dadas unas circunstancias oportunas –cual-quier anécdota fuera de la rutina habitual–, que ejercerán como catalizadoras del desparrame.

  Sin embargo, esta producción suntuosa y elegante, puesta a entero ser-vicio y lucimiento de un bouquet selecto integrado por las más destaca-das damas de la escena francesa, se abastece argumentalmente del esque-ma propio de las novelas policiacas de Agatha Christie (un fiambre y varios sospechosos –en este caso, todas del género femenino–, cohabitando en una gran mansión de la que no pueden salir), al que se le ha dado un tono ágil y liviano entre la comedia negra y el vodevil, salpimentado todo ello con la inserción de algunos cortes musicales, cantados y "bailados" por las mismas actrices, que sirven, a modo de diálogo interior, para expresar sus sentimientos o motivaciones (algo gansos y bastante prescindibles, todo hay que decirlo).

  El asesinato del padre no es más que un pre-texto (como lo era el ratón de Sitcom) para pro-piciar un enfrentamiento –verbal y físico– entre es-tas ocho mujeres (esposa, hijas, hermana, cuña-da, suegra y sirvientas del fallecido), que no tarda-rá en desencadenarse minutos después de en-contrar el cadáver y que se prolongará a lo largo de la jornada. Secretos del pasado que saldrán a la luz, envidias y reproches soterrados que final-mente encontrarán la oportunidad para manifestarse, viejas heridas que se vol-verán a abrir, incluso pasiones ocultas que nos serán desveladas... y la cues-tión del dinero siempre por medio. Con un sentido del humor certero, en ocasiones refinado, otras veces cáustico, asistiremos al "tiroteo" que se dispensarán las alteradas féminas para nuestro malicioso deleite. Mien-tras, el curso de la investigación correrá a su cargo (interrogatorios, coartadas, acusaciones...) en ausencia de medios para acudir a la policía (la línea telefó-nica, cómo no, aparecerá cortada y la verja de salida bloqueada).

  La película, inspirada en una pieza teatral de Robert Thomas, transcurre du-rante los años 50, alrededor de las fechas navideñas, en un entorno un tanto bucólico (como se suele decir "de postal"): un nevado y apacible rincón de la campiña francesa. La puesta en escena del film, que evidencia su procedencia, se hace visualmente atractiva. Este porte glamouroso se ha conseguido, por un lado, potenciando la belleza de sus protagonistas, a través de vestuario, maqui-llaje y peluquería, y por otro, utilizando la gama cromática típica de la fotografía en technicolor de los 50/60, a través de la cual las imágenes adquieren un as-pecto cercano al cartoon.

  "8 mujeres" es una película divertida, traviesa y chic a la que no se le debe tener en cuenta su falta de compromiso, pues ésta era la intención de su autor (cualquier posible reflexión sobre clases sociales, feminidad o falsas apariencias es conscientemente superficial y parte del estereo-tipo más guiñolesco: ocho prototipos extremos que representan los peores vicios y defectos atribuidos al sexo femenino desde una postura radical, y que despertarían la misoginia de cualquiera). Si en algo falla, precisamente, es cuando se adentra en dimensiones trágicas que nada la favorecen –como si Ozon hubiera querido excusar su frivolidad y dotarla de mayor hondura–, y que desestabilizan el tono general de la cinta, fresco y despreocupado.

  En un reparto de lujo como el congregado para tan excepcional ocasión, hasta podría parecer una ofensa el verse obligado a corroborar la siem-pre satisfactoria labor de figuras como Catherine Deneuve, Fanny Ardant, Isabelle Huppert, Emmanuelle Béart o Danielle Darrieux. Sí destacaría las actuaciones de las más jóvenes del grupo, Virginie Ledoyen (más recordada in-ternacionalmente por su participación en "La pla-ya") y Ludivine Sagnier (que repite con Ozon tras Gotas de agua...), porque a pesar de contar con menos tablas que sus veteranas compañeras, no sólo salen airosas del compromiso, sino que además se colocan en el mismo nivel de excelencia. Isabelle Huppert, como esa hermana solterona poco atractiva y cascarrabias (una mujer amargada y reprimida no tan lejana, en el fondo, del papel que la actriz interpretó en "La pianista"), vuelve a demostrar su increíble capacidad para asumir físicamente cualquier personaje que se le plantee y su inconmensurable talento todo-terreno. Las ocho recibieron conjuntamente el Oso de Plata en el pasado Festival de Berlín por su contribución artística.

  "8 mujeres" no es, por supuesto, un plato principal de los de pegarse un se-ñor atracón y acabar empachado (ni potaje, ni parrillada, ni cordero al horno). Se trata de una mousse de chocolate, exquisita y esponjosa, preparada con gran esmero e ingredientes de la mejor calidad, que ni alimenta ni llena el estómago, pero que resulta un puro placer para el paladar, cucharada a cu-charada. Y es preciso acercarse hasta la cocina para felicitar al chef.

  Atención, porque incluye un revolcón que suscitará el morbo de más de uno/a.

Calificación: 7.5

Revista de cine colaboradora: Canalcine.net


Imágenes de "8 mujeres" - Copyright © 2002 Fidélité productions, France 2 Cinéma y Mars Films. Distribuidora en España: Alta Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "8 mujeres"
Añade "8 mujeres" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo


© 2002 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.