Inicio > Bandas sonoras > Música y cine: una conflictiva evolución

Música y cine: una conflictiva evolución

Escrito por el 26.10.07 a las 6:28
Archivado en: Compositores, Historia

Incluso cuando el cine sonoro aún no se había inventado, la música era una parte importante de cualquier sala o teatro que exhibiera una obra muda (así, se utilizaban gramófonos, pianistas y hasta pequeñas bandas que amenizaban el visionado de la película en cuestión, si bien es cierto que este recurso también se empleaba para mitigar el ruido que generaban las bobinas de estos filmes). A partir de la década de los 30 (Erich Wolfgang Korngold, Max Steiner) y, posteriormente, en los 40, 50 y 60 (Alfred Newman, Dimitri Tiomkin, Miklós Rózsa, Franz Waxman, Bernard Herrmann, Victor Young, Nino Rota, George Delerue, Henry Mancini, Alex North, John Barry), grandes compositores crearon sobresalientes partituras que aun hoy son reconocidas por el gran público. Por supuesto que en años venideros se escribieron bandas sonoras de parecida calidad, pero también es verdad que se produjo un cambio en la sociedad y, por ende, en los gustos del público, de ahí que el sinfonismo de mediados del siglo XX tan sólo se mantuviera latente hasta que, allá por los 70, John Williams lo recuperara en un título tan relevante para la Historia del Cine como “Star Wars. Episodio IV: Una nueva esperanza”.

Poco después se inició otra revolución, empleándose con mayor frecuencia los elementos electrónicos e incluso combinándolos con la orquesta. Actualmente, la música de cine no atraviesa uno de sus mejores momentos. Los compositores más veteranos (Jerry Goldsmith, Elmer Bernstein) ya se han ido o no parecen tener cabida en el Hollywood contemporáneo (Ennio Morricone, Maurice Jarre). Otros autores han perdido la chispa de hace unos lustros, mientras que los nuevos valores tienen que acomodarse a las exigencias de una industria que limita su creatividad (de hecho, no son pocas las bandas sonoras originales que podrían utilizarse indistintamente en producciones de semejantes características).

Resultan llamativas las anécdotas que han sucedido con ciertas composiciones, desde la sustitución de Gabriel Yared en “Troya” por James Horner, ya que el trabajo del primero sonaba a demasiado “viejo” y no terminaba de convencer al estudio, hasta las fricciones de Danny Elfman con Sam Raimi en “Spider-Man 2″, por no hablar de lo que se ha hecho con la música de “300″, donde se introducen sin reparo alguno temas pertenecientes a “Titus”, de Elliot Goldenthal. Pero a pesar de este desalentador panorama, siempre estaremos atentos a las nuevas propuestas de, por ejemplo, James Newton Howard, Thomas Newman, Hans Zimmer, Alan Silvestri, Howard Shore, David Arnold, Alan Menken, Joe Hisaishi, Patrick Doyle, Jan A.P. Kaczmarek, Alexandre Desplat, Mark Mancina o Roque Baños, porque en cualquier momento nos pueden regalar una de esas piezas en las que las imágenes y las notas musicales se fusionan casi a la perfección. Por instantes como ésos, merece la pena afinar nuestros oídos para descubrir estas futuras joyas.

En las imágenes: Cartel de “Star Wars. Episodio IV: Una nueva esperanza” – Copyright © 1977 Lucasfilm Ltd. Todos los derechos reservados. Cartel de “Spider-Man 2″ – Copyright © 2004 Sony Pictures Releasing de España. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no tiene por qué coincidir necesariamente con la de los responsables de esta web.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)

(opcional)



3 - Joaquín R. Fernández - 4:21 - 02.11.07

Sí, Manuel, cierto, son muchos los que dicen que, cuando uno no se percata de la presencia de la música en un determinado filme, es que su autor ha hecho un buen trabajo. Personalmente no estoy de acuerdo con esa posición y, de hecho, hay numerosas partituras que consiguen mejorar ciertas escenas de una película (no obstante, eso es algo que hoy en día no se da con mucha frecuencia). Tienes razón en lo que respecta a Alberto Iglesias, si bien mencioné a un compositor español como Roque Baños porque me atraen más sus trabajos. ¡Saludos!



2 - Manuel Márquez - 10:29 - 01.11.07

Pues te he de reconocer que, en mi caso, compa Joaquín, y por motivos que se me escapan (porque la música es algo que me gusta, y mucho), soy de ésos que no prestan apenas atención a la banda sonora de las pelis (aunque eso, según se mire, y conforme a algunas teorías al respecto, debe ser mérito de los músicos de cine, y no defecto mío…). De todos modos, aún así, y en líneas generales, creo que das una visión global bastante acertada del tema, y, si acaso, entre los nombres que mencionas al final como referentes actuales, hubiera añadido, quizá (insisto, no estoy muy al tanto…), a Alberto Iglesias. Felicidades, en todo caso, por la recensión.

Saludos.



1 - Rosenrod - 1:00 - 27.10.07

Tienes toda la razón. De todas maneras, aún existe un hueco, dentro del adocenamiento, para las grandes bandas sonoras; y si no, al ejemplo de lo que Newton Howard, por poner un ejemplo, hace en las películas de Night Shyamalan me remito.

Un saludo!



 
Web de cine Más secciones Archivo de películas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Spider-Man: Homecoming | Inside

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.