52ª Berlinale


Secciones

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Apunta tu correo

  .

LA BUTACA - Revista de Cine

.[Especial 52ª Berlinale] [Películas] [Crónicas] [Palmarés]

BLOODY SUNDAY (Domingo Sangriento)
(Bloody Sunday)
Dirección y guión: Paul Greengrass.
Países:
Irlanda y Reino Unido.
Año: 2002.
Duración: 107 min.
Interpretación: James Nesbitt (Ivan Cooper), Tim Pigott-Smith (General Ford), Nicholas Farrell (Brigada Maclellan), Gerard McSorley (Lagan), Kathy Keira Clarke (Frances Cooper), Allan Gildea (Kevin McCorry), Gerard Crossan (Eamonn McCann), Mary Moulds (Bernadette Devlin), Declan Duddy (Gerry Donaghy).
Producción: Mark Redhead.
Producción ejecutiva: Jim Sheridan, Pippa Cross, Rod Stoneman, Paul Trijbits y Tristan Whalley.
Música: Dominic Muldoon.
Fotografía: Ivan Strasburg.
Montaje: Clare Douglas.
Diseño de producción: John Paul Kelly.
Dirección artística: Padraig O'Neill.
Vestuario: Dinah Collin.
Estreno en USA: 25 Octubre 2002.
Estreno en España: 21 Febrero 2003.

CRÍTICA por Diego Vázquez

Una jornada para no olvidar

  Existe un renacer cada vez más presente y po-deroso del cine social en todos los rincones del planeta. Quizás nunca haya estado realmente muerto, pero parece que dados los acontecimien-tos sociales y políticos del panorama mundial, los autores están volviendo a levantar la voz y a posar sus miradas en la vida y sus miserias (también a veces en sus alegrías) desde una posición reivin-dicativa y rabiosa en algunos casos, que vuelve a lanzar cubos de agua fría a una clase política to-dopoderosa y al control del señor mercado, no dejando que éstos descansen en paz, ni por su presente ni por su pasado. Es por tanto normal que en un mismo año se presentaran dos películas que volvían la vista atrás sobre uno de los sucesos más dramáticos, terribles e injustos de las últimas décadas (y que dio pistoletazo de salida a 25 años de violencia entre ingleses e irlandeses), como fue la represión, saldada con muertos y heridos graves, de una marcha pacífica por los derechos civiles llevada a cabo en Derry por un pueblo irlandés que rechazaba la ocupación y la conquista inglesa de sus tierras (para los in-gleses la ciudad era conocida como Londonderry), sus voces y sus vidas. Una protesta reprimida salvajemente por el regimiento de paracaidistas británico, que hizo que ese 30 de enero de 1972 se conociera en el mundo entero como el “Domingo sangriento” (Bloody Sunday), y que aún hoy no ha llevado a la justicia a sus responsables, poderosos que una vez más actuaron a su antojo y se marcharon con la camisa limpia. Las dos películas hacen referencia a ese día en su título, una se llama “Sunday” y la otra es esta “Bloody Sunday” que nos ocupa. Como probablemente la primera (admirable y mucho más modesta de medios, aunque sepultada por el despliegue de talento y nervio de este tra-bajo) no se llegue a estrenar en nuestro país, nos centraremos en esta cinta que se marchó del Festival de Berlín del 2002 con el Oso de Oro, compartido con “El viaje de Chihiro”.

  Con una progresión dramática envidiable y an-gustiante, aun más por conocer de antemano la conclusión de lo que estamos viendo, y una narra-ción contada a cuatro bandas, desde el lado del líder de los defensores de los derechos civiles que ha organizado la marcha (un magnífico trabajo de puro nervio de James Nesbitt), de uno de los parti-cipantes en ella, de un miembro de los paracai-distas y de los que permitieron que la cosa se fuera de las manos desde los altos mandos del ejército y luego tuvieron que encargarse de tapar las culpas, su director Paul Greengrass, autor también del preciso y calculado guión que sirve de apoyo certero a la potencia de sus imágenes, lleva la narración con una tensión palpable, con una claridad admirable en la exposición y en el desarrollo de los hechos y sin dejar lugar en su mirada para la compa-sión, el sensiblerismo fácil o el rodeo informativo. Crudos, incomprensi-bles y desmoralizantes al mismo tiempo, los hechos no alimentan la esperan-za, ni su puesta en pantalla da el mínimo respiro, sin que por ello su director cargue las tintas o se salga de la pura exposición de estos acontecimientos y de sus consecuencias. Una terrible recreación del funcionamiento de la justi-cia, de los juegos en las altas esferas de poder y de la indefensión casi mística del ser humano frente a un futuro teñido de sangre que ve venírsele encima, pe-ro ante el que no puede evitar oponerse con valentía temeraria. Una lección de historia con pretensión de definitiva, que abre mentes y no da cuartel al olvido.

Calificación: 8,5


Imágenes de "Bloody Sunday" - Copyright © 2002 Channel Four Films, Granada Television y Hell's Kitchen Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Bloody Sunday"
Añade "Bloody Sunday" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo


© 2002 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.