LA BUTACA
Revista de Cine

APUNTA  TU CORREO

 
 

Compras de cineFnac

Libro "Soldado de la CIA" (Robert Baer)
LIBRO

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Reseñas de un Butaquero
 


SYRIANA


Dirección: Stephen Gaghan.
País:
USA.
Año: 2005.
Duración: 126 min.
Género: Drama, thriller.
Interpretación: George Clooney (Bob Barnes), Matt Damon (Bryan Woodman), Jeffrey Wright (Bennett Holiday), Chris Cooper (Jimmy Pope), William Hurt (Stan Goff), Mazhar Munir (Wasim), Tim Blake Nelson (Danny Dalton), Amanda Peet (Julie Woodman), Christopher Plummer (Dean Whiting), Alexander Siddig (Príncipe Nasir).
Guión: Stephen Gaghan; basado en el libro "See no evil" de Robert Baer.
Producción: Jennifer Fox, Michael Nozik y Georgia Kacandes.
Producción ejecutiva: George Clooney, Steven Soderbergh, Ben Cosgrove y Jeff Skoll.
Música: Alexandre Desplat.
Fotografía:
Robert Elswit.
Montaje: Tim Squyres.
Diseño de producción: Dan Weil.
Vestuario: Louise Frogley.
Estreno en USA: 23 Noviembre 2005.
Estreno en España: 3 Marzo 2006.

CRÍTICA por Pablo del Moral

  En mi crítica sobre la cinta "La desaparición de Embry" comenté que, si bien Stephen Gaghan era obviamente un guionista muy ta-lentoso (como confirma su trabajo en "Traffic"), su labor como di-rector dejaba mucho que desear. Pues ahora resulta que, dos años después, Gaghan aprendió lo suficiente (probablemente de Steven Soderbergh) como para entregarnos "Syriana", una cinta fascinante por su contenido, relevante por su mensaje y emocionante por su estructura.

 

  Temo escribir una sinopsis, ya que la cinta no sigue una línea narrativa coherente; en vez de ello nos muestra pasajes en la vida de varios persona-jes, algunos relacionados estrecha-mente, y otros sólo tangencialmente, pero todos girando alrededor del pe-tróleo. O, mejor dicho, alrededor de los conflictos que surgen por la des-medida ambición y necesidad que ge-nera este recurso natural. Entre esos personajes están: Robert Barnes (Ge-orge Clooney), un veterano agente de la CIA que orquesta el asesinato de dos traficantes de armas, sólo pa-ra descubrir que un misil se ha extraviado; Bryan Woodman (Matt Damon), analista financiero que, luego de una tragedia familiar, de-cide aceptar un puesto como consultor del Príncipe Nassir (Ale-xander Siddig), heredero de la corona en un país árabe rico en petróleo, el cual acaba de ceder los derechos de explotación a un consorcio Chino; y Bennet Holiday (Jeffrey Wright), un meticuloso abogado que investiga la fusión entre dos enormes empresas petro-leras, que están en gran riesgo debido al contrato que perdieron con el país del Príncipe Nassir.

  Hay muchos (muchos, muchos) más personajes, pero creo que esos cuatro representan los más importantes puntos de vista en el argumento. Y en esos puntos de vista está la riqueza de la pelícu-la, ya que podría haber sido simplemente una fácil lección moral sobre la corrupción que se genera tras la explotación del petróleo; pero en vez de eso, es un elaborado tapiz de motivaciones, ambición, causas y consecuencias que muestran claramente la complejidad de la situación mundial, exacerbada por la continua disminución de las reservas petroleras a nivel mun-dial. Creo que una frase de la película engloba el conflicto comple-to: "El 90% del petróleo restante en el mundo está en el Medio Oriente". ¿Hace falta saber más?

