LA BUTACA
Revista de Cine

APUNTA  TU CORREO

 
 

Compras de cineFnac

Cómic "V de Vendetta" (Alan Moore y David Lloyd)
CÓMIC

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Reseñas de un Butaquero
 


V DE VENDETTA
(V for Vendetta)


Dirección: James McTeigue.
Países:
USA, Reino Unido y Alemania.
Año: 2005.
Duración: 132 min.
Género: Acción, drama, thriller.
Interpretación: Natalie Portman (Evey), Hugo Weaving (V), Stephen Rea (Finch), Stephen Fry (Deitrich), John Hurt (Adam Sutler), Tim Pigott-Smith (Creedy), Rupert Graves (Dominic), Roger Allam (Lewis Prothero), Ben Miles (Dascomb), Valerie Berry (Bane), Sinead Cusack (Delia Surridge), Nathasha Wightman (Valerie), John Standing (Lilliman).
Guión: Los Hermanos Wachowski; basado en la novela gráfica creada por Alan Moore y David Lloyd.
Producción: Joel Silver, Grant Hill, Andy Wachowski y Larry Wachowski.
Música: Dario Marianelli.
Fotografía:
Adrian Biddle.
Montaje: Martin Walsh.
Diseño de producción: Owen Paterson.
Dirección artística: Marco Bittner Rosser, Sarah Horton y Sebastian T. Krawinkel.
Vestuario: Sammy Sheldon.
Estreno en Reino Unido: 17 Marzo 2006.
Estreno en España: 7 Abril 2006.

CRÍTICA por Leandro Marques

  Como planteara “1984”, el famoso y mítico libro de George Orwell —que sirvió además de principal estímulo para la creación de “The Big Brother”, el famoso reality de TV—, es en el seno mismo de un sistema totalitario donde pueden hallarse las herramien-tas más precisas para rebelarse a él. La idea de un sistema político todopo-deroso y verticalista no podría soste-nerse sin una permanente tensión con la idea de una revolución a ese siste-ma. Sin la presencia latente de gru-pos —reales o imaginarios, para construirlos el Estado cuenta con un infinito sistema de medios de difusión— dispuestos a luchar por cambiar el orden establecido, ese orden pierde el espacio vital don-de materializar y ejercer su fortaleza, por hacer sentir su rigor e in-fundir terror. En definitiva, pierde aquello que necesita para mante-nerse y reproducirse. Esta paradójica situación también se vive en la industria cinematográfica de estos tiempos, dominada por las grandes productoras multinacionales, como en este caso Warner Bros, que a medida que más alcance y poder obtienen son también encargadas de ofrecer la posibilidad de que existan películas como las estrenadas hace unos años “Matrix” o “El club de la lucha”, o de servir, como ahora, de viaducto para el nacimiento “V de Vendet-ta”.

 

  Más allá de la coyuntura que sirve de marco a esta película dirigi-da por James McTeigue, que tiene como uno de sus principales puntos de atracción al hecho de que se trata de un guión adaptado por los hermanos Wachowski (realizadores de “Matrix”), es inten-ción de este artículo posar los ojos en lo que respecta al film pro-piamente dicho. En este sentido,  conviene comenzar aclarando que “V de Vendetta” probablemente no se convierta en una nueva “Matrix”, no sólo por carecer de su despliegue visual, innovador en su momento para el lenguaje cinematográfico, sino porque tampoco generará el efecto filosófico de la trilogía protagonizada por Keanu Reeves —básicamente de la primera de la serie—, que marcó de alguna manera la forma de pensar y ver el mundo de toda una ge-neración de jóvenes convirtiéndose de ese modo en un film de cul-to. “V de Vendetta” es una película básicamente romántica, en el sentido de que propone una idea de revolución casi nos-tálgica, más influenciada por aquel visionario libro de Orwell que por la observación filosa y verdaderamente comprometida de los mecanismos actuales de dominación y opresión.

  El argumento de la trama se sostie-ne en un lema que podría expresarse así: "Los cuerpos sangran, mueren, se desvanecen. Las ideas, en cam-bio, no se pueden asesinar como a los hombres, los trascienden”. Un cuerpo totalmente quemado, furioso, con un rostro enmascarado, el de V, el protagonista, es portador de una gran idea, la de la revolución, la de la libertad de expresión y pensamiento, y enfrentará todos los escollos posi-bles para hacerla triunfar, por más que tenga que entregar su sangre por ello. Más allá de este móvil, de su de-seo de cambio y purificación social, la película se llama “de Ven-detta”, y en ese título se incluye otro factor que motoriza la lucha de V. Ese factor es, obviamente, la venganza, la revancha personal contra todos aquellos que formaron parte de su transformación en una especie de monstruo. El film de McTeigue se construye como un relato futurista, que transcurre en una Londres no muy lejana en el tiempo, y está compuesto principalmente por momentos de ac-ción, suspenso y sangre.

  La cinta cuenta con una estética, y un cuidado de las imágenes y de los planos, que permiten reconocer semejanzas visuales con "Matrix". Además, se sostiene a través de una estructura narrativa ágil y dinámica, con picos y caídas en la intensidad del relato, que también puede asemejarse a la trilogía de los hermanos Wachows-ki. La composición de personajes no es un punto fuerte del film: está abocada exclusivamente a hacer conocer de cada uno aquella información funcional a los sucesos de la trama, lo que les quita en definitiva cierta riqueza y amplitud. Otra de las elecciones del relato pasa por recurrir en varias ocasiones al recurso de contar o contextualizar la historia con explicaciones ex-plícitas, en lugar de tratar de que las imágenes cuenten por sí so-las; esto impide un fluir más armonioso de la trama y por momen-tos convierte a los protagonistas en seres demasiado parlantes en lugar de actuantes.

  Más allá de estos puntos, la película logra evolucionar de manera en-volvente y atrapante. Las imáge-nes irradian una atmósfera casi siempre inquietante, y cuando no, al menos entretenida. Ya sea por la fuerza de los personajes centrales, in-terpretados por Hugo Weaving, ex agente Smith de "Matrix", en el rol de V, y la refrescante belleza de Natalie Portman. O bien, por la creatividad del guión. O por la eficacia narrativa de la fusión entre añoranza de ven-ganza, por un lado, y anhelos de liber-tad y cambio social que motorizan al desarrollo de la historia. Además, si se suma a todo esto el des-pliegue de producción, la preocupación por dotar a las imágenes de una identidad visual, puede sostenerse que el film logra salir bien parado del desafío que se propone como tal.

  La posibilidad de la revolución, según el escalofriante final de la novela de Orwell, era más que una utopía. Para estas producciones cinematográficas realizadas por las grandes productoras es un asunto posible. El cine, para Hollywood principalmente, tiene que ser el espacio donde los sueños y la esperanza deben materializar-se. En el cine, el espectador tiene que encontrar una llave que le permita creer que todo es posible. No vaya a ser cosa que pretenda buscar eso en la realidad que lo espera al salir de la sala.

Calificación:


Imágenes de "V de Vendetta" - Copyright © 2005 Warner Bros. Pictures, Virtual Studios, Silver Pictures y Anarchos Productions. Distribuida en España por Warner Sogefilms. Todos los derechos reservados.

Página principal de "V de Vendetta"
Añade "V de Vendetta" a tus películas favoritas
Opina sobre "V de Vendetta" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "V de Vendetta" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Firewall     Munich     The jacket     Aeon Flux     Jarhead, el infierno espera (Jarhead)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2006 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad