52ª Berlinale


Secciones

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Inserta tu mail

  .

LA BUTACA - Revista de Cine

.[Especial 52ª Berlinale] [Películas] [Crónicas] [Palmarés]


PALMARÉS OFICIAL

Oso de Oro a la Mejor Película
Ex aequo para
Sen to chihiro no kamikakushi (Spirited away), de Hayao Miyazaki; y
Bloody Sunday, de Paul Greengrass

Oso de Plata. Gran Premio del Jurado
Halbe treppe (Grill point), de Andreas Dresen

Oso de Plata al Mejor Director
Otar Iosseliani, por
Lundi matin (Monday morning)

Oso de Plata a la Mejor Actriz
Halle Berry, por
Monster's ball

Oso de Plata al Mejor Actor
Jacques Gamblin, por
Laissez-passer

Oso de Plata a la Contribución Artística Individual
Al conjunto de actrices de
8 femmes, de François Ozon

Oso de Oro a la Mejor Banda Sonora
Antoine Duhamel, por
Laissez-passer

Premio Ángel Azul al Mejor Film Europeo
Små ulykker (Minor mishaps), de Annette K. Olesen

Premio Alfred Bauer a la Innovación
Baader, de Christopher Roth

Premio Piper Heidsieck de Nuevos Talentos a la Mejor Actriz Joven
Dannielle Hall, por
Beneath clouds

Premio Piper Heidsieck de Nuevos Talentos al Mejor Actor Joven
Hugh Bonneville, por
Iris

Oso de Oro al Mejor Cortometraje
At dawning, de Martin Jones

Oso de Plata al Mejor Cortometraje. Premio del Jurado
Bror min (Brother of mine), de Jens Jonsson



Artículo de opinión sobre el palmarés.
Mateo Sancho Cardiel, Berlín

OSO DE ORO COMPARTIDO PARA LA SUBVERSIVA "BLOODY SUNDAY" Y LA SORPRENDENTE ANIMACIÓN DE "SEN TO CHIHIRO NO KAMITAKAKAUSHI"

Sin polémicas, aunque tampoco con demasiado entusiasmo, ha sido recibido el palmarés de esta 52ª Edición del Festival de Berlín. La presidenta del jurado, Mina Nair recibió aplausos por cada una de sus decisiones y, finalmente, repartieron el Oso de Oro ex aequo para dos películas, símbolo tal vez de no haber encontrado ninguna merecedora indiscutiblemente del mismo. Así pues, finalmente han resultado vencedoras de este festival dos películas completamente diferentes: "Bloody Sunday" y "Spirited Away".

Fotograma de "Bloody sunday" - Copyright © 2002 Channel Four Films, Granada Television y Hell's Kitchen Films

La película de producción irlandesa que nos retrataba los momentos de tensión que desembocaron en tragedia durante ese Domingo Sangriento no sonaba en apenas ninguna quiniela, pese a que había recibido unas críticas notables. Quizá por su contenido histórico o por su factura documental, no era una película prototipo para alzarse con premio en un festival que siempre ha buscado la rareza y la innovación de una manera casi desespera. Pero, desde luego, valores no le faltaban, por su valentía, por su sobriedad y por su contenido ideológico tan explosivo como necesario. La anunciación ha sido, en realidad, un bálsamo en comparación con la que había sido nombrada en primer lugar "Spirited Away" o, como es su título original, "Sen to chihiro no kamitakakushi". Para que se hagan una idea, es una producción de animación japonesa que ha sido un fenómeno sin precedentes en el país nipón. Doscientos cincuenta millones de dólares amasados en su país dan muestra de la magnitud de esta película, que muchos desdeñaron injustamente, y que era en realidad una de las producciones con más imaginación y recursos de este certamen. Efectivamente, muy pocos han podido juzgar si era correcta o no la decisión del jurado, y la sensación que se ha respirado ha sido la de estupefacción. Habrá que esperar a que se estrene comercialmente para que esta película, de los creadores de "La princesa Mononoke", nos descubra sus valores o sus defectos.

