53ª Berlinale


Secciones

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Apunta tu correo

 


Compras de cine

DVD
DVD

Banda sonora
BANDA SONORA

Varios artistas

Fnac

 
 
 


 
  .

LA BUTACA - Revista de Cine

.[Especial 53ª Berlinale] [Películas] [Crónicas] [Palmarés]

CHICAGO
Dirección: Rob Marshall.
País:
USA.
Año: 2002.
Duración: 113 min.
Interpretación: Catherine Zeta-Jones (Velma Kelly), Renée Zellweger (Roxie Hart), Richard Gere (Billy Flynn), John C. Reilly (Amos Hart), Queen Latifah (Matron 'Mama' Morton), Christine Baranski (Mary Sunshine), Dominic West (Fred Casely), Lucy Liu (Kitty), Deirdre Goodwin (June), Denise Faye (Annie).
Guión: Bill Condon; basado en la obra de Maurine Dallas Watkins y en el musical de Fred Ebb y Bob Fosse.
Producción: Marty Richards y Harvey Weinstein.
Música: Danny Elfman.
Fotografía:
Dion Beebe.
Montaje: Martin Walsh.
Diseño de producción: John Myhre.
Dirección artística: Andrew M. Stern.
Vestuario: Colleen Atwood.
Estreno en USA: 27 Diciembre 2002.
Estreno en España: 7 Marzo 2003.

CRÍTICA por Tònia Pallejà
Canalcine.net, Barcelona

Renace el musical

  En "Chicago", el realizador Rob Marshall –reconocido por sus montajes en Broadway– y el guionista Bill Condon –recordado por dirigir la entrañable "Dio-ses y Monstruos"– llevan a la gran pantalla el exitoso musical homónimo de Bob Fosse y Fred Ebb (1975), que a su vez trasladaba a los escenarios la pie-za teatral escrita por Maurine Dallas Watkins, estrenada en 1927. Se trata de una comedia criminal sobre matrimonio, fama, venganza y traición, que ya ha-bía sido adaptada al cine por primera vez en 1942, con el título de "Roxie Hart", de la mano de William A. Wellman y contando con el protagonismo de Ginger Rogers y Adolphe Menjou.

  Roxie Hart (interpretada en la presente versión por una sorprendente y rutilante Renée Zellwe-ger) es una vulgar y ambiciosa esposa de los años 20, aparentemente inocente, que ansía lle-gar a lo más alto como cantante de cabaret, si-guiendo los pasos de su ídolo, Velma Kelly (ro-tunda Catherine Zeta-Jones). Después de liqui-dar a su amante, por "incumplimiento de contra-to", Roxie dará con sus huesos en la prisión, re-gentada por la carismática Mama Morton (una agraciada Queen Latifah), don-de coincidirá con la estrella, también acusada de (doble) asesinato. Mediante la intervención de Billy Flynn (Richard Gere, por fin pletórico), un abogado sin escrúpulos que únicamente se mueve por sus propios intereses, Roxie se con-vertirá en una figura mediática para disgusto de la diva Velma Kelly. En la nue-va vida de Roxie no parece haber lugar para su fiel –y calzonazos– esposo (el omnipresente John C. Reilly, que tras "Las Horas" y "The Good Girl" vuelve a ejercer de marido desafortunado). Pero la Kelly, que tampoco ha nacido ayer, se guarda un último as bajo la manga...

  "Chicago" es un espectáculo deslumbrante que raya a gran altura y que rebosa calidad por los cuatro costados: digna merecedora de que su nombre se vea rubricado con luces de neón, como ya aparece en el cartel promocional de la película. Es difícil encontrar un solo apartado técnico o artís-tico en el que sus responsables no hayan dado lo mejor de sí mismos. Entrete-nerse en enumerar los destellos que provienen de cada una de las bombillas que la componen –puesta en escena, dirección, edición, libreto e interpreta-ción– requeriría un infinito número de líneas. De ahí que tampoco cueste com-prender el porqué de sus trece nominaciones a los Oscars y los tres Globos de Oro ya cosechados –entre ellos como Mejor Película–, además de un sinfín ca-si interminable de menciones y premios. Desde su arranque y hasta los títu-los de crédito finales, ver "Chicago" es como subirse en marcha a un carrusel demoledor en el que música, colores, palabras y movimientos nos trasladan a la época gloriosa del musical, logrando de esta manera re-vivir un género que hasta "Moulin Rouge", de Baz Luhrmann, parecía estar de capa caída.

