53ª Berlinale


Secciones

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
USA
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Apunta tu correo

  .

LA BUTACA - Revista de Cine

.[Especial 53ª Berlinale] [Películas] [Crónicas] [Palmarés]

SOLARIS
Dirección: Steven Soderbergh.
País:
USA.
Año: 2002.
Duración: 99 min.
Interpretación: George Clooney (Chris Kelvin), Natascha McElhone (Rheya Kelvin), Jeremy Davies (Snow), Viola Davis (Helen Gordon), Ulrich Tukur (Gibarian), Morgan Rusler (Emisario), John Cho (Emisario), Shane Skelton (Hijo de Gibarian), Donna Kimball (Mujer de Gibarian), Michael Ensign (Amigo), Elpidia Carrillo (Amiga), Kent Faulcon (Amigo), Lauren Cohn (Amiga).
Guión: Steven Soderbergh; basado en la obra de Stanislav Lem.
Producción: James Cameron, Jon Landau y Rae Sanchini.
Música: Cliff Martinez.
Fotografía:
Peter Andrews (Steven Soderbergh).
Montaje: Steven Soderbergh.
Diseño de producción: Philip Messina.
Dirección artística: Steve Arnold y Keith P. Cunningham.
Vestuario: Milena Canonero.

CÓMO SE HIZO "SOLARIS"
Notas de producción
© 2002 Hispano Foxfilm

1. La historia

  A la hora de elaborar el guión para SOLARIS, Soderbergh usó el libro de Lem, elementos de la película de Tarkovsky y muchas de sus propias ideas. Lo explica así: “La mayor diferencia entre este SOLARIS y las anteriores películas y la novela radica en que nuestro largometraje cuenta con detalle la relación que hubo entre Kelvin y su mujer, la cual tuvo lugar años antes en la Tierra. Eso es en lo que quería entrar. Pensaba que si vas a explorar esta idea de si estás o no condenado a vivir una relación de la misma forma cada vez con la misma persona, entonces tienes que poder ver qué les había ocurrido con anterioridad”.

  Soderbergh no estaba interesado en hacer una película épica de ciencia ficción de las que normalmente se estilan, con todas esas batallas espaciales, malvados alienígenas y persecuciones escalofriantes. “No es una película de acción y la gente necesita saber qué va a pasar”, afirma Cameron. “Es una película de ciencia ficción en el sentido de la ciencia ficción que solía manejarse allá por los años cincuenta y sesenta cuando era una ficción de ideas, una ficción de gente”.

  “La película te lleva a los confines más remotos del universo, y lo que te vas a encontrar allí es a ti mismo. Kelvin se ve enfrentado a su propia memoria, a una repetición de las cosas por las que uno ha pasado, su culpa, su culpabilidad, los errores que uno ha cometido. Y tiene la oportunidad de cambiarlo, o quizás no”.

  Las decisiones de Kelvin están indisolublemente entrelazadas con su relación de Rheya. En su novela, Stanislaw Lem concibió un complejo, apasionado y problemático romance entre Kelvin y Rheya, el cual se ha convertido en el centro de la nueva película. De hecho, la SOLARIS de Steven Soderbergh es una historia de amor.

  El productor Jon Landau señala: “La película de Steven combina muchos géneros diferentes dentro de una historia de amor clásica. Las películas a la postre tratan un determinado tema y el tema de SOLARIS es el de tener una segunda oportunidad en el amor. Y cuando a Kelvin se le presenta esa oportunidad, se ve obligado a desafiarse a sí mismo, a ver si va a tomar las mismas decisiones que tomó en el pasado”.

  “El tema de la predestinación es crucial”, añade Soderbergh. “La relación entre Kelvin y Rheya había terminado de muy mala manera. Cuando ella aparece a bordo del Prometheus, ambos luchan con la idea de que su relación esté yendo por los mismo derroteros por los que transcurrió ésta con anterioridad. Estos temas de la memoria, la culpa, la potencial redención y el tener la oportunidad de hacer algo otra vez y quizás hacerlo de manera diferente, me resultaban muy atractivos. Como uno de los personajes dice en un determinado momento de la película: ‘No hay respuestas, sólo elecciones’. Vamos al grano, es así y punto”.

  SOLARIS también plantea un misterio, uno que lleva a Chris Kelvin a la estación espacial que está orbitando alrededor del planeta que da título a la película. La compañía que ha financiado la exploración de Solaris está muy preocupada porque los científicos que estaban a bordo del Prometheus no han vuelto a comunicarse con la Tierra. No saben si es que han muerto, han resultado heridos, si se han vuelto todos locos o han sido atacados por algo o alguien desconocido. Kelvin conoce al jefe de la misión, así que le envían a él para resolver el misterio.

  “Desde el momento en que Kelvin entra en la estación espacial, se sabe que ahí dentro se corre mucho peligro”, dice Cameron. “No conoces la naturaleza del peligro nada más entrar. Piensas que podría ser cualquier cosa; podría tratarse de un monstruo o de un asesino. Resulta que el peligro es la propia locura de uno”.

  El planeta es en sí mismo el centro del misterio. Como Kelvin descubre, Solaris es mucho más que un mero cuerpo celestial girando alrededor del sol; se trata de un organismo con una inteligencia muy poderosa, propia casi de un ser divino. Mientras los científicos están estudiando Solaris, éste los está estudiando a ellos. Solaris se fija en las imágenes más fuertes de sus mentes y usa esa información para recrear física y biológicamente a personas que han sido importantes en sus respectivas vidas.

  “Estas personas creen que son reales, pero también se dan cuenta de que no son las personas que solían ser”, explica Cameron. “Puedes investigarlos a nivel molecular, rastrear su ADN y son humanos. La imagen más fuerte de Kelvin es la de su mujer, la cual falleció unos años antes. Así que Solaris en un determinado sentido establece el escenario para vivir esta relación más allá de su muerte, en lo que es un concepto bastante dramático”.

  “El dilema al que se enfrentan es que Solaris parece saber más sobre ti de lo que tú mismo sabes y, por lo tanto, es muy difícil aventajarle en sabiduría y pensamiento”, dice Soderbergh. “Al principio, Kelvin quiere resolver este problema y hacer que todo el mundo regrese sano y salvo a casa. Luego se ve atrapado en el misterio y no está ya tan seguro de saber qué es lo que hacer con todo eso”.

1. La historia
2. La génesis
3. Reuniendo al equipo
4. La producción


Imágenes y notas de cómo se hizo "Solaris" - Copyright © 2002 20th Century Fox, Section Eight, USA Films y Lighstorm Entertainment. Distribuidora en España: Hispano Foxfilm. Fotos por Bob Marshak. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Solaris"
Añade "Solaris" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo


© 2003 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.