52ª Berlinale


Secciones

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Inserta tu mail

  .

LA BUTACA - Revista de Cine

.[Especial 52ª Berlinale] [Películas] [Crónicas] [Palmarés]

UNA MENTE MARAVILLOSA
(A beautiful mind)

cartel
Ampliar cartel

Título en Latinoamérica: Una mente brillante.
Dirección:
Ron Howard.
País:
USA.
Año: 2001.
Duración: 134 min.
Interpretación: Russell Crowe (John Nash), Ed Harris (Parcher), Jennifer Connelly (Alicia Nash), Christopher Plummer (Dr. Rosen), Paul Bettany (Charles), Adam Goldberg (Sol), Josh Lucas (Hansen), Vivien Cardone (Marcee), Anthony Rapp (Bender), Jason Gray-Stanford (Aisnely), Judd Hirsch (Helinger), Austin Pendleton (Thomas King).
Guión: Akiva Goldsman; basado en el libro de Sylvia Nasar.
Producción: Ron Howard y Brian Grazer.
Música: James Horner.
Fotografía: Roger Deakins.
Montaje: Daniel P. Hanley y Mike Hill.
Diseño de producción: Wynn Thomas.
Dirección artística: Robert Guerra.
Vestuario: Rita Ryack.
Decorados: Leslie E. Rollins.

SOBRE LA PRODUCCIÓN
© 2001 UIP

Un reparto genial

UNA MENTE MARAVILLOSA reúne a un reparto único de actores con intensa química entre sí. Dice Ron Howard: "Cuando se cuenta con actores como Russell Crowe,Ed Harris y Christopher Plummer , hay un elemento de riesgo. Son impredecibles y proyectan una sensación de talento explosivo que puede sorprender al espectador que espere encontrarse con una película de interés humano o con un contenido intelectual. Con estos actores la pantalla se llena de una tensión visceral casi palpable, como una amenaza de una explosión inminente".

Grazer y Howard pensaron en el ganador del Oscar Russell Crowe mucho antes del inmenso triunfo cosechado por el actor con Gladiator. Comenta Grazer: "Me fijé en Russell porque en películas como L. A. Confidential y El dilema ha demostrado que es capaz de comunicar muy intensamente sin necesidad de palabras. Y eso es exactamente lo que se necesita para el personaje de John Nash". Howard también se confiesa fan del actor: "Estamos contando la historia de un hombre que era el Adonis de su profesión. Alguien como Russell es adecuado para el papel por su fisicalidad, su carisma, su intelecto, su tenacidad mental y su sensualidad. Es una combinación poco frecuente, pero era esencial para el personaje de Nash, porque tanto Brian Grazer como yo queríamos hacer una película realista y no dar una visión sentimental de la vida de ese hombre. Y Russell estaba de acuerdo con nosotros".

Crowe se sintió atraído por el proyecto por diversas razones: "El guión me produjo una impresión muy fuerte. Tiene un par de recursos narrativos que me parecieron muy especiales. Akiva Goldsman ha sabido identificar los elementos de la historia de John Nash de los que se puede extraer una película absorbente. También me parecía importante darle un rostro humano a la esquizofrenia. Decir, simplemente, que un esquizofrénico es un enfermo como cualquier otro me parece algo valioso. Sus vidas siguen siendo "normales" en el sentido de que se enamoran, tienen hijos y quieren conseguir algo en la vida. Y, por otra parte, hace mucho tiempo que quería trabajar con Ron Howard. Su carrera de director me parece impecable. Trabaja muy bien con Brian Grazer y el conjunto de su obra como equipo de producción es bastante impresionante".

Grazer y Howard habían producido en 1997 la película El secreto de los Abbott, protagonizada por Jennifer Connelly, y ahora querían volver a trabajar con ella. Dice Howard: "Jennifer ha madurado en estos últimos años. Es inteligente, tiene una gran belleza y una gran integridad. Se ha convertido en una presencia extraordinaria sobre la pantalla. Y supo entender enseguida lo que esta historia tenía de especial".

Grazer añade: "Probamos a muchas actrices con Russell. En este tipo de lecturas privadas de guión se nota enseguida si hay química entre dos actores. Era importante saber si la actriz elegida era capaz de desafiar a Russell para que éste funcionara al máximo. Y Jennifer lo hizo con creces".

Grazer y Howard habían trabajado con Ed Harris en Apollo 13, que le valió al actor una nominación para el Oscar. Ahora le llamaron para el papel de William Parcher, el jefe de Nash en el Departamento de Defensa. Según Howard, Harris tiene el elemento de misterio que requería su personaje en esta película: "Parcher es un agente del Gobierno que recluta a John Nash y le introduce en un mundo secreto. Su trabajo acaba siendo más complicado y peligroso de lo que Nash podía haber imaginado. Harris tiene siempre algo de indescifrable, uno nunca adivina del todo las motivaciones últimas de sus personajes. Además es un actor lleno de fuerza que puede medirse cara a cara con Russell".

Hablando de medirse cara a cara, la noche antes de comenzar el rodaje de UNA MENTE MARAVILLOSA Crowe y Harris habían coincidido en la ceremonia de la entrega de los Oscars: ambos habían sido nominados en la misma categoría, la de Mejor Actor, por Gladiator y Pollock, respectivamente. Bromea Crowe, que acabó ganando la estatuilla: "Seguramente no era la mejor manera de empezar una relación. Pero Ed es todo un caballero". Esa misma noche estaban en la ceremonia otros dos miembros del equipo técnico, el director de fotografía Roger Deakins, nominado por O Brother, y la diseñadora de vestuario Rita Ryack, nominada por El Grinch.

Sigue: El equipo de Princeton >>


Fuente:
UIP España


Imágenes y notas de producción de Una mente maravillosa - Copyright © 2001 Imagine Entertainment y UIP. Todos los derechos reservados.


© 2002 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.