52ª Berlinale


Secciones

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Inserta tu mail

  .

LA BUTACA - Revista de Cine

.[Especial 52ª Berlinale] [Películas] [Crónicas] [Palmarés]

NA-BBUN-NAM-JA
(Bad guy)
Título en inglés: Bad guy.
Dirección y guión:
Kim Ki-Duk.
País:
Corea.
Año: 2001.
Duración: 100 min.
Interpretación: Cho Jae-Hyun, Seo Won, Kim Yoon-Tae, Choi Duk-Moon, Choi Yoo.
Producción: Lee Seung-jae.
Música: Park Ho-jun.
Fotografía: Hwang Cheol-hyeon.
Montaje: Hang Seong-won.

CRÍTICA

Mateo Sancho Cardiel
Berlín, 15-Feb-02

Parecía que esta edición del Festival de Berlín iba a dejarnos, pese a su mediocridad general, sin aguantar las producciones orientales totalmente descerebradas que tan buena fortuna encontraron en el palmarés del año anterior. Pero no, solamente se han acumulado al final para que nuestras mentes, ya desgastadas y poco lúcidas por tantas horas con las luces apagadas y leyendo subtítulos, no puedan poner tanto énfasis al machacarlas o, simplemente, no las aguanten hasta el final.

Sí que he asistido, por desgracia, a cada uno de los interminables cien minutos que dura "Na-bbun-nam-ja" o "Bad Guy", como prefieran, pero no les diré si la traducción es literal. Lo que sí está claro es que su director, Kim Ki-Duk, aclamado por su anterior y truculenta película "La isla", ha perdido por completo el sentido cinematográfico en su realización, si no en todas las facetas de su vida. La disparatada historia es algo así como un amor obsesivo por parte de un taciturno chico del arrabal hacia una bella joven de clase media. Para atraparla en su tela de araña, le tiende una trampa que la arruina y la hace introducirse en el mundo de la prostitución para cubrir sus deudas (como si no existiera otra vía). Total, que tras unas escenas en las que la chica vivirá verdaderos traumas por su nuevo oficio, él empezará a acercarse poco a poco a ella, intentarán asesinarle varias veces, será condenado a muerte, abofeteado por lo menos cien veces por diferentes personajes y, finalmente, conseguirá su objetivo. Sí, como lo oyen, además de intrascendente, la película acaba lanzando un voto a favor de los psicópatas, porque quien la sigue la consigue, y el fin justifica los medios. No importa que destroces su vida, porque has conseguido que te ame.

No sé si esto es fruto de una mentalidad muy opuesta a la nuestra, de una serie de creencias diferentes o de una manera de ver la vida muy discordante, pero no hay manera de encontrarle ni una pizca de sentido a esta historia. Los personajes son caricaturas, seres histéricos que deambulan sin entusiasmo por las calles coreanas en busca de su propia identidad, sin llegar a ninguna parte, mareando al espectador y haciéndole aborrecer absolutamente la película. Además, sigue apostando por esa estética suburbana, llena de luces de neón y callejero deprimente, en las que habitan personajes tristes, planos, carentes de interés. Sus diálogos son estúpidos, estridentes; sus sentimientos simples, muchas veces ilógicos; sus comportamientos incompresibles, absurdos. ¿Y allí quieren que encontremos poesía de lo marginal, amores al límite? Vamos, que me parto de risa. Sólo hay vacuidad, estupidez, pretensión y cochambre. Cinematografía decadente y bochornosa que sigue haciendo de estos festivales su coto privado.

En fin, que sí, que lo han conseguido, que "Bad Guy" ha colmado los límites de mi paciencia y, a estas alturas, no me apetece dedicar mucho más espacio ni tiempo a semejante bobaliconería. Además, por fortuna, lo más probable es que este texto no haya servido más que para plasmar mi indignación, para mi desahogo, porque, esperemos, esta película no será estrenada en España y esta crítica no tendrá lectores a los que orientar. Dichosos ellos.


Imágenes de Na-bbun-nam-ja- Copyright © 2001 CJ Entertainment. Todos los derechos reservados.


© 2002 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.