52ª Berlinale


Secciones

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Apunta tu correo

  .

LA BUTACA - Revista de Cine

.[Especial 52ª Berlinale] [Películas] [Crónicas] [Palmarés]

BLOODY SUNDAY (Domingo Sangriento)
(Bloody Sunday)
Dirección y guión: Paul Greengrass.
Países:
Irlanda y Reino Unido.
Año: 2002.
Duración: 107 min.
Interpretación: James Nesbitt (Ivan Cooper), Tim Pigott-Smith (General Ford), Nicholas Farrell (Brigada Maclellan), Gerard McSorley (Lagan), Kathy Keira Clarke (Frances Cooper), Allan Gildea (Kevin McCorry), Gerard Crossan (Eamonn McCann), Mary Moulds (Bernadette Devlin), Declan Duddy (Gerry Donaghy).
Producción: Mark Redhead.
Producción ejecutiva: Jim Sheridan, Pippa Cross, Rod Stoneman, Paul Trijbits y Tristan Whalley.
Música: Dominic Muldoon.
Fotografía: Ivan Strasburg.
Montaje: Clare Douglas.
Diseño de producción: John Paul Kelly.
Dirección artística: Padraig O'Neill.
Vestuario: Dinah Collin.
Estreno en USA: 25 Octubre 2002.
Estreno en España: 21 Febrero 2003.

CRÍTICA por Tònia Pallejà
Canalcine.net, Barcelona

La matanza de Derry

  Como su propio título indica, "Bloody Sunday" –film ganador del Oso de Oro en el Berlín del 2002– recrea los escalofriantes hechos sucedidos en Derry (Irlanda del Norte) durante el domingo 30 de enero de 1972, cuando en medio de un clima social y político convulso, fue convocada una ma-nifestación pacífica pro derechos civiles, a la que se sumaron centenares de ciudadanos de todas las edades y condiciones, en protesta contra el decreto del gobierno británico autorizando los internamientos preventivos. Esta concentración se vio "sofocada" de manera contundente y desproporcionada por el ejército inglés, en un desmesurado "aquí te pillo, aquí te mato" –desgra-ciadamente literal–, arrojando un vergonzoso resultado: trece muertos, catorce heridos... y decenas de jóvenes que, como consecuencia, abandonaron toda esperanza por una vía no armada para la resolución del conflicto e ingresaron en las filas del IRA... La violencia engendra violencia, y la violencia, que no tie-ne bandera, ganó la batalla. Otro dato significativo a añadir: los militares impli-cados, que alegaron defensa propia para justificar sus actos, salieron indemnes del atolladero, entiéndase: ilesos e impunes.

  De igual forma que un libro tiene tantas interpretaciones posibles como lecto-res, toda película ofrece también a cada uno de los que la ven una experiencia distinta. Parte de la magia del cine –como la de muchas otras artes– reside precisamente en su capacidad potencial para que una historia de ficción mueva los resortes internos del público, comunique, rememore, enseñe, trascienda... y, en ocasiones, le rapte. En este sentido, lo mejor que puedo decir de "Bloody Sunday" es que nunca antes había llegado al extremo de sentir que mi propia vida corría peligro, que en cualquier momento una bala disparada por uno de los miembros del ejército británico podía fallar su objetivo en la pantalla –los ma-nifestantes pro derechos civiles– y alcanzarme... ¿por error? El nivel de rea-lismo que respira este film es tal que contagia de crispación y pavor al espectador, y después de verlo, la platea entera queda sumida en un impresionante mal rollo general. "La matanza de Derry" –tomando el nom-bre en español del clásico de Tobe Hooper– resulta, en manos de Paul Green-grass y su equipo, terrorífica y extenuante, porque consigue que la suframos en nuestras propias carnes.

  Este director, periodista y escritor inglés, curtido en la televisión, opta con acierto por el estilo documental, por esa cámara en mano del re-portero de guerra que se encuentra en medio del zafarrancho de combate y nos transmite las cosas tal cual suceden, de forma directa, cruda, desnuda, hiriente, con un detallismo sobrecogedor. La fotografía de Ivan Strasburg, en consonancia con el desapacible clima de la región, recoge unas imágenes grises y pardas que se suman a esa sensación de angustia, de desesperación. El caos de los manifestantes disuadidos por los disparos se apodera de los fotogramas; la frialdad de los despachos, en los que los estrategas planifican su actuación, deviene de un asepticismo espe-luznante. También el reparto, al completo, contribuye con fidelidad mimética a esta reproducción. Los nervios a flor de piel, los suyos, los nuestros...

  La película focaliza su atención, en mayor medida, en cuatro de los prota-gonistas de la jornada, cuatro puntos de vista desde distintas posiciones. Ivan Cooper, líder de los defensores de los derechos civiles, un idealista que confía en una salida no belicosa; Gerry Donaghy, un joven y rebelde católico que de-sea encontrar trabajo y casarse con su novia protestante; un paracaidista que no comparte la hostilidad y el desprecio de sus compañeros por los manifes-tantes; y el general de brigada Patrick MacLellan, dispuesto a aplacar con fir-meza la manifestación. ¿Es Paul Greengrass imparcial? Les contesto con otra pregunta: con las cifras sobre la mesa, ¿alguien podría serlo?

  Si en ocasiones el cine consigue ajustarse con perfección a la realidad como si de un guante se tratara, "Bloody Sunday" es un buen exponente de ello. Ir a verla es acudir a aquella manifestación, sentir las balas a tu alrededor, escu-char los llantos y los gritos en tus propios oídos, el gas lacrimógeno nublándo-te su vista, la amenaza apostada en tu nuca... Un logro inmejorable.

  Se ha dicho que esta película, calificada por muchos como necesaria, llegaba tarde. Nunca es tarde. El eterno enfrentamiento entre Inglaterra e Irlanda, lleva-do tantas veces a la pantalla con anterioridad, es sólo uno de los numerosos frentes abiertos que se dan todavía en la actualidad, que aguardan ser explota-dos en un futuro. Y lo que hay detrás de cada uno de ellos, es siempre lo mis-mo.

  Como no podría haber sido de otra manera, "Bloody Sunday" finaliza con la mítica canción de U2 del mismo título. Tampoco hubiera estado fuera de lugar incluir el "God Save The Queen" de los Sex Pistols...

Calificación: 8.5


Canal #Cine


Imágenes de "Bloody Sunday" - Copyright © 2002 Channel Four Films, Granada Television y Hell's Kitchen Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Bloody Sunday"
Añade "Bloody Sunday" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo


© 2002 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.