52ª Berlinale


Secciones

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Inserta tu mail

  .

LA BUTACA - Revista de Cine

.[Especial 52ª Berlinale] [Películas] [Crónicas] [Palmarés]

IRIS

cartel

Dirección: Richard Eyre.
Países:
USA, Reino Unido.
Año: 2001.
Duración: 90 min.
Interpretación: Kate Winslet (joven Iris Murdoch), Hugh Bonneville (joven John Bayley), Judi Dench (Iris Murdoch), Jim Broadbent (John Bayley), Juliet Aubrey (joven Janet Stone), Penelope Wilton (Janet Stone),Samuel West (joven Maurice), Emma Handy (Maurice), Charlotte Arkwright (joven Emma Stone), Juliet Howland (Emma Stone).
Guión: Richard Eyre y Charles Wood; basado en el libro de John Bayley.
Producción: Robert Fox y Scott Rudin.
Producción ejecutiva: Sidney Pollack, Anthony Minghella, Guy East, Tom Hedley, David M. Thompson y Harvey Weinstein.
Música: James Horner.
Fotografía: Roger Pratt.
Montaje: Martin Walsh.
Diseño de producción: Gemma Jackson.
Dirección artística: David Warren.
Vestuario: Ruth Myers.

CRÍTICA por Manuel Márquez

El automóvil alemán es robusto y fiable; el turista japonés es gregario y disciplinado... y la película británica es compacta y elegante. Tópicos: con sus certezas e imprecisiones, pero que, en el caso de Iris (Gran Bretaña, 2001), se cumplen sin que quepa hacer objeción alguna, porque estamos, ciertamente, ante una película compacta y elegante, un drama intenso que respeta íntegra y fielmente todas esas etiquetas que, de manera común, atribuimos al cine manufacturado en las islas.

Aquí nos encontramos ante algo más, o algo ligeramente diferente, al retrato biográfico estrictamente considerado, ya que, en base a las memorias de su compañero sentimental, John Bayley, lo que se nos ofrece a través del relato de los momentos postreros de la vida de la escritora Iris Murdoch es, fun-damentalmente, un descenso a los infiernos de ese horror que es la enfer-medad de Alzheimer, ese pozo sin fondo en el que la mente humana se va hundiendo y diluyendo sin posibilidad de salvación ni escape.

En ese aspecto, la película es auténticamente desgarradora y despliega un arsenal dramáti-co y doloroso sin concesiones, jugando espe-cialmente la baza –una carta ganadora, sin margen para incertidumbres– que le propor-cionan las dotes interpretativas de su pareja protagonista. Porque no es sólo la interpretación que de la mítica novelista hace una soberbia Judi Dench –en la enésima muestra de cuán agradecidos, y apropiados para alar-des interpretativos, son estos papeles de trastornados mentales, sean del tipo que sean–, sino, más aún, el excelente trabajo que desarrolla otro ilustre veterano, como Jim Broadbent, dando vida a su compañero sentimental, un personaje al que no le faltan connotaciones histriónicas, propicias para brillos estelares, pero que no alcanza el potencial que los desvaríos del Alzheimer le permiten a Judi Dench. Tampoco es desdeñable, en este capítulo, el buen nivel que ofrece una Kate Winslet a la que se le nota cómoda y bien acoplada a un papel, como el de la Murdoch joven, un espíritu entre libre y libertino, cuya carnalidad exhuberante y frescura de carácter encajan muy bien en su perfil tanto físico como anímico.

Tampoco caben excesivas objeciones a los aspectos formales del film: el diseño de producción es exquisito, como no cabía esperar de otra forma; el ritmo narrativo es el adecuado, un desarrollo despacioso que permite resaltar el dramatismo intrínseco de la historia, punteada constantemente por las irrup-ciones de los recuerdos juveniles de Iris, que asumen una función de falsos flashbacks (cumplen el papel de éstos en lo que respecta a situarnos en antecedentes sobre la vida del personaje, pero sabemos que no son excursos narrativos, sino recuerdos que, a rafagas incontrolables, invaden la mente en progresiva fragmentación de la novelista –de ahí su recurrencia, cómo se repiten las mismas imágenes una y otra vez...–); iluminaciones, decorados, encuadres... Todo en su sitio, y un único pero, que es el relativo a la música: no es que la partitura de James Horner no sea buena, que lo es (e, incluso en algunos pasajes, auténticamente deliciosa), pero su presencia se me antoja, por momentos, excesiva y denota un ánimo ciertamente "tramposo", dado que esa presencia no sirve sino para exarcebar el dramatismo de un film que, si por algo se caracteriza en ese aspecto, es por su falta de contención y por incurrir en ciertos puntos de efectismo y sensiblería que más podemos apuntar en su debe que en su haber.

No es este último el único aspecto que podemos cargar en el lado negativo de la balanza. Hay otro que adquiere mayor peso aún, si cabe, y es el de la previsibilidad. En Iris, las secuencias se van desgranando conforme a un desarrollo tan inexorable, y tan atento a un camino perfec-tamente trazado, como el de la propia enfer-medad que se refleja en la misma. Y aunque parece lógico que, movién-donos en las coordenadas de un género como el drama biográfico, rama trá-gica, no cabe esperar ni sobresaltos ni vueltas de tuerca propios del suspense, quizá resulta exagerado ese apego a buscar siempre la vía más obvia y esperable (dejando aparte lo sorprendente, aunque comprensible en sus cir-cunstancias, que pueda resultar ver a la protagonista enganchada a cierto programa televisivo infantil, del que omitiré detalles...).

Éstas son, en definitiva, las luces y las sombras de una película que resulta emocionalmente muy intensa, quizá incluso reconcentrada (sin ánimo de ofender, puestos a buscar un retrato del Alzheimer tan digno como fidedigno –valga la redundancia–, y con el aditamento de otras historias y tramas que ofrecen un contrapunto mucho más dulce y agradable, me quedo, en ese sentido, con El hijo de la novia –además de que Norma Aleandro no desmerece en absoluto de Judi Dench–), pero que termina ofreciendo ese regusto a déjà vu que le impide elevarse a cotas muy superiores (y a las que, probablemente, con algo más de imaginación, podría haber aspirado).


Imágenes de Iris - Copyright © 2001 Miramax Films. Distribuidora en España: Manga Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Iris"
Añade "Iris" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo


© 2002 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.