Inicio > Bandas sonoras > “Bienvenidos a Zombieland”: David Sardy intenta matar...

“Bienvenidos a Zombieland”: David Sardy intenta matarnos con su música

Escrito por el 10.05.13 a las 7:30
Archivado en: Análisis, Compositores

FichaCartelFotosSinopsisTráilerClipsPreviaCríticasNoticias

David Sardy pertenece a ese numeroso grupo de compositores de cine que provienen de otros campos musicales. Cantante y guitarrista del grupo Barkmarket, a mediados de los 90 se dedicó a producir las obras de otros artistas. “21: Blackjack” fue su primera partitura para la gran pantalla, a la que le siguió “Bienvenidos a Zombieland” (“Ghost Rider: Espíritu de venganza” será uno de sus próximos trabajos).

Desde luego, no es difícil percibir los orígenes de Sardy en la divertida cinta de Ruben Fleischer, encontrándonos con una serie de ruidosas piezas musicales que en ocasiones incluso se superponen a las propias imágenes del filme. No voy a negar que su banda sonora funciona en determinadas escenas de acción o de terror, pero hablamos de pasajes muy breves que no sirven para aprobar un score bastante prescindible.

Calificación: 4/10

En la imagen: Fotograma de “Bienvenidos a Zombieland” – Copyright © 2009 Columbia Pictures, Relativity Media y Pariah. Fotos por Glen Wilson. Distribuida en España por Sony Pictures Releasing de España. Todos los derechos reservados.

Los comentarios está cerrados.



Los comentarios están cerrados.

 
Estrenos Trailers Enlaces Facebook     Twitter     Instagram                   
Destacado:  Agencia de comunicación y marketing de cine - Valencia

© LABUTACA.NET - C/ Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.