53ª Berlinale


Secciones

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Apunta tu correo

 


Compras de cine

DVD
DVD

Banda sonora
BANDA SONORA

Varios artistas

Fnac

 
 
 


 
  .

LA BUTACA - Revista de Cine

.[Especial 53ª Berlinale] [Películas] [Crónicas] [Palmarés]

CHICAGO
Dirección: Rob Marshall.
País:
USA.
Año: 2002.
Duración: 113 min.
Interpretación: Catherine Zeta-Jones (Velma Kelly), Renée Zellweger (Roxie Hart), Richard Gere (Billy Flynn), John C. Reilly (Amos Hart), Queen Latifah (Matron 'Mama' Morton), Christine Baranski (Mary Sunshine), Dominic West (Fred Casely), Lucy Liu (Kitty), Deirdre Goodwin (June), Denise Faye (Annie).
Guión: Bill Condon; basado en la obra de Maurine Dallas Watkins y en el musical de Fred Ebb y Bob Fosse.
Producción: Marty Richards y Harvey Weinstein.
Música: Danny Elfman.
Fotografía:
Dion Beebe.
Montaje: Martin Walsh.
Diseño de producción: John Myhre.
Dirección artística: Andrew M. Stern.
Vestuario: Colleen Atwood.
Estreno en USA: 27 Diciembre 2002.
Estreno en España: 7 Marzo 2003.

CRÍTICA por Fernando Bernal

Alcohol y jazz, en la cuarta pared

  "Chicago", según dicen, supone la vuelta a la actualidad del cine musical. Estamos ante la ené-sima afirmación errónea unida a la publicidad o al márketing de una película de éxito, y ésta, ade-más de ‘reventar’ las listas de recaudación, tiene 13 nominaciones a los preciados Oscar. Una afir-mación muy manida y que lleva a engaño porque el musical nunca se ha ido, sino que ha pasado períodos de mayor o menor auge, pero siempre ha estado presente, al menos, en la memoria de los cinéfilos... Ejemplos, en los últimos años, hay para todos los gustos: el musical posmoderno y frenético de "Moulin Rouge" (2001) de Baz Luhrmann, el acercamiento ‘dogmá-tico’ al género de "Bailar en la oscuridad" (2000) de Lars von Trier, la revitaliza-ción de la gran canción francesa en "On connaît la chanson" (1997) de Alain Resnais, o el cuento musical –de amor a Nueva York y al cine– de "Todos di-cen I love you" de Woody Allen (1996). Todos estos ejemplos han servido para que el género que hicieron grande Stanley Donen, Gene Kelly o Vincente Minnelli no cayera en el olvido. Ahora, "Chicago" es una muestra más de que también el público actual siente afinidad por este tipo de cine donde todo es posible y nada es lo que parece; y en "Chicago" entramos en este mundo oní-rico de la mano de uno de los mejores cicerones imaginables: Bob Fosse. El coreógrafo, actor y director estadounidense –responsable de una obra maestra del género como ‘All that jazz’ (1979)– es el autor del musical que Rob Mar-shall lleva ahora a la pantalla.

  Rob Marshall debuta en el cine de forma brillante, tras una larga trayectoria como di-rector artístico en Broadway y alguna incur-sión en el medio televisivo. Su experiencia sobre los escenarios le permite crear un es-pacio escénico perfecto para desarrollar los números musicales de la película y dotar de un hilo de continuidad a los mismos con un ele-gante desarrollo de las partes ‘textuales’ de la acción, aquellas que quedan entre los retazos de magia y genialidad concebidos por Bob Fosse. El responsable de la versión ci-nematográfica de "Chicago" recrea la forma de trabajar de Fosse en las coreo-grafías, contagiándose de su elegancia y sentido del ritmo, y dota de un forma-to que le permite desarrollar la historia en su hábitat natural, un teatro –en el que casi no se percibe la presencia de espectadores– , pero rompe la ‘cuarta pared’ del escenario para sacar la acción a los lugares reales donde se desa-rrollan los diálogos que acompañan los números y las distintas acciones. Por lo tanto, estamos ante la recreación de una época, los ‘locos’ años 20, y ante la recreación de las formas de llevar el musical a un escenario. En ambos mo-mentos, Rob Marshall sale airoso del empeño y consigue momentos de gran brillantez.

  Argumentalmente "Chicago" es una historia de pícaros, cantantes, cárceles, representantes, abogados, maridos engañados y, sobre todo, de dos mujeres que quieren a toda costa conseguir el éxito y para ello no dudan en poner cualquier iniciativa en marcha (incluso asesinar a sus res-pectivos maridos), apoyándose siempre en sus in-dudables encantos. Ellas son Velma Kelly y Ro-xie Hart o, lo que es lo mismo, Catherine Zeta-Jones y Renée Zellweger, dos mujeres que cantan, bailan y seducen a la cámara, dos sorpresas en las carreras respectivas de estas dos actrices que despliegan un talento especial para el género. El triángulo protagonista de este musical lo completa Ri-chard Gere, que da vida al abogado Billy Flynn, el encargado de solucionar los problemas con la justicia de Vera y Roxie. "Chicago" nos devuelve al Gere se-ductor y en plena forma de sus primeros tiempos y nos descubre que, además, puede cantar y bailar con cierta gracia. Él protagoniza uno de los momentos más redondos de esta película (que tiene bastantes) cuando recuerda ante el juez que el comportamiento de su defendida está motivado por la mezcla de música y bebida, mientras su alter ego sobre el escenario baila extenuado un número de claqué que tiene su referente directo en aquel que Gregory Hynes protagonizaba en el magnífico final del "Cotton Club" de Francis Ford Coppola, otra de las referencias recientes de un género que se resiste a caer en el os-tracismo.


Imágenes de "Chicago" - Copyright © 2002 Miramax Films. Distribuidora en España: Lauren Films. Fotos por David James. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Chicago"
Añade "Chicago" a tus películas favoritas
Opina sobre "Chicago" a en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Chicago" a un amigo


© 2003 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.