53ª Berlinale


Secciones

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Apunta tu correo

 


Compras de cine

DVD
DVD

Banda sonora
BANDA SONORA

Philip Glass

Novela
NOVELA

Michael Cunningham

Fnac

 
 
 


 
  .

LA BUTACA - Revista de Cine

.[Especial 53ª Berlinale] [Películas] [Crónicas] [Palmarés]

LAS HORAS
(The hours)
Dirección: Stephen Daldry.
País:
USA.
Año: 2002.
Duración: 114 min.
Interpretación: Meryl Streep (Clarissa Vaughan), Nicole Kidman (Virginia Woolf), Julianne Moore (Laura Brown), Stephen Dillane (Leonard Woolf), Miranda Richardson (Vanessa Bell), Ed Harris (Richard Brown), John C. Reilly (Dan Brown), Charley Ramm (Julian Bell), Toni Collette (Kitty), Claire Danes (Julia Vaughan), Jeff Daniels (Louis Waters), Eileen Atkins (Barbara).
Guión: David Hare; basado en la novela de Michael Cunningham.
Producción: Scott Rudin y Robert Fox.
Música: Philip Glass.
Fotografía:
Seamus McGarvey.
Montaje: Peter Boyle.
Diseño de producción: Maria Djurkovic.
Dirección artística: Mark Raggett, Judy Rhee y Nick Palmer.
Vestuario: Ann Roth.
Estreno en USA: 27 Diciembre 2002.
Estreno en España: 21 Febrero 2003.

CÓMO SE HIZO "LAS HORAS" (1/3)
Notas de producción
© 2002 Lauren Films

  Cuando Scott Rudin compró los derechos para la pantalla de la novela de Michael Cunningham, muchos se preguntaron cuáles serían las dificultades que deberían afrontarse para adaptar una pieza literaria no lineal y tan llena de matices. Sin embargo, el entrelazado de varias historias que acontecen en épocas distintas resulta ser un concepto enormemente cinematográfico cuyos orígenes se remontan, cuanto menos, tan lejos como 1916 con INTOLERANCE (INTOLERANCIA, 1916), de D.W. Griffith. Contando con un reparto y un director de primerísimo nivel, y con un guión escrito por uno de los más aplaudidos dramaturgos contemporáneos, LAS HORAS se ha asegurado una sólida traslación del papel a la pantalla. El director Stephen Daldry comenta: «Realmente, la idea de tres historias y tres mujeres, y de la relación entre ellas, me pareció una magnífica oportunidad para intentar crear con ello una única narración.»

  El guionista David Hare entendió la novela de Michael Cunningham como un «ejercicio literario extraordinariamente logrado.» Y añade: «Me pareció que la estrategia de narrar tres historias sin que el lector pueda entender el modo en que se entrelazan era absolutamente seductora.» De algún modo, Michael ha conseguido mantener el interés del lector aunque éste no sepa exactamente cómo encajan las piezas. Logra generar una espléndida fascinación. Luego, cuando se comprende el rompecabezas, ello resulta enormemente satisfactorio.»

  Hare entendió que el guión tenía que disponer de una estructura distinta a la de la novela. «Encontré mi propia manera de mezclar las historias y de crear nuevos entrelazados» —nos dice—. «Sabía que podíamos emular el placer que el libro proporciona, el de la lenta comprensión del mecanismo por el que las tres historias encajan en un todo.»

  Sin embargo, debido a que casi todo lo del libro se refiere a lo que sucede en la cabeza de las protagonistas, el mayor reto para Hare en tanto que guionista consistía en conseguir comunicar por medio de la acción y el comportamiento lo que en la novela de Cunningham son pensamientos íntimos.

  «En la película, no se puede disponer de la voz interior a menos que sea voz en off» —observa Hare—. «Desde el mismo principio, convenimos meridianamente que no usaríamos la voz en off; una vez que esto estaba claro, tuve que crear cierto número de situaciones que expresaran lo que estaba pasando en el interior de la mente de los personajes sin tener que explicarlo. Por ejemplo, todo el tema del estado en que el marido de Laura ha regresado de la guerra: necesitamos saber cómo ha afectado al matrimonio su experiencia bélica. Hay la sensación de que la Segunda guerra mundial se filtra en la película, lo que tuve que explicitar en la escena de la fiesta de aniversario hacia el fin del film, donde él habla acerca de la primera vez que la vio. Por supuesto, eso no se expresa abiertamente en el libro. Tuve que generar toda una serie de situaciones como ésta para comunicar lo que pasaba en el interior de los personajes. Otro ejemplo: también tuve que cambiar completa y radicalmente al compañero de Clarissa, y la vida privada de ésta, para recrear y expresar varios aspectos que se producen en sus mentes.»

