52ª Berlinale


Secciones

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Inserta tu mail

  .

LA BUTACA - Revista de Cine

.[Especial 52ª Berlinale] [Películas] [Crónicas] [Palmarés]

SALVOCONDUCTO
(Laissez-passer)

cartel
Ampliar cartel

Dirección: Bertrand Tavernier.
País:
Francia.
Año: 2002.
Duración: 170 min.
Interpretación: Jacques Gamblin (Jean Devaivre), Denis Podalydès (Jean Aurenche), Charlotte Kady (Suzanne Raymond), Marie Desgranges (Simone Devaivre), Ged Marlon (Jean-Paul Le Chanois), Philippe Morier-Genoud (Maurice Tourneur).
Guión: Jean Cosmos y Bertrand Tavernier; basado en el libro de Jean Devaivre.
Producción: Alain Sarde y Frédéric Bourboulon.
Música: Antoine Duhamel.
Fotografía: Alain Choquart.
Montaje: Sophie Brunet.
Diseño de producción: Emile Ghigo.
Vestuario: Valérie Pozzo di Borgo.
Estreno en España: 27 Septiembre 2002.

CRÍTICA por Mateo Sancho Cardiel
Berlín, 8-Feb-02

  Las grandes expectativas volcadas en el nuevo proyecto de Bertrand Taver-nier han sido también derribadas en este festival que parece decidido a acabar con todo tipo de monstruos de la cinematografía mundial. El autor de una filmo-grafía tan extraordinaria, con títulos con "Capitán Conan" u "Hoy empieza to-do", tampoco ha sabido ofrecer una muestra de cine puro con su última y ambi-ciosa película: "Laissez-passer".

  Con una duración de tres larguísimas horas que nos hacía presagiar una historia épica de las que devuelven al cine su grandeza, el director se ha atrevido a tocar uno de los temas más espinosos de la historia del país vecino, el de la invasión ale-mana en la Segunda Guerra Mundial y la Resis-tencia francesa. Sin embargo, el gran fallo de esta película, que no la desacredita por completo, pero que la convierte en una opor-tunidad malgastada, es el hecho de que Tavernier no quiere dar una lección de Historia, sino que ofrece una visión casi unilateral sobre un conflicto, y se cen-tra en los personajes más que en cómo se desencadenan los hechos acaeci-dos. Pero resulta que esa trama personal a la que decide ceñirse no es lo sufi-cientemente interesante como para mantener en pie tan colosal tarea cinema-tográfica. Nos encontramos con una gran cantidad de tramas secundarias e irrelevantes que cumplen la función de relleno y que perjudican mu-chísimo al desarrollo central, que sí tiene momentos para convencer hacia el final de la película. Además, para evitar el maniqueísmo, ha tomado perso-nas que no aspiran a ser héroes, sino que realizan acciones más o menos loa-bles en su aportación a la Historia, pero bajo el objetivo de unos intereses que muy poco tenían de altruismo. Y aunque esto aporte verismo, resta muchísima emoción, elimina cualquier aliento glorioso que pudo engrandecer las grandes obras de David Lean. Las aventuras de un equipo cinematográfico parisino bajo la inspección del sello alemán Fritz, con unos personajes que se debaten entre el colaboracionismo y la resistencia, no consigue movernos de una postura aje-na y poco entusiasta ante los acontecimientos filmados.

  Por otro lado, la película no puede evitar emanar un regusto francés en mu-chos de sus aspectos. Por un lado, a la hora de ser verdaderamente crítico con la situación de conformismo y pusilanimidad por parte de una gran parte de la población gala, la película pierde fuelle y carece de valentía. Por otro, existe una presencia recurrente de ese humor con clarísima denominación de origen.

  Pero, desde luego, no hay que dejar de lado el titánico esfuerzo por levantar una producción de difícil reconstrucción, que ha contado con un equipo técnico de lujo para mostrar una época de crisis, de inestabilidad ideológica, de cobardía y de heroísmo, de destrucción material y física. Como si realmente lo estuviéramos vivien-do, Tavernier nos introduce en 1943 con meticulosidad y acierto. Este aroma de seriedad hace subir muchos enteros a la película, hasta situarla en la cate-goría de lo aceptable, pero no deja de ser un batacazo en la carrera del direc-tor, una decepción en la Sección Oficial de la Berlinale y, por su duración y por su ritmo, un martirio para los abonados a la maratón cinematográfica de este certamen.


Imágenes de "Salvoconducto" - Copyright © 2002 Vértigo Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Salvoconducto"
Añade "Salvoconducto" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo


© 2002 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.