55ª BERLINALE - Festival Internacional de Cine de Berlín

 

 

 

 

 

 

 

 


 


 


OTROS TIEMPOS
(Les temps qui changent)


cartel
Dirección: André Téchiné.
País:
Francia.
Año: 2004.
Duración: 98 min.
Género: Drama.
Interpretación: Catherine Deneuve (Cécile), Gérard Depardieu (Antoine), Gilbert Melki (Nathan), Lubna Azabal (Nadia/Aicha), Malik Zidi (Sami), Tanya Lopert (Rachel), Jabir Elomri (Saïd), Nabila Baraka (Nabila), Nadem Rachati (Bilal).
Guión: André Téchiné, Laurent Guyot y Pascal Bonitzer.
Producción: Paul Branco.
Música: Juliette Garrigues.
Fotografía:
Julien Hirsch.
Montaje: Martine Giordano.
Diseño de producción: Zé Branco.
Vestuario: Christian Gasc y Catherine Leterrier.
Estreno en Francia: 15 Diciembre 2004.
Estreno en España: 7 Abril 2006.

CRÍTICA por Miguel Laviña Guallart

Nada de nostalgias

  Segunda película del francés André Téchiné en llegar a nuestras pantallas en menos de un año. La razón es el enorme retraso con que estos dos últi-mos trabajos del, por otra parte, presti-gioso realizador se han estrenado. La anterior, la notable "Fugitivos" incompren-siblemente tardó dos años en llegar, y eso que contaba con la siempre estimu-lante presencia de Emmanuelle Béart. Para poder ver "Otros tiempos" tan "sólo" hemos tenido que esperar algo más de año (se presentó en el Festival de Berlín de 2005). ¿La causa de esta nueva tar-danza? Misterios de la industria. Lo cier-to es que a pesar del tirón de la una de las parejas más emblemáticas del cine francés, Catherine Deneuve y Gérard Depardieu, éste es uno de los proyectos del director que menos entusiasmos ha levanta-do y aparece casi sin hacer ruido.

  El cineasta vuelve a Tánger, lugar atrayente y punto de encuentro de dos civilizaciones que ya plasmó en "Lejos", para situar ahora la his-toria del reencuentro de dos antiguos amantes, Cécile y Antoine, tras más de 30 años sin verse. A diferencia de lo que pudiera parecer en un primer momento, esta premisa no da pie a una revisión nostálgica del pasado, ni a un completo recorrido por un catálogo de recuerdos. Todo lo contrario, este film no deja de mirar a su alrededor, al presente y, sobre todo, está concebido en continuo movimiento hacia delante.

  Responsable de un cine minucioso, car-gado de detalles y significados, Téchiné alcanzó su estado de gracia con "Los juncos salvajes", crónica irrepetible del despertar de cuatro adolescentes a la vi-da adulta y al descubrimiento de su reali-dad, un momento de sinceridad y liber-tad, que recordaba al parecer su propia juventud. Siguientes títulos como "Los ladrones" y "Alice y Martin" no hicieron sino incrementar adeptos y aumentar un prestigio que ya arrastraba desde los inicios de su carrera. Convoca a De-neuve y Depardieu, dos viejos cono-cidos, como sustento básico de esta propuesta, que no se entendería sin su presencia. Es testigo del reencuentro fílmico de estos intérpretes, representantes también de otro cine y otros tiempos, cuyo cruce de miradas ajadas y cansadas sirve para sacar adelante una cinta a la que, ciertamente, se le pueden objetar algunas carencias.

  En esta ocasión, deja a un lado la magistral sencillez de sus mejores momentos, para optar por un mareante ejercicio de cámara en mano durante buena parte del metraje, que sólo logra calmarse en el necesario sosiego del tramo final. Ya antes había uti-lizado esta técnica e incluso probado nuevas tecnologías, y si bien es cierto que logra transmitir el dinamismo de la ciudad que filma, acaba resultando cansado y un impedimento para el buen seguimiento de lo narrado. La cámara sigue a unos personajes que, además, se esfuer-za en mostrar casi siempre en movimiento, con aparente prisa incluso cuando abordan diálogos claves del desarrollo de la historia. A esto se unen unos curiosos experimentos visuales, innecesarios al no tener demasiado que ver con el resto. En última instancia, todo esto puede entenderse como un intento por investigar y renovar su estilo.

  Dejando a un lado sus licencias forma-les, es en la construcción del guión y su estructura donde el film muestra una mayor debilidad. Explorador implacable de la persona condicionada invariable-mente por su entorno, de la siempre presente contradicción entre sentimien-tos y realidad, emprende varios cami-nos argumentales que más tarde deja en el aire. Personajes relevantes, pero sobre los que apenas sabemos nada, aparecen y desaparecen de forma arbitraria, resultan desdibuja-dos, aumentando todavía más la sen-sación de confusión. Aun así, muestra su buena mano de siempre para la elección y dirección de intérpretes, entre los que destaca el buen trabajo de la actriz Lubna Azabal, pese a que su doble papel es uno de los quedan más perjudicados por la dispersión del guión.

  La frialdad con la que decide tratar a los personajes aumenta en tor-no al reencuentro de los protagonistas, cuyos sentimientos disecciona con una arriesgada, pero excesiva, distancia emocional. Para ello, Gérard Depardieu hacía tiempo que no estaba tan contenido, y recuer-da el magnífico actor que es. Catherine Deneuve vuelve a su papel de mujer aparentemente distante que ignora el pasado con gestos signi-ficativos. Al igual que otros grandes cineastas europeos, saca un in-quietante partido a esta imagen, que ella misma fomenta. La compli-cidad entre ambos, en su quinta colaboración juntos, permite que la protagonista de "Belle de Jour" se entregue a su papel sin artificios, asumiendo de tal manera el presente que sus primeros planos no le escatiman ni una arruga, e incluso llega a mostrar evidente disgusto ante ella misma en un espejo.

  Otro elemento esencial es la inspiración de la propia Tánger, ciudad donde llega Antoine, guiño a Paul Bowles y a su “El cielo protector” incluido, declarándose "un viajero, no un turista". Con breves pero certeros detalles muestra su mezcla de culturas, cuestiones como la emigra-ción o la inseguridad, al tiempo que insis-te en el análisis de personas que viven entre dos mundos, tanto interiores como exteriores. A pesar de la irregularidad de los resultados, la sensibilidad y maestría de Téchiné surge, de repen-te, en varias secuencias que contie-nen sus más recordados signos de identidad, en una obra que continúa con su coherente evolución.

Calificación:


Imágenes de "Otros tiempos" - Copyright © 2004 Gemini Films y France 2 Cinéma. Distribuida en España por Vértigo Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Otros tiempos"
Añade "Otros tiempos" a tus películas favoritas
Opina sobre "Otros tiempos" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Otros tiempos" a un amigo

 

OTRAS PELÍCULAS DEL FESTIVAL

De battre mon coeur s'est arrêté (The beat that my heart skipped)     Le promeneur du champ de mars (The last Mitterrand)     Les mots bleus (Words in blue)     Man to man     Provincia meccanica (Smalltown, Italy)

Suscribe tu correo para recibir gratis los boletines de La Butaca:

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

Copyright © 2005 LaButaca.net - Revista de Cine. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.