  Los referentes más inmediatos de Chicago los hallamos en títulos emblemáticos como "Cabaret" –también responsabilidad de Bob Fosse–, "Los caballeros las prefieren rubias" (atención al núme-ro final entre la Zeta-Jones –una morena...– y la Zellweger –y una rubia...–) o "Cotton Club" –por la presencia de Gere–. A diferencia de la cinta de Luhrmann, Marshall no ha pretendido renovar el musical con una contundente y vertiginosa estéti-ca de videoclip, sino revisitarlo y revivirlo, algo que no sólo consigue formalmente, ya que la propia temática que recoge este lar-gometraje está de (rabiosa) actualidad, logrando así que las dimensiones de su crítica social hagan justicia a tan brillante envoltorio. La ambición por lograr la fama a cualquier precio, el poder de los medios de comunicación para difundir (y alimentar) a las nuevas y fugaces estrellas mediáticas, los entresijos lega-les, la corrupción, o los crímenes pasionales son algunas de las ideas que sa-len a colación. Como Billy Flynn dice a su defendida: "Eres una falsa famosa". Fenómenos televisivos como Operación Triunfo y Gran Hermano, o productos más recientes como Salsa Rosa, Hotel Glamour y La Isla de los Famosos, por no hablar de la prensa del corazón, respaldan la plena vigencia de estos plan-teamientos, un elemento de peso para conseguir la identificación del especta-dor y la penetración de su potencial satírico.

  Difícilmente me gustan los musicales cinemato-gráficos, y tal vez me sobrarían dedos de una ma-no para contar las ocasiones en que uno de ellos ha captado mi interés, pero "Chicago", afortuna-damente, forma parte de esas raras excepciones. Uno de los motivos principales –hay más– por los que no me engancha este género, es que las his-torias están concebidas para ir insertando en ellas –a veces con más frecuencia y de manera más forzada de lo que sería deseable– las consa-bidas canciones –que no siempre merecen la in-terrupción de los diálogos y que a menudo provo-can vergüenza ajena–, de manera que cuando uno está pendiente de la evolución de la trama, sus protagonistas arrancan a cantar, sin ton ni son, las sandeces más inimaginables. "Chicago", que ha entusiasmado a los amantes del musical, a la Academia de Hollywood y a la inmensa ma-yoría de la crítica, tiene el valor añadido de llegar a cautivar al público reacio al género. Esto no se debe únicamente a que es una excelente adaptación cinematográfica y una gran película en sí misma, sino al uso tan inteligente que se hace de canciones –letra y música– y co-reografías. El largometraje se mueve entre dos planos paralelos, realidad y ficción, o dicho de otro modo, realidad y percepción alterada de los hechos, ya que por un lado nos encontramos con aquello que sucede realmente –narrado en la forma convencional– y por otro, cómo estas situaciones son vistas a tra-vés de la imaginación de su protagonista femenina, Roxie Hart, quien las inter-preta como si de números musicales se tratara. Ambos niveles discurren en ocasiones simultáneamente, en otras se evoluciona del primero al segundo, gracias al ajustado y dinámico montaje de Martin Walsh. Además, las cancio-nes originales pertenecientes al musical de Bob Fosse son una delicia, y el reparto al completo una acertadísima elección de casting.

  No puedo hacer otra cosa que recomendar el visionado de este vibrante, má-gico y virtuoso ejercicio artístico, en el que además tendrán la oportuni-dad de descubrir en su trío protagonista a unos inauditos Zellweger, Zeta-Jones y Gere. La primera, con ecos de Marilyn Monroe, esforzada, a la altura de las circunstancias; la segunda, definitiva, insuperable, dando fe de su formación; y el tercero, encauzando satisfactoriamente todo su desparpajo –qué lástima que luego nos lo encorseten en papeles dramáticos y le salgan todos los tics–.

Calificación: 9

Canal #Cine


Imágenes de "Chicago" - Copyright © 2002 Miramax Films. Distribuidora en España: Lauren Films. Fotos por David James. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Chicago"
Añade "Chicago" a tus películas favoritas
Opina sobre "Chicago" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Chicago" a un amigo


© 2003 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.