53ª Berlinale


Secciones

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
USA
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Apunta tu correo

  .

LA BUTACA - Revista de Cine

.[Especial 53ª Berlinale] [Películas] [Crónicas] [Palmarés]

SOLARIS
Dirección: Steven Soderbergh.
País:
USA.
Año: 2002.
Duración: 99 min.
Interpretación: George Clooney (Chris Kelvin), Natascha McElhone (Rheya Kelvin), Jeremy Davies (Snow), Viola Davis (Helen Gordon), Ulrich Tukur (Gibarian), Morgan Rusler (Emisario), John Cho (Emisario), Shane Skelton (Hijo de Gibarian), Donna Kimball (Mujer de Gibarian), Michael Ensign (Amigo), Elpidia Carrillo (Amiga), Kent Faulcon (Amigo), Lauren Cohn (Amiga).
Guión: Steven Soderbergh; basado en la obra de Stanislav Lem.
Producción: James Cameron, Jon Landau y Rae Sanchini.
Música: Cliff Martinez.
Fotografía:
Peter Andrews (Steven Soderbergh).
Montaje: Steven Soderbergh.
Diseño de producción: Philip Messina.
Dirección artística: Steve Arnold y Keith P. Cunningham.
Vestuario: Milena Canonero.

CÓMO SE HIZO "SOLARIS"
Notas de producción
© 2002 Hispano Foxfilm

4. La producción

  Aunque SOLARIS está ambientada en una época en la que viajar a mundos lejanos es ya posible y está casi a la orden del día, Soderbergh quería mantener anclado el aspecto de la película en los mundos de la actualidad o el futuro cercano. Como resultado, los elementos de diseño del filme están basados o son una extrapolación de artículos que existen hoy en día.

  “No queríamos ser muy específicos en cuanto a qué distancia en el futuro tiene lugar la historia, pero no pretendíamos transmitir la sensación de que se trata de un futuro lejano”, comenta Soderbergh. “Y no queríamos que ese aspecto de la película llamara la atención por sí mismo o girase alrededor de lo que las nuevas tecnologías van a permitir, porque eso no tenía demasiada relevancia en la historia”.

  El productor ejecutivo Gregory Jacobs, que ha colaborado frecuentemente con Soderbergh, trabajó estrechamente con el director y su equipo creativo de diseño, encabezado por el diseñador de producción Philip Messina y la diseñadora de vestuario Milena Canonero. “Desde luego”, señala Jacobs con una sonrisa, “también teníamos a un montador y a un director de fotografía de talla mundial: Steven”.

  “He tenido la suerte de que Steven haya trabajado en tantos géneros distintos conmigo a su lado”, dice Messina, quien ha trabajado anteriormente con Soderbergh en “Ocean’s Eleven”, “Traffic” y “Erin Brockovich”. “Sus películas han tenido un aspecto y un acercamiento muy distinto las unas de las otras. ‘Erin Brockovich’ tenía una apariencia obrera mientras que la de ‘Traffic’ era mucho más realista, y ‘Ocean’s Eleven’ mostraba el aspecto más elegante de Las Vegas. Ahora me ha llevado al espacio”.

  “SOLARIS necesitaba parecer ser real”, añade Messina, “porque es una historia de amor, no una película ‘tecnológica’. El espacio exterior es simplemente el trasfondo en el que tiene lugar”.

  Soderbergh eligió rodar la mayor parte de SOLARIS en los mismos estudios de sonido que se utilizaron para “Ocean’s Eleven”. El decorado más imponente que Messina ha diseñado y se ha construido para la película fue el de la estación espacial Prometheus donde tienen lugar las dos historias. De más de cincuenta metros por más de setenta metros, el decorado estaba soportado por pilares de hormigón que se hundían dos metros en el suelo del escenario, manteniendo las paredes y metros de aparejos sujetos a las vigas del escenario para ayudar a soportar todo el peso de la estructura.

  Soderbergh y Messina se basaron en parte para el aspecto del Prometheus en la Estación Espacial Internacional que se encuentra en la actualidad orbitando alrededor de la Tierra. “Lo que nos gustaba de la Estación Espacial Internacional eran las texturas y el hecho de que aún no se haya encontrado explicación para todo”, dice Messina. “Hay piezas extrañas clavadas en las paredes”.

