53ª Berlinale


Secciones

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Apunta tu correo

 


Compras de cine

DVD
DVD

Banda sonora
BANDA SONORA

Philip Glass

Novela
NOVELA

Michael Cunningham

Fnac

 
 
 


 
  .

LA BUTACA - Revista de Cine

.[Especial 53ª Berlinale] [Películas] [Crónicas] [Palmarés]

LAS HORAS
(The hours)
Dirección: Stephen Daldry.
País:
USA.
Año: 2002.
Duración: 114 min.
Interpretación: Meryl Streep (Clarissa Vaughan), Nicole Kidman (Virginia Woolf), Julianne Moore (Laura Brown), Stephen Dillane (Leonard Woolf), Miranda Richardson (Vanessa Bell), Ed Harris (Richard Brown), John C. Reilly (Dan Brown), Charley Ramm (Julian Bell), Toni Collette (Kitty), Claire Danes (Julia Vaughan), Jeff Daniels (Louis Waters), Eileen Atkins (Barbara).
Guión: David Hare; basado en la novela de Michael Cunningham.
Producción: Scott Rudin y Robert Fox.
Música: Philip Glass.
Fotografía:
Seamus McGarvey.
Montaje: Peter Boyle.
Diseño de producción: Maria Djurkovic.
Dirección artística: Mark Raggett, Judy Rhee y Nick Palmer.
Vestuario: Ann Roth.
Estreno en USA: 27 Diciembre 2002.
Estreno en España: 21 Febrero 2003.

CRÍTICA por Diego Vázquez

El poder del cinematógrafo

  Cuesta entender cómo un monumento cinema-tográfico como éste no ganó el Oso de Oro a la mejor película del pasado Festival de Berlín, a pe-sar de ser la favorita de crítica y público (aunque sí que se llevó un premio de interpretación feme-nina compartido por sus tres actrices principales). La decisión de premiar, en cambio, un buen tra-bajo pero artísticamente muy inferior a éste, como era “In this world” de Michael Winterbottom, hay que entenderla por motivos de conveniencia política y social sobre lo que aquel film cuenta, a pesar de que esta obra maestra de Stephen Daldry cuente algo de la misma importancia y de una manera más inigualable e incontestable. El poderío que despliega aquí Daldry como narrador le lleva muy lejos de cualquier experiencia anterior (fue el director de “Billy Elliot”), y no sólo le gradúa como cineasta de altura, sino que lo coloca en una cima a la que habrá de mirarse en sus trabajos posteriores, porque cuando uno ha alcanzado tal grado de per-fección, todo lo que venga después se ha de medir por ese rasero.

  Tan sólo es necesario esperar al primer fotograma, al mismo comienzo de “Las horas”, para empezar a disfrutar de la maquinaria de un producto engrasa-do primorosamente en todas sus partes, pero que además no es sólo un conjunto de elementos magníficos pero sin alma, sino que tiene esta alma y además de qué manera. Difícil será que en este año aparezca un trabajo con mayor poder melodramático y mayor complejidad en lo que cuenta y en cómo lo cuenta (lo que trae ecos de lo sucedido en el 2002 con otro gran melodrama como era “Iris”). No es un film fácil para el espectador, que se ve obligado a escarbar en sí mismo para comprender a unos personajes y sus decisiones dentro de una historia en la que no hay buenos ni malos, sino sólo la vida que a cada uno le toca vivir, las decisiones que toma para vivirla por uno mismo, no para los demás, y la capacidad que tiene cada uno de enfrentarse a las consecuencias de estos actos.

  Es una historia de amor contada en tres actos que abarcan todo un siglo de vida para las muje-res (también para los hombres); millones de per-sonas liberándose y tomando decisiones funda-mentales para ellas mismas en momentos y luga-res diferentes. Todo ello engarzado por un guión soberbio de David Hare a partir de una riquísima novela de Michael Cunningham (a su vez un canto de amor a Virginia Woolf y su obra “Mrs. Dalloway”) y que muchos habían proclamado anti-cinematográfica e inadaptable (lo mismo que decían de “El ladrón de orquí-deas”), y que aquí cobra vida por sí misma con una facilidad y majestuosidad demoledora; haciendo uso de los silencios, las miradas, las vidas que bullen dentro de los ojos de cada actor de este descomunal reparto (todos soberbios del primero al último) y el poder poético de una música tan grande (un Oscar ya para Philip Glass), que logra transportar al film a otra dimensión sensorial, acercándolo de manera conmovedora a los postulados primigenios del lenguaje audiovisual que siempre han debido ser la base de este arte cinematográfico. Todo sin olvidarse de la palabra, pocas veces utilizada de manera tan precisa, hermosa y simbólica, conteniendo mil mundos en cada frase (explicitado tan-tas veces durante toda la película, pero especialmente en sus últimas líneas) y cuidando como oro cada momento, cada vuelta de tuerca de este mecanismo de relojería que monta Daldry para desarmar cualquier prejuicio en el espec-tador.

  Tan llena de momentos inolvidables y entregando a cada una de sus tres ac-trices principales alguna secuencia-regalo en la que puedan dar lo mejor de sí mismas (la de la estación de tren de Nicole Kidman, el encuentro con la veci-na de Julianne Moore o los conmovedores “tete a tete” de Meryl Streep con un impagable Ed Harris), “Las horas” exige más de un visionado para zambu-llirse plenamente en sus muchas riquezas, en sus múltiples enseñanzas, en su enorme canto al amor (perdido, presente y futuro) y a la importancia máxima del individuo. “Always, the hours”.

Calificación: 10


Imágenes de "Las horas" - Copyright © 2002 Miramax Films, Paramount Pictures y Scott Rudin / Robert Fox Productions. Distribuidora en España: Lauren Films. Fotos por Clive Coote y Francois Duhamel. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Las horas"
Añade "Las horas" a tus películas favoritas
Opina sobre "Las horas" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Las horas" a un amigo


© 2003 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.