Fotograma de Lundi matin - Copyright © 2002 Les Films du Losange

Los derroteros que apuntaba la crítica, nunca fiables, dicho sea de paso, apuntaban a que el veterano Otar Iosseliani alcanzaría por fin el máximo galardón. Así, el jurado de la FIPRESCI se lo otorgó, pero el oficial finalmente le hizo conformarse con el premio al mejor director. Su película -"Lundi matin"- era, sin duda, lo más fresco y auténtico que se había disfrutado en la Sección Oficial, pero gran parte del público no supo entender el carisma del director georgiano. Todo el favor del patio de butacas y también de los cuadros de la crítica lo había conseguido, sin embargo, Françoois Ozon, cuyo único "fallo" en "8 femmes" resultó ser la elección de un género tan poco dado a los premios, y menos a los festivales, como la comedia. Pero su atronador paso por el festival no pudo quedar sin reconocimiento, y el jurado premió la actitud individual de todo su reparto, desfile exquisito de lo más selecto de las actrices francesas.

Fotograma de Monster's ball - Copyright © 2002 Lions Gate Films

Para ella sola, Halle Berry ha recibido el Oso de Plata a la mejor actriz, por ser lo mejor con diferencia de "Monster’s ball" y calentar el patio de butacas como nadie con la comentadísima y tórrida escena con Billy Bob Thornton. Nominada al Oscar por esta interpretación, Berry calla con esta película las miles de voces que siempre han denostado su trabajo más allá de su presencia física. Nadie ha discutido esta vez que su premio fuera justo, al contrario que el Oso de Plata al mejor intérprete masculino, que ha ido a parar a las manos Jacques Gamblin por su trabajo en la película de Bertrand Tarvernier "Laissez-passer". Su actuación no destaca de la normalidad de no ser por la cantidad de minutos que tiene en pantalla, pero queda reducido a la minucia si lo comparamos con el memorable trabajo de Gene Hackman como cabeza de familia de la divertidísima "The Royal Tenenbaums" o la impecable, sobrecogedora e impresionante labor de Jim Broadbent en "Iris".

El Premio Especial del Jurado ha ido a parar a la única producción alemana que había levantado elogios, y muchos por cierto. Con diálogos improvisados, filmación casera y un grupo de actores inmejorables, "Halbe treppe" era una de las más claras favoritas, y su premio ha sido recibido con enormes aplausos. Sus enredos entre dos parejas habían causado tantas carcajadas como lágrimas, y por su versatilidad, su ligereza y su buena resolución elevaron a la categoría de sobresaliente una película que partía con pocas expectativas.

Fotograma de Små ulykker - Copyright (Minos mishaps) © 2002 Zentropa Entertainments y Nordisk Film

En ese mismo estilo de película se situaba la que muchos de nosotros habíamos colocado entre lo más destacable del festival, la danesa "Små ulykker" (Minor mishaps). Pero esta vez, el cine nórdico no fue aclamado por el jurado y se tuvo que conformar con el premio "Ángel Azul" a la mejor película europea que, si bien no es poco, no hace justicia a una gran película, divertida y emotiva. Sus intérpretes y su temática nos ofrecieron un divertimento delicioso que podría haber optado al Oso de Oro o al de interpretación femenina.

Premios de categoría menor han sido los concedidos a la muy polémica "Baader", silbada por los medios cuando ha sido mencionada por su "innovación", y a los nuevos talentos interpretativos, que han ido a parar al espléndido Hugh Bonneville, por su encarnación del John Bailey joven en "Iris" y, lo que ha sido más sorprendente, Dannielle Hall por su interpretación, pasiva y despreocupada, casi inexpresiva en la insoportable "Beneath clouds". Además, esta película ha estrenado, inexplicablemente, el galardón a la mejor ópera prima, una de las pocas esperanzas que tenían los medios españoles de que la única producción propia, la mediocre "Piedras", se hiciera un hueco de honor entre las premiadas. Finalmente, Ramón Salazar ha vuelto de vacío a España, aunque con una gran ovación del público en el pase oficial. Su película era quizá más para el mercado exterior, que tal vez no descubriera sus momentos estridentes por su ridiculez y apreciaran más los momentos brillantes (que los tiene) del filme.

Fotograma de Piedras - Copyright © 2002 Alquimia Cinema

Y así se cierra esta edición de la Berlinale, con sitio para todas las películas destacadas y para otras que no lo son tanto. Se nos queda una sensación de vacío, de que hemos tenido que rellenar nuestras apuestas a última hora porque todavía estábamos esperando la gran sorpresa que no diera lugar a las dudas. Ha sido una competición muy pobre, una selección que ha encadenado decepciones, bodrios inmundos, de manera muy prolongada y en la que han sido escasos los verdaderos momentos de disfrute cinematográfico.



© 2002 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.