  Su investigación reveló que las estaciones espaciales tienen poco espacio de sobra para las ventanas. “El espacio es algo muy valioso en estas situaciones”, dice Soderbergh, “como pasa en un submarino o un barco de guerra. La sensación de estar encerrado y aislado puede ser mucho menor si puedes ver constantemente qué es lo que hay afuera. Yo quería transmitir esa sensación de estar atrapado en un entorno un tanto opresivo”. Para reforzar esa sensación claustrofóbica, Messina construyó umbrales que sobresalían veinte centímetros del suelo y mamparos.

  Al estar SOLARIS ambientada en una estación espacial, a Messina se le ocurrieron algunos artilugios de aspecto futurista, incluyendo ordenadores de alta tecnología sobre brazos articulados. Pero incluso en esto, el sentido práctico y la funcionalidad fueron las máximas a seguir. “Al poner la pantalla en un brazo que parece que puede cambiar de lugar, se convierte en un pedazo de hardware y no tanto en un precioso trozo de ‘electrónica’”, señala Messina.

  Soderbergh y Messina prestaron una considerable atención a la paleta de colores y a las texturas. “Queríamos que los colores del Prometheus fueran relajantes tanto de forma realista como irreal”, dice Messina. “Usamos un montón de color, pero todos dentro de la gama de los azules y los verdes ­ e incluso éstos tienen ‘tonos grises’, excepto en la Sala Refrigerada, el centro neurálgico de los ordenadores de la estación, a la que le dimos un azul más intenso. Allí donde usé el azul, también le añadí un poco de gris”. “Quería que el fondo tuviera un aspecto más homogéneo para que los personajes pudieran resaltar”, continúa Messina. “Hay muchas texturas, pero lo que tú ves son luces y sombras y no montones de colores”.

  Para las escenas ambientadas en la Tierra, Soderbergh empleó varias lentes y movimientos de cámara para distinguir las escenas retrospectivas de aquéllas que suceden en el momento presente. “Quiero que los espectadores tengan la sensación de estar orientados en todo momento y que conozcan exactamente dónde se encuentran, porque hay veces en las que hay una especie de solapamiento entre ambos espacios temporales. Hay momentos en los que tienes la sensación de que una escena entre Kelvin y Rheya a bordo del Prometheus ya la has contemplado antes en la Tierra por la forma en que ha sido rodada y escenificada. Espero que la sensación sea la de ‘está ocurriendo de nuevo’. Quería que todas esas cosas casaran”.

  La apariencia misma del planeta Solaris fue el resultado de un esfuerzo conjunto de Soderbergh, Sanchini, Landau, Jacobs, Messina y la consultora de efectos visuales Brooke Breton, quien trabajó estrechamente con varios técnicos de efectos visuales. Para dar a Solaris su inigualable aspecto, Messina diseñó siete apariencias distintas y vistas previas del planeta. “Solaris tiene un desarrollo, es una historia completa”, explica. “Sufre una transformación desde que empieza hasta que termina. Esa transformación es un elemento muy complejo de la película”.

  “Hay elementos de luz y oscuridad, de movimiento. La energía sale a la superficie, y otros elementos están coreografiados de una forma que te permite entender esa transformación. Incluso si no entiendes por completo cuáles son todos esos elementos, sí que te vas a dar cuenta de que algo está pasando. Queríamos darle elegancia a Solaris. Tiene que dar la sensación de que podría haber una especie de alma dentro de él”-.

  La escenógrafa Kristen Toscano Messina eligió el mobiliario y otros elementos independientes que llenan los decorados de Philip Messina. Para ello obtuvo la inspiración en catálogos industriales, tiendas de desguace y liquidación, además de en una empresa de desguace de piezas aerospaciales.
Toscano Messina y su equipo encontraron usos creativos e innovadores para artículos comunes y corrientes. Impresoras láser troceadas, encontradas en el desguace del Departamento de Agua y Energía de Los Angeles, se convirtieron en piezas de la nave espacial. Componentes de viejos aparatos de vídeo y televisores se utilizaron para dar texturas a las paredes de varios decorados.

