55ª BERLINALE - Festival Internacional de Cine de Berlín

 

 

 

 

 

 

 

 


 


 


THUMBSUCKER


Dirección: Mike Mills.
País:
USA.
Año: 2005.
Duración: 96 min.
Género: Comedia dramática.
Interpretación: Lou Pucci (Justin Cobb), Tilda Swinton (Audrey Cobb), Vince Vaughn (Sr. Geary), Vincent D'Onofrio (Mike Cobb), Keanu Reeves (Dr. Perry Lyman), Benjamin Bratt (Matt Schramm), Kelli Garner (Rebecca), Chase Offerle (Joel Cobb), Kit Koenig (Sra. Wood).
Guión: Mike Mills; basado en la novela de Walter Kirn.
Producción: Anthony Bregman y Bob Stephenson.
Música: Tim DeLaughter.
Fotografía:
Joaquín Baca-Asay.
Montaje: Angus Wall y Haines Hall.
Diseño de producción: Judy Becker.
Dirección artística: Walter Cahall.
Vestuario: April Napier.
Estreno en USA: 16 Septiembre 2005.
Estreno en España: 2 Junio 2006.

CRÍTICA por Pablo del Moral

  Las modas y los tiempos cambian. Por eso es lógico que ciertos temas o situaciones disfruten de una popularidad pasajera en el cine. En el peor de los casos, nos llega un desfile de películas demasiado similares; pero al menos podemos deducir algo interesante sobre la sociedad cuando examinamos las causas de esas tendencias. En el caso del supuesto "cine independiente", he notado que viene repitiéndose el mismo tema desde hace varios años: el "outsider". La gente inusual, ajena a su entorno o inconforme; el anormal, el segregado, el ignorado... éstos son los nuevos protagonistas. Antes relegados a villanos o bufones, ahora aparecen como personajes centrales cuyos divergentes estilos de vida son aplaudidos y admirados en películas de variable calidad y honestidad. Algunas resultan ser inesperadas joyas en manos de artistas ilustres con genuino talento. Otras se quedan en simples caprichos pretenciosos de cineastas excesivamente ambiciosos o simplemente ineptos.

  Sospecho que la causa de esta tendencia es la pertinaz homogenización de la población a manos de los medios de comunicación que se empeñan en moldearnos como consumidores obedientes y predecibles. Sin duda lo logran, pero quizás una parte del cerebro colectivo añora ese elemento extraño e impredecible que añade sazón a la vida. Y ¿qué mejor medio que el cine para evocarlo de manera controlada e inofensiva? Todos ganamos y nada perdemos. Excepto esa quimera que llamamos individualidad: no existe, pero nadie desea perderla. Bendita paradoja.

  Y hablando de rollos pretenciosos, centrémonos en la película "Thumbsucker": La cinta está basada en la novela de Walter Kirn, y se centra en Justin (Lou Taylor Pucci), un joven de diecisiete años con una curiosa adicción: chuparse el dedo. Quizás haya ocultos motivos psicológicos para ello, pero superficialmente Justin parece un joven perfectamente normal, con los problemas e inseguridades naturales de esa edad. Sin embargo, con ayuda de una improvisada sesión de hipnotismo con su dentista Perry (Keanu Reeves), y modestas dosis de medicinas psiquiátricas, Justin supera su adicción, cambia de actitud y comienza a triunfar en la escuela. No obstante, quizás sus problemas apenas empiezan...

  "Thumbsucker" es una cinta de difícil clasificación. Supongo que ostensiblemente es una comedia centrada en el desarrollo emocional del protagonista, pero creo que en un nivel más profundo la cinta gira alrededor del concepto de "normalidad" y nuestra preocupación por alcanzarla, aun cuando nadie podría realmente definirla. También se tocan ciertos puntos sobre la adicción, no sólo a las drogas, sino a ideas externas que por distintos motivos internalizamos: el éxito, la fama, el triunfo de los padres a través de los hijos...

  Obviamente hay muchas y muy buenas ideas en "Thumbsucker", pero lo que me hace dudar sobre su calidad es la ausencia de enfoque sobre estos temas. Parecería que el director primerizo Mike Mills (entrenado en vídeos musicales y comerciales —y no, no es el Mike Mills que toca en R.E.M.—) decidió dejar libres a sus personajes y limitarse a seguir su desarrollo natural. Este es un enfoque muy respetable, especialmente cuando está respaldado por los excelente actores que integran el elenco, pero también muestra una curiosa falta de visión al no profundizar sobre esas ideas y conceptos. En otras palabras, el cineasta tiene mucho que decir, pero poco talento para expresarlo claramente.

  El resultado es una película con buenas escenas, provocativas ideas y perfectas actuaciones que no logran conjugarse en un todo elocuente y satisfactorio. Entonces, el todo resulta ser menos que la suma de sus partes.

  Aun así siento que la puedo recomendar, pues si bien no expresa claramente su intención, al menos invita al análisis y a la discusión, cosa cada vez más rara en el cine moderno. No niego que sea algo obtusa, pretenciosa y cansada, pero tampoco puedo ignorar su obvia honestidad y el genuino cuidado que pone en la creación de sus personajes. Además, con un elenco que incluye a Tilda Swinton, Vincent D'Onofrio, Kelli Garner y Vince Vaughn, podemos estar seguros de disfrutar competentes actuaciones y creíbles emociones. Vamos, ¡hasta Keanu hace un buen trabajo! ¿Con cuánta frecuencia podemos decir eso?

Calificación:


Imágenes de "Thumbsucker" - Copyright © 2005 Bob Yari Productions, This Is That Productions, Cinema-Go-Go, Bull's Eye Entertainment y Syndicate Films International. Distribuida en España por Manga Films y Karma Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Thumbsucker"
Añade "Thumbsucker" a tus películas favoritas
Opina sobre "Thumbsucker" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Thumbsucker" a un amigo
 

OTRAS PELÍCULAS DEL FESTIVAL

Hitch: Especialista en ligues (Hitch)     In good company     Amor idiota     The life aquatic with Steve Zissou     One day in Europe (Galatasaray-Dépor)

Suscribe tu correo para recibir gratis los boletines de La Butaca:

Copyright © 2005 LaButaca.net - Revista de Cine. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.