  Es posible que todo espectador trate de incorporar su ideología a la pelícu-la; para algunos será una denuncia de las amorales políticas norteamerica-nas, en su esfuerzo por mantener el control sobre el flujo de petróleo en el Medio Oriente; para otros será una justificación de tales políticas, que en mayor o menor medida mantienen una tensa calma en el mundo occi-dental. Esa es otra de las virtudes de "Syriana"... realmente no hay villanos ni héroes; cada personaje hace lo co-rrecto, al menos en su opinión. Para algunos, lo correcto será cometer ac-tos terroristas. Para otros será explotar los recursos y poblaciones de países enteros, para garantizar la comodidad de unas cuantas naciones. ¿Quién tiene la razón? Es fácil condenar al terrorista que detona una bomba para matar inocentes, pero ¿estamos exentos de culpa al usar nuestros automóviles? ¿O cuando usamos electri-cidad generada por petróleo para ver televisión? ¿O, irónicamente, para ir al cine (en coche, desde luego)? Tal vez me equivoqué cuan-do dije "no hay héroes ni villanos"... quizás, simplemente, no hay héroes y todos somos villanos.

  Pero dejemos ya la política y centrémonos en "Syriana" como magnífica obra cinematográfica. La estructura de la cinta sigue es-trechamente el ejemplo de "Traffic", donde se desarrollan varias his-torias independientes que eventualmente nos muestran las mutuas relaciones entre los personajes o sus acciones. Pero, a diferencia de "Traffic", Gaghan no emplea diversos colores o estilos fílmicos para separar locaciones o subtramas. Eso hace la película más realista y obliga al director a dibujar muy bien sus persona-jes, explicando con trazos económicos pero perfectamente claros sus personalidades e intereses. El elenco está a la al-tura de las circunstancias, y todos ofrecen actuaciones sobresa-lientes; mucha gente se centrará en George Clooney y su "afea-miento", pero todos los actores merecen aplauso, especialmente Alexander Siddig (¡el Dr. Bashir!) como el Príncipe Nassir, Jeffrey Wright como el ambivalente abogado y Christopher Plummer, re-almente temible como uno de los principales manipuladores de las compañías petroleras.

  Si en algo falla "Syriana" es en su excesiva complejidad. Entiendo per-fectamente que su propósito sea mostrarnos una torcida y confusa ca-dena de causas y efectos, pero creo que un poco más de disciplina narrati-va hubiera contribuido mucho mejor al mensaje de la película. Pero, por otro lado, esa complejidad realmente nos obliga a prestar atención y sumergir-nos en la trama, descubriendo lenta-mente las conexiones y relaciones que se van manifestando conforme avanza la película. Entonces, por un lado me gusta que "Syriana" nos pon-ga a pensar, haciéndonos partícipes activos de la trama; pero qui-zás con más claridad su mensaje sería más impactante y eficiente.

  De cualquier forma, "Syriana" es una importante obra cinemato-gráfica que retrata de forma fascinante y más o menos objetiva uno de los sistemas más complejos de la política moderna. Aunque se puede adivinar su posición ideológica, hay que aplaudir su neutralidad y su sincera intención de ilustrar al espectador sobre todo lo que ocurre para que podamos disfrutar de los "benefi-cios" de la civilización moderna. Y aunque la trama sea excesiva-mente compleja, el mensaje final es dolorosamente simple: todos somos culpables.

Calificación:


Imágenes de "Syriana" - Copyright © 2005 Warner Bros. Pictures, Participant Productions, 4M y Section Eight. Distribuida en España por Warner Sogefilms. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Syriana"
Añade "Syriana" a tus películas favoritas
Opina sobre "Syriana" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Syriana" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Apostando al límite (Two for the money)     Sophie Scholl: Los últimos días (Sophie Scholl: Die letzten tage)     Truman Capote (Capote)     Los tres entierros de Melquiades Estrada (The three burials of Melquiades Estrada)     Buenas noches, y buena suerte (Good night, and good luck)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2006 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
..............................................................................................................................................