52ª Berlinale


Secciones

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Apunta tu correo

  .

LA BUTACA - Revista de Cine

.[Especial 52ª Berlinale] [Películas] [Crónicas] [Palmarés]

AMEN.
Dirección: Costa-Gavras.
País:
Francia.
Año: 2002.
Duración: 130 min.
Interpretación: Ulrich Tukur (Kurt Gerstein), Mathieu Kassovitz (Riccardo Fontana), Ulrich Mühe (Mengele), Ion Caramitru (Conde Fontana), Friedrich von Thun (Padre de Gerstein), Antje Schmidt (Frau Gerstein), Hanns Zischler (Grawitz), Sebatian Koch (Höss).
Guión: Costa-Gavras y Jean-Claude Grumberg; basado en el libro 'Der strellvertreter' de Rolf Hochhuth.
Producción: Claude Berri, Andrei Boncea y Michèle Ray-Gravras.
Música: Armand Arnar.
Fotografía: Patrick Blossier.
Montaje: Yannick Kergoat.
Diseño de producción: Ari Hantke.
Vestuario: Edith Vesperini.
Estreno en España: 10 Enero 2003.

CRÍTICA por Julio Rodríguez Chico

Cuando la verdad se oscurece

  Precedida por toda la polémica del mundo, Costa-Gravas pretende erigirse de nuevo en conciencia acusadora de acontecimientos del siglo pasado. Tras pe-lículas como "Missing" o "Z", ahora ha dirigido sus ataques a lo que considera “silencios” de la jerarquía católica y de las fuerzas aliadas ante la masacre ju-día llevada a cabo por los nazis.

  Al tratarse de una película supuestamente histórica, no resulta posible pasar por alto la cuestión fundamental: ¿es verdad lo que ahí se cuen-ta?, ¿se trata de un acercamiento sincero, honesto, a una realidad tan comple-ja como la de esos años?, y más profundamente aun, ¿se puede hablar de arte cuando lo que se refleja no se corresponde con la realidad?, ¿pueden disociar-se la verdad y la belleza en una manifestación artística?

  Vista la película, todo lleva a pensar que esta-mos ante una historia doctrinaria, con un mensaje combativo, que pretende conducir nuestra mirada según la ideología del direc-tor, y eso haciéndonos creer que nos está abrien-do los ojos ante una tragedia a la que se siguen buscando culpables. El director se ha apresurado a decir que no pretendía hacer un libro de Histo-ria, y que lo que le interesaba era resaltar las figu-ras de dos hombres que se debaten entre seguir su conciencia y la supervivencia. Para ello, recrea la figura de Kurt Gerstein, científico nazi y protestante que existió en la realidad, aunque estuvo rodeado de una aureola ambigua y misteriosa, y cuya actuación nunca se llegó a clarifi-car tras el final de la guerra. El otro personaje, el jesuita Ricardo Fontana, es ficticio, por lo que puede servir de títere a los intereses de quien busca resaltar la pasividad e indolencia del Papa Pío XII: cuanto más heroico resulte el cura –al que lleva incluso al martirio haciéndose pasar por un judío más–, más culpa-ble parecerá quien debería actuar como faro para el mundo; es la técnica del contraste que Costa-Gravas maneja con maestría y eficacia.

  El guión está basado en la obra teatral “El vicario” de Hochhuth, inter-pretación personal del dramaturgo sin una rigurosa documentación his-tórica. Ante la película, historiadores expertos han levantado sus voces para reclamar más seriedad en la elaboración de la trama: ahí están los estudios sobre las fuentes, como los de Blett o Peter Gumpel, quienes han de-mostrado las muchas gestiones –incluso a costa de su patrimonio personal– que Pío XII llevó a cabo para salvar a centenares de judíos, o sus escritos de apoyo y solidaridad, así como el agradecimiento de las comunidades judías por la ayuda prestada, una vez acabada la contienda mundial.

  Critica Costa-Gravas a la jerarquía por “anteponer el dogma a las personas”, y dice interesarle “el poder político de las religiones”. No deja de sorprender la li-gereza e irresponsabilidad de estas declaraciones, si se analiza con un mínimo de profundidad y honestidad lo que estaba sucediendo en la Alemania nazi: mi-les de personas vivían amenazadas –judíos, católicos, gitanos, expuestas a represalias y a las mayores atrocidades, de manera que el tacto con el que el Papa debía guiarse para no provocar un “martirio colectivo” obligaban a cuidar las palabras de condena –que existieron y reiteradamente, hasta el punto de que los mismos alemanes pidieron a Pío XII prudencia en sus manifestaciones.

  Que el director griego maneja como nadie la técnica cinematográfica y el poder de con-tar una historia es algo indudable a estas al-turas. Sin embargo, da la impresión de que su discurso es ya del siglo pasado, que permanece anclado en unas claves interpretativas demasiado “políticas” y de confrontación, ya superadas. Co-mo él mismo dice, el cine debe servir de vehículo para mostrar la verdad, pero esto presupone acercarse a la realidad filmada desprovisto de prejuicios. Ver cómo pasea la cámara por las estancias vaticanas o por la comida de cardenales y alta so-ciedad italiana –en un esfuerzo por mostrar la riqueza y boato que allí se res-pira–, o esos primeros planos del rostro del Papa, hermético e impasible en contraste con el sufrimiento de tanta gente, o verle pasear por su habitación con un pajarito que revolotea y se posa en su mano... todo ello deja ver un sectarismo y una postura con la que espera que el espectador se iden-tifique.

  Otro tanto podría decirse acerca de la rápida y leve alusión que se hace a la labor desarrollada en la propia ciudad de Roma, de ayuda y protección a los judíos, y que recoge la película "Púrpura y negro". Sí se alude a ello, pero esos segundos dentro de las dos horas largas de metraje de la película son como una gota en el océano, y quizá sólo busquen una apariencia de objetividad y ecuanimidad en el tratamiento del tema. Algo semejante podríamos decir del plano final, con un cardenal que ofrece –ingenua o corruptamente apoyo al asesino nazi que busca exiliarse a Argentina.

  En definitiva, una película tendenciosa y con aire panfletario, hecha no en búsqueda de la verdad sino al servicio de unos prejuicios ideoló-gicos que empiezan a estar trasnochados en una sociedad más abierta y tole-rante.


Imágenes de "Amen." - Copyright © 2002 KG Productions y Mediapro Pictures. Distribuidora en España: Wanda Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Amen."
Añade "Amen." a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo


© 2002 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.