53ª Berlinale


Secciones

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
USA
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Apunta tu correo


 


 


  .

LA BUTACA - Revista de Cine

.[Especial 53ª Berlinale] [Películas] [Crónicas] [Palmarés]

LOS NOVIOS BÚLGAROS
Dirección: Eloy de la Iglesia.
País:
España.
Año: 2002.
Duración: 90 min.
Interpretación: Fernando Guillén Cuervo (Daniel), Dritán Biba, Anita Sinkovic, Pepón Nieto (Gildo), Fernando Albizu (Mogambo), Roger Péra (Abogado), Roman Luknar (Simeón), Simón Andreu (Padre de Daniel), Julia Martínez (Madre de Daniel).
Guión: Fernando Guillén Cuervo y Eloy de la Iglesia con la colaboración de Antonio Hens; basado en la novela de Eduardo Mendicutti.
Producción: Pedro Olea, Jesús García Ciordia, Fernando Guillén Cuervo y Eduardo Campoy.
Música: Antonio Meliveo.
Fotografía:
Néstor Calvo.
Montaje: José Salcedo.
Dirección artística: Julio Torrecilla.
Vestuario: Pedro Moreno.
Estreno en España: 30 Abril 2003.

CRÍTICA por Diego Vázquez

Volando libre

  Esta película es por sí sola (por el mero hecho de existir) todo un acontecimiento, pues supone el regreso al cine después de quince años (su úl-tima obra cinematográfica fue “La estanquera de Vallecas” en 1987, aunque ya en el 2001 grabó para televisión la puesta en escena de la pieza teatral “Calígula”) de uno de los hijos más bastar-dos que ha dado este séptimo arte, el vasco Eloy de la Iglesia. Su retiro forzoso de la gran panta-lla por su conocida adicción a las drogas, parece haber sido definitivamente dejado atrás y no cabe duda que con “Los novios búlgaros” Eloy ha vuelto con toda su fuerza, rodando el film que le ha venido en gana como le ha venido en gana, y aunque el resultado no cabría calificarlo objetivamente de bueno, sí que por varios motivos se hace absolutamente necesario en nuestros días, a pesar de su obligada etiqueta de rara avis.

  Con esta inocentada en forma de película, Eloy de la Iglesia recupera sin ru-bor y de forma muy provocadora y alocada todo el cine homosexual, gamberro, de drogas y de denuncia, de la época de la movida madrileña y sobre todo de lo que toca a su propia filmografía. De esta manera se desmarca por completo de la actual corriente de cine políticamente correcto, higiénico y falto de vida, que amenaza con asfixiar nuestra cinematografía autóctona (aunque el caso de España no esté aislado en el mundo) e insufla al celuloide de una carga explo-siva de personalidad y mala leche, que sin llegar a ocultar algunas de sus ca-rencias como narrador cinematográfico (que siempre ha esgrimido), sabe sacar el máximo provecho de sus aciertos y sus virtudes, llegando a colarnos esta clara exaltación de la serie B como una obra de autor de serie A (algo similar a lo ocurrido con la infame “The Rocky Horror Picture Show”, con la que guarda bastantes similitudes).

  No consigue sacar De la Iglesia a su cinta de los abismos de los muchos excesos, obviedades y lugares comunes que la recorren (principalmen-te en todo lo referente a su trama de narcotráfico que no se aguanta ni queriendo ser magnánimo, pero también, aunque de forma mucho más bus-cada, en todo su reflejo de la fauna homosexual madrileña), pero aun así, no deja de ser estimu-lante ver a Fernando Guillén Cuervo jugársela (y no salir del todo mal parado) al asumir la inter-pretación principal de esta aventura y participar a su vez en el guión y la pro-ducción de este arriesgadísimo film. Su interpretación, si bien es un delirio de sobreactuación, consigue funcionar magníficamente dentro del tono guiñolesco que emana de todo el conjunto, siendo especialmente glorio-sas las escenas que comparte con “la superloca” Pepón Nieto (el cual revien-ta de gusto en este papel y roba planos sin descanso y con suma facilidad). La pareja de actores búlgaros, por el contrario, bordean la interpretación teatral e inoperante casi en cada plano, aunque parece un efecto eminentemente busca-do por su director, que una vez más sirve para dar vida a ese universo imposible e incontestablemente fantástico al que se agarra ferozmente este trabajo.

  Pese a sus imperfecciones, y siendo conscientes de que muchos espectado-res saldrán cabreados y sintiéndose estafados tras verla (las convenciones na-rrativas que el público está acostumbrado a esperar se esfuman aquí desde su mismo arranque), es innegable la importancia que va a tener esta obra, con su condición de soplo de aire fresco o de corte de mangas juguetón y libre, en la actual temporada cinematográfica.

Calificación: 7


Imágenes de "Los novios búlgaros" - Copyright © 2002 Altube Filmeak, Cuervo Films, Cartel y Conexión Sur. Distribuidora en España: Lauren Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Los novios búlgaros"
Añade "Los novios búlgaros" a tus películas favoritas
Opina sobre "Los novios búlgaros" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Los novios búlgaros" a un amigo


© 2002 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.