  “Uno de los retos a los que nos enfrentamos fue el de cómo hacer que la estación espacial resultara interesante y cómo añadir algunos elementos personales”, dice Toscano Messina. “¿Qué tipo de cosas se llevará la gente al espacio en el futuro? Nosotros decidimos que Gibarian era un intelectual y por tanto le colocamos libros en su cámara. Para Snow, que es un joven científico prodigio, un ‘cerebrito’, encontramos un fantástico juguete magnético italiano de construcción. Vinieron a Los Angeles dos chicas del distribuidor local y trabajaron durante dos días montando figuras para nosotros. Les dimos fotos de moléculas de ADN y estructuras científicas moleculares y las ensamblaron todas con los imanes. La parte más dura fue que el reparto y el equipo técnico las dejaran en paz en el plató”.

  Para el apartamento de Chris y de Rheya, Toscano Messina quería un aspecto clásico con algunos toques futuristas. “Lo que nos ayudó fue que la apariencia de las cosas hoy en día ya es futurista”, señala. “Incluso en Target y K-Mart, todo está diseñado al máximo. La pareja vive en un bloque de piedra arenisca de Nueva York, que queríamos que tuviera un aspecto intemporal. Así que mezclamos muchos periodos distintos, desde un antiguo secreter a accesorios de estilo Art Deco y algunas piezas contemporáneas. Diseñamos nuestro propio frigorífico y nuestra propia cocina e intentamos hacerlos un poco más futuristas”.

  Como Messina, la oscarizada diseñadora de vestuario de SOLARIS, Milena Canonero, ideó diseños futurísticos, enraizados en la realidad de hoy en día. “El estilo que usé en la película se puede definir como minimalista”, explica. “Hay algunos elementos [en los trajes] que son futuristas, pero no se trata de una película de trajes. Yo quería que la ropa fuera muy lineal, así que hay apenas botones y las líneas son muy puras, muy suaves. Algunos tejidos son de alta tecnología, pero hay muchas telas que las puedes comprar fácilmente hoy en día, hechas en materiales que estás cansada de ver, como el algodón egipcio o las fibras naturales”.

  La mayor parte del trabajo de Canonero fue de lo más prosaico; incluso los diseños para los trajes espaciales tienen una apariencia como de no ciencia ficción. “En realidad no quise hacer trajes espaciales”, señala Canonero. “Lo que llevan puesto George y Viola se conoce como trajes de presión, que según nuestras investigaciones es el tipo de traje que se lleva hoy por seguridad cuando se atraca o se despega en una nave espacial. No se emplean para la exploración del espacio; esos trajes son mucho más pesados”.

  “Al estar la película ambientada en el futuro, hice esos trajes con materiales que no eran tan incómodos como los de ahora. Me tome ciertas libertades pensando que en el futuro estos trajes serán mucho más aerodinámicos. Además, quería hacerlo un poco más interesante. El traje espacial de Kelvin le da un aspecto más mitológico, como el de un guerrero”. Los diseños de Canonero para las secuencias retrospectivas ambientadas en la Tierra, incluyen máscaras y gafas; enfatizando la necesidad de protección frente a unas condiciones medioambientales más desfavorables, y un nuevo estilo de impermeable.

  “Para las escenas más íntimas, revela, “se deshizo de las solapas, los alzacuellos y los botones porque quería que los trajes fueran estrechos, casi como un dibujo. También el reparto principal no tenía muchos accesorios o utensilios. Pero cada uno de ellos muestra un aspecto distinto. No llevan uniformes como se pueden ver en muchas películas de ciencia ficción. Buscábamos un aspecto diferente, en el que todos son singulares y llevan la ropa de la forma que les gusta llevarla, con su propio sello personal”.

1. La historia
2. La génesis
3. Reuniendo al equipo
4. La producción


Imágenes y notas de cómo se hizo "Solaris" - Copyright © 2002 20th Century Fox, Section Eight, USA Films y Lighstorm Entertainment. Distribuidora en España: Hispano Foxfilm. Fotos por Bob Marshak. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Solaris"
Añade "Solaris" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo


© 2003 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.