55ª BERLINALE - Festival Internacional de Cine de Berlín

 

 

 

 

 

 

 

 


 


 


HITCH: ESPECIALISTA EN LIGUES
(Hitch)


Dirección: Andy Tennant.
País:
USA.
Año: 2005.
Duración: 122 min.
Género: Comedia romántica.
Interpretación: Will Smith (Alex "Hitch" Hitchens), Eva Mendes (Sara Melas), Kevin James (Albert Brennaman), Amber Valletta (Allegra Cole), Michael Rapaport (Ben), Adam Arkin (Max Trundle), Julie Ann Emery (Casey), Kevin Sussman (Neil), Robinne Lee (Cressida), Nathan Lee Graham (Geoff), Jeffrey Donovan (Vance), Paula Patton (Mandy).
Guión: Kevin Bisch.
Producción: James Lassiter, Will Smith y Teddy Zee.
Música: George Fenton.
Fotografía:
Andrew Dunn.
Montaje: Troy Takaki y Tracey Wadmore-Smith.
Diseño de producción: Jane Musky.
Dirección artística: Patricia Woodbridge.
Vestuario: Marlene Stewart.
Estreno en USA: 11 Febrero 2005.
Estreno en España: 4 Marzo 2005.

CRÍTICA por Joaquín R. Fernández

  Will Smith se ha convertido en los últi-mos años en uno de los actores más ta-quilleros de Hollywood, situándose inclu-so a la altura de estrellas como Tom Cruise (es curioso, pero en un momento dado de "Hitch: Especialista en ligues" aparece "Jerry Maguire" en la pantalla de un televisor). Si no fuera por sus interven-ciones en un par de largometrajes bas-tante menos comerciales que la mayoría de los títulos que integran su filmografía ("La leyenda de Bagger Vance" y "Ali"), el antiguo príncipe de Bel-Air podría pre-sumir de que casi todos las produccio-nes en las que emerge su nombre sobrepasan los cien millones de dó-lares en el mercado estadounidense (algo que también se repite a nivel internacional). De hecho, actualmente incluso intérpretes como Tom Hanks o Harrison Ford no son capaces de atraer al público con la mis-ma regularidad que Will Smith.

  "Hitch: Especialista en ligues" posee un arranque realmente promete-dor, pues ya durante los créditos iniciales se nos explica de forma vertiginosa en qué consiste el trabajo del protagonista. Por desgracia, a los pocos minutos se producen ligeros altibajos en la narración que seguramente podrían haberse evitado con la supresión de determina-das escenas, caso de la charla que mantienen Alex y Ben, interpreta-do por un Michael Rapaport a quien no se le ve el pelo durante el resto del metraje. Sin embargo, una vez se atraviesa este pequeño ba-che se puede afirmar con rotundidad que lo que presenciamos es una agradable obra que mezcla con destreza elementos modernos y clásicos en un género tan difícil como la comedia y que, por suerte, huye del esquema que emplean "Eurotrip" y bodrios similares, cintas que, más que risas, provocan arcadas.

  Los diálogos de la película están más trabajados que de costumbre, existiendo una serie de eficaces gags en los que se dosifican de forma adecuada los golpeta-zos, las muecas de los actores, las pala-bras ingeniosas y los equívocos, estos últimos fragmentos fundamentales de cualquier comedia que se precie de ser-lo. Por supuesto que no faltan los tópi-cos, desde los amigos homosexuales de Sara y Allegra hasta un tramo final en el que el guionista pretende hacernos creer que la resolución será agria, si bien todo aquel que está visionando el filme sabe que en realidad sucederá todo lo contrario (créanme, es algo tan obvio que no les estoy chafando nada de la historia). Nos hallamos, en defi-nitiva, ante una cinta que, si bien a algunos les parecerá almibarada, bajo mi punto de vista y teniendo en cuenta que tan sólo se trata de una distracción pasajera, resulta deleitable, amena y placen-tera, un cuento de hadas repleto de romanticismo (y de bastante ingenuidad) que, sin embargo, le permitirá al espectador eva-dirse de su rutina durante dos horas. Si ese era el objetivo de los responsables de este largometraje, enhorabuena, porque lo han conse-guido.

  Will Smith, que ha madurado bastante como actor desde que dio sus primeros pasos en esto del mundo de la interpretación, se encuentra aquí en su salsa, mostrándose histriónico cuando el relato así lo requiere, aunque en general exhibe una sobriedad que no manifestaba, por ejemplo, en "Hombres de negro II". A su lado nos topamos con una convincente Eva Mendes y un jocoso Kevin James, una de las personas que contratan los servicios de Alex "Hitch" Hitchens, el cu-rioso individuo que da título al filme y que sabe manejar mejor los asuntos amorosos de otras personas que los suyos.

  Finalizo este comentario hablándoles de algunos de los apartados técnicos de la película, como la corrección del reali-zador, Andy Tennant, el mismo que se hizo cargo en su día de la reivindicable "Ana y el rey"; el modo en el que nos muestra a Hitch explicándoles a sus clientes cómo han de tratar a las mujeres con las que desean intimar, mientras al mismo tiempo observamos el resultado de sus lecciones, agiliza la historia, algo que siempre es de agradecer. Respecto al compositor, George Fenton crea una música funcional, muy animada y repleta de ritmos, quizás para poder competir así con las canciones que tam-bién forman parte de la banda sonora. A destacar el instante en el que Allegra se acerca a su barco, momento en el que escuchamos una ex-quisita pieza musical de tonalidades más tradicionales.

Calificación película:
Calificación banda sonora:


Imágenes de "Hitch: Especialista en ligues" - Copyright © 2005 Columbia Pictures y Overbrook Entertainment. Distribuida en España por Columbia TriStar Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Hitch: Especialista en ligues"
Añade "Hitch: Especialista en ligues" a tus películas favoritas
Opina sobre "Hitch: Especialista en ligues" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Hitch: Especialista en ligues" a un amigo
 

OTRAS PELÍCULAS DEL FESTIVAL

In good company     The life aquatic with Steve Zissou     Kinsey     Amor idiota     Kong que (Peacock)

Suscribe tu correo para recibir gratis los boletines de La Butaca:

Copyright © 2005 LaButaca.net - Revista de Cine. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.