52ª Berlinale


Secciones

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Apunta tu correo

  .

LA BUTACA - Revista de Cine

.[Especial 52ª Berlinale] [Películas] [Crónicas] [Palmarés]

HAPPY TIMES
(Xingfu shiguang)
cartel Dirección: Zhang Yimou.
Pais:
China.
Año: 2000.
Duración: 96 min.
Interpretación: Dong Jie (Wu Ying), Zhao Benshan (Zhao), Li XueJian (Li), Gong Jinghua (Tante Liu), Dong Lihua (Marna), Fu Biao (Fu), Leng Qibin (Fatty), Niu Ben (Niu), Zhang Hongjie (Lao Zhang), Zhao Bingkun (Lao Bai).
Guión: Gui Zi; basado en el libro 'Shifu, yue lai yue yuomo' de Mo Yan.
Producción: Zhao Yu, Edward R. Pressman, Terrence Malick y Wang Wei.
Música: San Bao.
Fotografía: Huo Yong.
Montaje: Zhai Ru.
Dirección artística: Cao Jiuping.
Vestuario: Tong Huarniao.
Estreno en España: 8 Noviembre 2002.

CRÍTICA por Julio Rodríguez Chico
Valoración:

Una mentira complaciente y una verdad esperanzada

  El veterano director chino vuelve a ofrecernos una historia llena de humanidad, de dulzura y de buen humor. Es una mirada limpia, positiva e inteligente, pero que esconde una sutil crítica a un mundo hipócrita para el que lo importante es el bienestar y la posesión de bienes materiales. Según Yimou, la comedia es el mejor camino para hacer reflexionar a la gente a la vez que se la divierte; por eso, la ceguera de su protagonista nos permite ver la vida como realmente es, con esperanza y optimismo pero sin ingenuidad.

  En la línea de "El camino a casa" o "Ni uno menos" pero ahora en un ámbito urbano, Yimou nos presenta una situación sencilla y esperpéntica a la vez, que logra arrancar del espectador una sonrisa continua y más de una carcajada. Sin embargo, más que una comedia se trata de una tragicomedia que cobra su sentido en el plano final, que aquí no desvelaremos pero que resulta determinante para entender la película, además de constituir una es-cena de una belleza poética y cinematográfica que por sí solo otorgan a la pelí-cula el carácter de obra maestra.

  La comicidad está servida desde el momento en que un hombre jubilado quiere a toda costa casarse, y para ello se ve obligado a mentir a una “novia a la carta” y hacerla creer que goza de una posición económica acomodada y de que es propietario del Hostal “Tiempos Felices”. La realidad es más bien otra, y casi sin darse cuenta se encontrará embarcado en la difícil tarea de hacer creí-ble la mentira y de cuidar a la hijastra de su novia, una muchacha ciega que sufre la carencia afectiva desde la muerte de su padre.

  Como si del cuento de la Cenicienta se tra-tase, plena de sentimientos complejos y dolo-rosos, el ritmo narrativo es fluido, de manera que el relato sorprende de continuo al espec-tador, que no sabe por qué derroteros caminará la historia. La compasión y la ternura van acer-cándonos a la joven ciega, a la vez que salen a flote las realidades más hondas de la persona, con un sentido de la amistad y del cariño, mu-chas veces expresado con silencios y miradas más que con diálogos. Esta-mos ante un cine humano pero no complaciente, tierno pero no edulcorado, profundo pero no artificioso, que llega a quien lo ve y le lleva a reflexionar sobre las cosas importantes en la vida sin que por ello se introduzca por vericuetos introspectivos. En su sencillez narrativa está su calidad, y en la limpieza de su puesta en escena su éxito asegurado, porque a veces las cosas aparentemen-te simples y fáciles esconden una sabiduría de muchos quilates.

  La labor de casting siempre ha tenido especial importancia en las pelí-culas de Yimou, para quien “la mitad del éxito de una película radica en el guión y la otra mitad en los actores”. En esta ocasión, recurrió a in-ternet y abrió una página virtual en la que diez mil candidatas pasaron la prueba para encarnar a la joven ciega, que finalmente recayó en Dong Jie –premiada en la Seminci como mejor actriz– tras una preparación rodeada de ciegos de los que aprendió a moverse como tal. Su mirada es ciega pero deja ver lo que piensa y lo que siente, de manera que la empatía con el público está garanti-zada desde el primer instante. También resulta atractivo el personaje interpreta-do por Zhao Benshan, pletórico de autenticidad y simpatía a la vez que llevado a término con sentido de la espontaneidad con la que no todos son capaces de desenvolverse. El resto de los actores son cómicos conocidos de China, de re-conocido prestigio a la hora de provocar la risa y llegar al corazón de la gente, que acompañan con acierto al dúo protagonista.

  Basada en la novela de Mo Yan, el guión se aleja de ésta al introducir la figu-ra de la chica ciega, pero permanece fiel al espíritu que la inspira y se sirve de la improvisación para lograr la comicidad y el tono surrealista que precisa la historia.

  Además de la Espiga de Plata en la Seminci, también ha obtenido el premio de la Crítica “por su poderosa apelación a mantener la esperanza humana de lograr la felicidad, plasmada en un estilo tragicómico”; y el de la Juventud “por-que mezcla la esperanza por otra vida con la cruda realidad, pero siempre dan-do un toque de humor y optimismo”. En definitiva, una joya del cine que pri-mero trae risas y después lágrimas, pero siempre dejando un sabor es-peranzado y positivo que es muy de agradecer.


Imágenes de "Happy times" - Copyright © 2000 Sunflower. Distribuidora en España: Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Happy times"
Añade "Happy times" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo

© 2002 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.