53ª Berlinale


Secciones

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
USA
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Apunta tu correo

  .

LA BUTACA - Revista de Cine

.[Especial 53ª Berlinale] [Películas] [Crónicas] [Palmarés]

SOLARIS
Dirección: Steven Soderbergh.
País:
USA.
Año: 2002.
Duración: 99 min.
Interpretación: George Clooney (Chris Kelvin), Natascha McElhone (Rheya Kelvin), Jeremy Davies (Snow), Viola Davis (Helen Gordon), Ulrich Tukur (Gibarian), Morgan Rusler (Emisario), John Cho (Emisario), Shane Skelton (Hijo de Gibarian), Donna Kimball (Mujer de Gibarian), Michael Ensign (Amigo), Elpidia Carrillo (Amiga), Kent Faulcon (Amigo), Lauren Cohn (Amiga).
Guión: Steven Soderbergh; basado en la obra de Stanislav Lem.
Producción: James Cameron, Jon Landau y Rae Sanchini.
Música: Cliff Martinez.
Fotografía:
Peter Andrews (Steven Soderbergh).
Montaje: Steven Soderbergh.
Diseño de producción: Philip Messina.
Dirección artística: Steve Arnold y Keith P. Cunningham.
Vestuario: Milena Canonero.
Estreno en USA: 29 Noviembre 2002.
Estreno en España: 14 Febrero 2003.

CRÍTICA por Julio Rodríguez Chico
Calificación:

Un viaje al océano interior

  Aunque su director se ha esforzado por aclarar que no pretendía hacer un re-make de la película de Andrei Tarkovski, resulta inevitable la comparación entre ambas, a la luz de la novela del polaco Stanislav Lem que les sirve de base. Soderbergh prefiere tomar sólo una parte de la historia, la menos meta-física y profunda, la más emotiva y romántica, con la pretensión de ro-dar una película seria de ciencia ficción pero también una historia de amor, sin espantar al público de la sala.

  Kelvin es un psicólogo que acude en ayuda de la estación espacial que está en el planeta Solaris, constituido por un misterioso océano. Allí experi-mentará inquietantes sucesos por los que lo de-seado o soñado cobra una apariencia de realidad. George Clooney da rostro a ese hombre que su-fre un tormento del pasado y que ahora en Solaris le lleva a hacer presente a su esposa, muerta en circunstancias que dejaron en él un sentimiento de culpabilidad. Así, lo que comienza como re-creación de una atmósfera de misterio y suspense, y como la concesión de una segunda oportunidad que se da al protagonista para reparar errores del pa-sado, pronto se convierte en una historia de amor llevado hasta el extremo, y termina como una reflexión acerca del sentido profundo de la vida y del valor re-dentor del amor. A la vez, vemos cómo Soderbergh lanza sus dardos contra un mundo que se está convirtiendo en un lugar inhabitable por haberse olvidado de los valores más verdaderos y permanentes.

  Ambas aproximaciones –la de Tarkovski y la de Soderbergh– parten del interés por acercarse al propio hombre, "porque en su interior se contiene un universo" más rico que el que se pueda explo-rar en la conquista del espacio. De esa manera, el mundo exterior –el misterioso océano de Sola-ris– debería actuar como un espejo en el que ca-da uno se refleje y donde proyecte sus más hon-dos deseos. No es más que una manera de mirar hacia uno mismo y descubrir el sentido de la vida, para acabar concluyendo que la única verdad incuestionable, la realidad más "real" de todas es el amor, la interrelación con las personas queridas. No im-porta tanto lo exterior como lo que hay dentro de nosotros mismos, profundizar en nuestro interior para vivir de esa realidad que hace que vivamos auténtica-mente. Por eso, Soderbergh busca combinar –y lo hace con acierto– imágenes del presente con otras del pasado, y de la tierra con otras de la estación es-pacial, rotas las estructuras espacio-temporales por la fuerza del amor.

  Esta inquietud acerca de la eternidad y del sen-tido de la vida está muy presente en la obra de Stanislav Lem y en toda la cultura polaca. Tam-bién lo está esa preocupación por la predestina-ción, el remordimiento o la visión del amor como el único camino para recorrer la vida y alcanzar la libertad, temas todos ellos muy presentes en la obras de otros polacos como Kieslowski (recorde-mos la espléndida "Rojo"). Como el suyo, el cine que ahora nos presenta Soderbergh es ambi-guo y con multitud de preguntas sin respuesta, pues la vida se presenta como un misterio, y el amor como algo que se debe experimentar pero que no es posible explicar como si se tratara de un concepto. Entre todas las esce-nas, destaca la final de Kelvin y el misterioso niño que se le acerca, por recor-darnos a la de la Creación pintada por Miguel Ángel en la Capilla Sixtina, y ser-vir de imagen elocuente y gráfica para explicar el poder creador del amor, inde-pendientemente del lugar donde se dé, en la tierra o en las galaxias.

  El director ha pretendido hacer un film que aspi-ra a convertirse en película de culto, y que busca empujar al espectador hacia la reflexión y búsque-da del mundo interior. Para ello abunda el uso de los primeros planos, escrutando unos rostros que dejen ver lo que hay por debajo de la piel de los actores, razón que exigía la complicidad de éstos y una sintonía personal a la hora de interpretar sus papeles; tanto Clooney como Natascha responden a las expectativas, y crean un cli-ma que en unos momentos se presenta lírico y sensual, mientras que en otros adopta un tono más frío y onírico, que nos recuerda que encarnan ideas y planteamientos vitales. La fotografía contribuye a dar a las imágenes esa luz fría y futurista, con desenfoques pretendidos, mientras que la música y el vestuario están a tono con el mensaje trasmitido. Se aprecia el esmero que Soderbergh ha puesto en todos los aspectos de la película, y especialmente en el guión, plagado de frases redondas con pretensión de permanencia.

  Película para aficionados a la ciencia ficción y para aquellos que quieran plantearse cuestiones importantes al ver cine, bien expuestas estéticamente y con un tono poético, aunque sin concesiones hacia el espectador.


Imágenes de "Solaris" - Copyright © 2002 20th Century Fox, Section Eight, USA Films y Lighstorm Entertainment. Distribuidora en España: Hispano Foxfilm. Fotos por Bob Marshak. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Solaris"
Añade "Solaris" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo


© 2003 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.