  Ha sido un reto que le ha encantado a Hare. «Aquí es donde la realización de filmes se hace divertida. Porque no sólo me estaba privando de la voz en off; también deseaba abstenerme por completo de los flashbacks. Obviamente, en el libro se ahonda en lo que les sucede a Clarissa y Richard cuando eran jóvenes, y ello es excelente para la novela. Pero nosotros ya teníamos las tres historias, y la idea de retroceder en el tiempo en alguna de ellas no me parecía apropiada. Quería hacerlo por medio de lo que dicen los personajes, y del modo en que permanecen juntos, en lugar de mostrarlo. Creo que descartándose uno mismo estas vías, se aplica una disciplina en las cosas que resulta más enriquecedora.» Hare se encontró con Michael Cunningham antes de empezar a escribir.

  «Inicialmente, Michael había concebido un libro mucho más largo, así que estaba en disposición de proporcionarme una información inapreciable acerca de todos los personajes y sus vidas,» —recuerda Hare—. «Sabía todo de ellos. Se mostró absolutamente predispuesto y generoso con su tiempo. Cuanto más trabajaba en el guión, más crecía mi admiración por lo que Michael había escrito. Creo que no es muy frecuente escribir un guión a partir de una novela y sentir que la admiración por ésta no ha decrecido un ápice cuando se llega al final del trabajo. Y eso es lo que me pasó con el libro de Michael. Resistió brillantemente el examen de verse pasado a guión cinematográfico. De lo que estamos hablando aquí es de una tradición entre escritores que se transfieren contenidos de uno a otro. Un día en la vida de una mujer es el arco de su vida entera: ésa es la idea. Michael me dijo: “Virginia Woolf lo enfocó de una manera; yo lo hice de otra; ahora, David, abórdalo tú y hazlo a tu modo.” Ésa era una oferta muy generosa. En ella se depositaba la mayor de las confianzas. Y, por supuesto, si un autor brinda a otro tal oferta, se tiende a hacer todo lo posible por respetarla.»

  Hare ya había mantenido una duradera asociación con Stephen Daldry antes de LAS HORAS. Daldry le había dirigido en su debut como actor en una pieza propia: VIA DOLOROSA, que se representó en el Royal Court de Londres y que se mantuvo en Broadway durante cuatro meses. «Se trata de un director con un gran don para entender la esencia emocional de cualquier material» —opina Hare.

  Daldry aún no había leído la novela de Michael Cunningham cuando Scott Rudin le presentó un primer borrador del guión de Hare. «Estaba de vacaciones en el sur de Francia cuando me llegó el guión» —nos dice—. «Mi primera reacción fue considerar que se trataba de un guión extraordinariamente logrado, y una maravillosa oportunidad para tratar de explorar e investigar “Mrs. Dalloway,” una de los más impresionantes libros que se hayan escrito jamás.»

  Daldry añade que el libro de Cunningham le encantó sobremanera, y que aunque el autor les dio total libertad para transformar la novela en película, se mantuvieron fieles a la obra del escritor. «Michael nos dijo que debíamos sentirnos libres para hacer lo que consideráramos más apropiado» —sigue Daldry—. «Eso fue muy liberador y, una vez metidos en el desarrollo del guión, acabamos por ser plenamente fieles al nutrido mundo que la novela explora.»

  Para Daldry, la esencia de LAS HORAS es el profundo respeto para con las mujeres y los retos que han venido afrontando a lo largo de las turbulentas y completamente impredecibles evoluciones del siglo XX. «En el film, nuestras mujeres luchan a través de la jornada que les ha sido dada, un día que definen por ellas mismas y que otros han definido por ellas» —explica Daldry—. «Hay en ello un auténtico heroísmo, y creo que ése es uno de los aspectos que inicialmente me atrajo en el guión: se trata de un día en la vida de esas tres mujeres. Y puede que todos los días sean iguales. Puede que el camino y la lucha, y el estoicismo, y las dificultades emocionales que afrontan…, puede que las batallas y los actos heroicos... se manifiesten tanto en el jardín trasero y en la alcoba como en la cocina horneando una tarta mientras ellos están escalando montañas o ganando guerras. Creo que, a menudo, los actos heroicos en la vida de las mujeres son infravalorados o ensombrecidos por los heroísmos en la vida de los hombres. Obviamente, la lucha deviene enorme y profunda; e igual de importante, si no más.»

continúa >>


Imágenes y notas de cómo se hizo "Las horas" - Copyright © 2002 Miramax Films, Paramount Pictures y Scott Rudin / Robert Fox Productions. Distribuidora en España: Lauren Films. Fotos por Clive Coote y Francois Duhamel. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Las horas"
Añade "Las horas" a tus películas favoritas
Opina sobre "Las horas" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Las horas" a un amigo


© 2003 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.